¡Se puso a llorar! Hernán El Loco Montenegro se quebró hasta las lágrimas con un video especial: «Mis hijos me dieron estos regalos que son mis nietos» – Revista Para Ti
 

¡Se puso a llorar! Hernán El Loco Montenegro se quebró hasta las lágrimas con un video especial: "Mis hijos me dieron estos regalos que son mis nietos"

El ex jugador y participante de MasterChef se emocionó al ver un video de sus nietos en Los Mammones. "Mis hijos fueron tres regalos y ellos me dieron otros regalos que son mis nietos", expresó.
News
News

Jey Mammon sorprendió a Hernán El Loco Montenegro con un video de sus nietos. "Te extrañamos mucho, te amamos mucho", le dijeron Santino y León. Y después apareció Pedro, el mayor de sus nietos: "Te extraño mucho, sabés que te quiero mucho, te amo mucho. Gracias por bancarme en las cosas que te pido a veces y por todo lo que charlamos".

Emocionado hasta las lágrimas y con la voz quebrada, Montenego dijo: "¡Gracias!". Y secándose las lágrimas detalló: "Mis nietos... León y Santino, y Pedro. Faltan Reichu y Juana y Ela, que es mi última nietita".

Luego comentó: "La vida me dio tres regalos que fueron mis hijos y ellos me dieron estos regalos que son mis nietos. Para mí fue muy difícil. Fui padre a los 19 años. Muy joven... De moverte con hijos muy perqueños, siendo joven. No lo hablo desde la victimización, no nací para ser padre".

El Loco Montenegro se quebró al hablar de sus hijos y nietos.

Contó que de su primer pareja tuvo 3 hijos y con la segunda, ayudó a criar a los 2 hijos de ella, a los cuales considera como si fueran propios. "Vine a ser una vida muy personal, por eso digo que son un regalo. No sé ser papá. Hice lo mejor que he podido", se justificó.

Y aclaró: "Es muy difícil ser hijo mío. Me hubiera gustado ser mejor padre. Mis hijos han sufrido horrores. Sería un imbécil no darme cuenta que he hecho mucho daño. Fui tóxico para la gente que me rodeaba", dijo refiriéndose a su adicción a las drogas.

"He estado en momentos muy dificiles de mi vida, donde mis hijos y mi ex pareja lo han sufrido. Estar al lado de un adicto es muy difícil. Ser hijo de un tipo como yo... Mis hijos tienen un perfil súper bajo, porque yo tenía un perfil altísimo. Papá no estaba, iba y venía, y no pude abandonar mi forma de vivir", expresó todavía conmovido. "Lo hablo del corazón, disculpen", se sinceró.

Contó que no consumía en su casa, que se iba dos o tres días a un hotel para alejarme de su familia. "Me di cuenta que había tocado fondo. Dejé a mi familia y me fui a Venezuela. Y cuando volví me fui al campo de un amigo por 60 días. Yo compré 100 gramos de cocaína y dejé la bolsita sobre la mesa, dije "o me mata ella o me mato yo". Empece a hacer deporte, y a correr. O empezaba un camino nuevo o me la ponía todo y chau, se murió papa", aseguró.

Y confesó que empezó a dejar la adicción porque "tenía vergüenza. No podía mirar a mis hijos a los ojos, ni a mi compañera. La dañé. Me tengo que hacer cargo. Hay que hacerse cargo", cerró aún con la mirada nublada por la emoción.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig