Así es la familia de Hernán «El Loco» Montenegro: tiene tres hijos, seis nietos y reconoció que fue «un padre bastante ausente» – Revista Para Ti
 

Así es la familia de Hernán "El Loco" Montenegro: tiene tres hijos, seis nietos y reconoció que fue "un padre bastante ausente"

Fue uno de los participantes de MasterChef Celebrity de los que menos se conoce su vida privada. Él mismo en uno de los episodios del reality habló de sus hijos y reconoció que por su dedicación al deporte, "una cosa que me quedó en el tintero el tema de la falta de tiempo y la distancia". Ahora habló de ellos en Los Mammones y en la mesa de Juana Viale.  
News
News

El ex jugador de básquet no muestra a sus hijos ni habla mucho de ellos. Pero en uno de los programas de MasterChef Celebrity, conmovido por la emoción, recibió una carta de ellos y se disculpó por haber sido un padre ausente. Ahora en Los Mammones volvió a hablar de su familia.

Esto dijo en el programa de Juana Viale:

En ese momento, comentó: "Mis tres hijos me escribieron… Me hacen recordar que les gustan los guisos que les preparo, así que vamos a ir por ahí. He sido un padre bastante ausente, desgraciadamente. Si bien hasta que tuvieron una cierta edad viajaban conmigo, después por un tema de escuela y eso estuve bastante ausente". Y aclaró que: "La vida me dio la oportunidad igual. Yo tengo a mis tres hijos biológicos, después tuve una segunda pareja y ayudé a criar dos más, y ahí creo que pude emparejar. Siempre fue una cosa que me quedó en el tintero el tema de la falta de tiempo y la distancia".

En MasterChef, El Loco se animó a hablar de sus hijos. Foto: IG

Admitió ser "mejor abuelo que padre". Y expresó: "Cometí muchos errores en la vida que han afectado la vida de ellos, pero por suerte me han regalado el regalo del regalo, porque el primer regalo son los hijos y el segundo son los nietos. Yo trato, en la medida que puedo, de no fallarle a mis nietos".

Lo que pocos conocen es que El Loco tuvo tres hijos con su primera mujer, Fabiana, con quien vivió en Bahía Blanca. Primero nació Antonella; luego llegó el varón, Nayi; y por último, Erika (sí, así con "k").

En una entrevista que el deportista dio al Gráfico en el año 1997, habló con orgullo de la madre de sus hijos porque fue quien lo ayudó a salir de la adicción a las drogas y al alcohol.

"Fabiana es un monstruo. Si estoy vivo, se lo debo a ella, es una mina que está más allá del bien y del mal. La conocí en 1985 y ya me aguantó doce años. Cuando tendría que haber hecho los bolsos y decir basta con este tarado, se sentó a mi lado y me confesó: "Yo no te voy a abandonar, pero necesito que pongas algo de vos…" Ella hizo los contactos para que fuera a Alcohólicos Anóminos en Bahía Blanca…", contó en aquella oportunidad.

Y siguió contanto: "La primera vez fui con Fabiana, en Bahía Blanca, y después me atreví a ir solo". Y en aquella entrevista admitió haber actuado mal para con sus hijos: "Mis hijos cambiaron mucho... Dejaron de tenerle miedo al padre. Evidentemente el padre era un animal, un oso, qué sé yo. Mis hijos nunca tuvieron actitudes malas hacia mí, pero ahora me doy cuenta de que habían empezado a tomarme miedo. Es que en mi casa últimamente tenía la mamona, era un ente. Entraba, me tomaba una botellita, me acostaba a dormir, me levantaba, me tomaba otra y otra vez a la cama. La que más sufrió fue mi hija mayor, Antonella.

El Loco con Nayi cuando era chiquito. Foto: IG

En medio de aquella entrevista, en un momento, presentó a Nayi que tenía 9 años. "Es el hijo del medio, entre Antonella y Erika. Está claro que vivir a la misma velocidad que su padre trae algunos problemas. Por el momento, hoy no se acostará temprano. Hernán le pasa su mano izquierda por la cabecita. "A su edad yo era igual, tímido, sumiso, muy introvertido. Pero vivía feliz..."

La emotiva carta que le dedicó su hijo

Nayi es quien le dedicó una carta especial que su papá compartió en su cuenta de Instagram. Dice así:

"Carta de un #HIJO a un #PADRE
Fuiste un adelantado en muchos aspectos, y como todo individuo con cojones, tuviste y tendrás que afrontar la inmensa responsabilidad de aún hoy seguir defendiendo tus propias batallas. Hay que tener mucho huevo para elegir de qué manera vivir, sabiendo de antemano que esa decisión va a llevarte por caminos repletos de caídas y trastornos del sueño.

Yo te banco porque siempre fuiste de frente y te cagaste de risa ante cada chichón que alojaste en tu inmensa cabeza. Tenías 14 años, chabón. Catorce tiernos años y un hambre voraz por el mundo, la vida y las estrellas. Algunos podrán decir que echaste a perder tu oportunidad. Yo lo veo de otro modo: Viviste CIEN vidas, te empapaste del mundo subiendo a una estrella y te diste cuenta que semejante distancia era al pedo.

Tenés una cruz que muy pocos comprenden… es jodida la vida cuando uno no se siente cómodo en ningún sitio, y la vida te azota y te quita el asombro… Por ser pendejo, por ir a fondo, qué se yo por qué será.. pero es
SOS Y SEGUIRÁS SIENDO

Disfrutá lo que lograste, no reniegues de eso (hiciste cosas muy grosas) y seguí enarbolando tus banderas como se te cante el forro de las pelotas. Alguna vez te escuché decir que vos no querías que nadie te contara de qué va la vida y que eras vos quien quería escribir el libro. Para mi que ya tenés escritos como 4 tomos… Nunca te olvides de lo que sentiste cuando estabas sentado en el banco y te dijeron ''Dale, perro… entrá"
Te amo, viejo".

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig