La historia de amor de Cindy Crawford y Richard Gere: se conocieron en la cúspide de sus carreras, eran la pareja «it» de Hollywood y se casaron de imprevisto en Las Vegas – Revista Para Ti
 

La historia de amor de Cindy Crawford y Richard Gere: se conocieron en la cúspide de sus carreras, eran la pareja "it" de Hollywood y se casaron de imprevisto en Las Vegas

La supermodelo y el actor del momento, en los noventa, tuvieron uno de los noviazgos más populares de aquel entonces y cautivaban a todos en cada aparición que hacían. Pero la exposición mediática y la diferencia de edad fueron dos factores que fueron desgastando la relación, que terminó en divorcio en 1995.
News
News

Además de la moda y de la música, los años noventa nos dejaron varios romances inolvidables. Y el de Cindy Crawford y Richard Gere fue uno de ellos. Mientras ella era una de las favoritas de las marcas de Alta Costura y era uno de los motivos por los que se acuñaba el término "supermodelo", él era uno de los actores más cotizados de Hollywood y uno de los más queridos por el público.

Foto: IG

Se conocieron en un almuerzo, en 1988. Cindy de 22 años, tenía su agenda laboral recargada y se había tomado unos días de descanso y fue invitada comida al aire libre en la casa de un amigo. En esa reunión uno de los invitados célebres era Richard, de 39, quien disfrutaba del bueno momento que le habían propinado sus roles protagónicos en Mujer bonita o American gigoló. El flechazo fue mutuo e inevitable y la relación amorosa comenzó a los pocos días.

Foto: IG

En aquel entonces habían surgido rumores sobre la supuesta homosexualidad del actor y, cuando el romance se hizo público, algunos lo atribuyeron como una movida de prensa para desmentirlo. Todavía el contexto social y cultural admitía este tipo de prácticas, ya que no se visibilizaban realidades que hoy no se podrían esconder, sobre todo con respecto al género.

Foto: IG

No obstante, la pareja fue, sin dudas, una de las favoritas de la prensa, que seguía paso a paso las etapas de la relación. La boda llegó el día menos pensado y de la manera menos tradicional: no hubo vestido, tampoco alianzas. Dicen que intercambiaron unos anillos improvisados con papel de aluminio. Herb Ritts, el fotógrafo y amigo en común que los había presentado, recuerda de aquel día: “Cindy me llamó y me dijo: Richard me propuso matrimonio hace dos horas. Volamos a Las Vegas en media hora y tienes que venir. Me quedé estupefacto, pero era la mejor manera para ambos, porque no habría todo el alboroto. Realmente se trataba de solo ellos”.

Foto: IG

Contaban que les gustaba pasar tiempo juntos, cocinar, ir a restaurantes, poco más. Cuando se les veía juntos en locales de Los Ángeles o Nueva York o posaban juntos en alfombras rojas levantaban un interés ineludible.

Paradójicamente, la pareja fue sufriendo el desgaste de tener el ojo mediático encima. Y otra cosa que les jugaba en contra era la diferencia de edad, ya que con el tiempo se fueron dando cuenta de que querían cosas diferentes.

Tenían varias cosas en contra que hicieron que en 1995 anunciaran su ruptura a través de un comunicado de prensa. Luego, cada cual continuó con su vida, formaron otras parejas y fundaron sus respectivas familias con hijos que ya son adolescentes.

Foto: IG

Al cumplir sus 50 años, la modelo decidió escribir sus memorias y hizo varias revelaciones de la relación y de cómo terminó, por ejemplo, que tras el divorcio se sumió en una severa depresión que la llevó a comenzar una terapia para poder salir a flote. En el capítulo dedicado a ese momento de su vida, dice: “Aprendí mucho de Richard. Aprendí a cómo ser famosa. No es algo que quiera compartir. Si sintiera que hay mucho beneficio que pudiera salir de esto, quizá compartiría más, pero no creo que haya nada que a otra gente le pueda servir. Quería ser respetuosa”.

Foto: IG

Luego expresó que el fin de este amor se debió a la falta de romanticismo, a lo efímero de lo compartido pero también a los tiempos que vivían, una vorágine repleta de compromisos laborales por sus carreras en ascenso.

Foto: IG

Con recuerdos de todo tipo sobre este período de su vida, Cindy rememora con alegría y también da cuenta de su presente positivo junto a su actual marido, el empresario Randy Gerber, son padres de dos hijos e inauguraron una sociedad inmobiliaria que invierte en bienes raíces en la costa azul. Se casaron en un lujoso yate, compartieron una soñada luna de miel en Bahamas y quisieron tener hijos a la inmediatez.

Con la maternidad, Cindy se abocó más a su familia y al respecto reflexionó en su producción literaria: “Mi cintura es más ancha, mis senos han perdido parte de su frescura y con frecuencia tengo ojeras por falta de sueño pero soy muy feliz”.

En cuanto a Richard, en 2000 se convirtió en padre de Homer junto a su pareja de aquel entonces, la actriz Carey Lowell, de quien se separó en 2014. Más tarde, ese mismo año conoció en unas vacaciones en la Costa Amalflitana a quien es hoy su actual esposa, Alejandra Silva, una publicista española con la que tuvo dos hijos más: Alexander, de dos años, y un bebé que nació durante la pandemia cuyo nombre aún no fue revelado públicamente.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig