Elba Marcovecchio: "La segunda vez que lo ví a Jorge (Lanata), sentí algo increíble… no sé si él me amará así, pero yo sí" – Revista Para Ti
 

#Protagonistas, Elba Marcovecchio: "La segunda vez que lo ví a Jorge (Lanata), sentí algo increíble... no sé si él me amará así, pero yo sí"

A los 45 años, Elba Marcovecchio está atravesando uno de los momentos más felices de su vida, casada desde hace seis meses con Jorge Lanata y al mando de una exitosa carrera profesional. Sin embargo, esta abogada que representó a figuras del ámbito artístico como Flor de la V y Claudia Villafañe, tuvo que hacerse fuerte desde niña para superar pérdidas que la marcaron profundamente. De su lucha, su pasión y sus sueños es lo que habla en esta nota.
News
News

Sensible, delicada. Pero también aguerrida y luchadora. Así la vimos a Elba Marcovecchio, abogada, 45 años, mamá de Valentino (14) y de Allegra (12) y desde abril pasado, esposa de Jorge Lanata (62). En esta nota, esta mujer muy trabajadora, que admite no saber cocinar pero que ha defendido en los Tribunales a famosas como Flor de la V, Valeria Lynch y Claudia Villafañe entre otras personalidades, revela que su vida no ha sido un lecho de rosas, aunque ahora está pasando un gran momento.

Siendo niña perdió a su papá, un referente en su vida, muerte que fue sinónimo de privaciones para la familia que integraba junto a su mamá y sus tres hermanos. Sin embargo, la garra pudo más y a los 21 se recibió de abogada en la Universidad de La Plata y ya establecida, se casó.

Pero la felicidad duró poco y cuando sus hijos eran muy chicos, quedó viuda, comenzando a transitar uno de los momentos más tristes de su existencia. El presente, sin embargo, la encuentra plena, muy enamorada y soñando con un futuro con más verde y más viajes. Con ustedes, Elba.

-En octubre cumplís 6 meses de casada con Jorge (Lanata). ¿Cómo fueron estos primeros meses de matrimonio?

-Hermosos, por suerte me conocía y nunca esperó que cocinara ni que hablara de política, aunque confieso que espero para los próximos meses que venga a la cancha a alentar a Estudiantes...

-¿Qué te gusta y que te enoja (o no te gusta tanto) de la convivencia con Lanata?

-Me gusta su humor y cuando me consiente, es mi debilidad. Me enoja que no grite los goles de Estudiantes... insisto: no pierdo las esperanzas.

- Hablás mucho de Estudiantes de La Plata... ¿sos futbolera? ¿Vas a la cancha?

- ¡Si, soy re hincha de Estudiantes! Pero no voy mucho a la cancha. Generalmente va Valentino con mi hermano Sergio, que es un plan hermoso para ellos.

Querer compartir la vida con alguien

-Con respecto a tus hijos, alguna vez contaste que Jorge es el único hombre que han conocido desde la muerte de su papá. ¿Habías tenido parejas previamente, desde tu viudez hasta conocer a Lanata? ¿Y por qué sí les presentaste a Jorge?

-Es difícil conceptuar el término de "pareja", pero para mí es cuando ya trasciende el salir con alguien, por más que salgas con exclusividad a tener proyectos, a querer compartir tu vida. En ese sentido, Jorge fue el único y por eso se lo presenté a mis hijos.

-Con respecto a la casa: hace un mes decidieron mudarse juntos, después de vivir en casas separadas. ¿Por qué tomaron la decisión y cómo se adaptaron mutuamente?

-Sí, aún no lo concretamos, pero la decisión devino por lo bien que estamos juntos.

La decisión de ser abogada

-Hablame de vos: ¿cuándo decidiste que querías ser abogada?

-Desde muy chica, recuerdo una imagen sentada en el regazo de mi papá mostrándome los planos de una fábrica y me pregunta, ¿vas a ser ingeniera, no? Nooo, le digo, abogada… como Petrocelli. Nunca tuve dudas.

-Perdiste a tu papá siendo muy chica. Hablame de esa etapa de tu vida, cómo eras en la infancia y cómo te marcó la muerte de tu padre.

-Sí, era muy chica, él se enferma a mis cuatro o cinco años y fallece cuando recién cumplía nueve. Fue muy duro. En momentos como ese aprendés lo que es perder de verdad, pasamos a que una Coca Cola se abriera para un cumpleaños, pero lo único que extrañaba era a mi papá.

Mi mamá siempre fue muy dulce y nos educó bien, nos hizo crecer fuertes sin victimizarnos, de hecho no nos ayudaba a hacer las tareas para que aprendiéramos a valernos por nosotros mismos, una gran maestra.

El momento más duro de su vida

-También viviste una pérdida que te marcó mucho, cuando murió tu primer marido. Contame, ¿qué le pasó y cómo fue tanto para vos como tus hijos?

-Sí, fue hace diez años, en agosto de 2012. Diez meses antes, en un día lo diagnostican y me dan el pésame a las 11 de la noche. Todo lo que siguió fue tan intenso y tan profundo que atravesamos todos los estados. Los chicos eran dos bebés, fue muy duro decirles que su papá no iba a volver, pero no les podía mentir. Te juro que en ese momento querés mentirles, los ojos de Valen me pedían que le dijera que eso no era así…

Me concentré en ellos y en el trabajo, me disocié, no podía sentir, sentir dolía, pero mis hijos me necesitaban, no me importaba nada de mí. Poco a poco conecté con el alma, en un proceso lento que costó un año y medio sacarme la alianza.

Su historia de amor con Jorge Lanata

-Volviendo a Jorge, contame cómo comenzó la historia de amor y por qué desde el principio sentiste que él era el hombre indicado.

-Comenzó la segunda vez que lo ví. La primera vez no lo había visto, estaba trabajando y lo único que me importaba era mi defendida y sólo miraba lo linda que estaba vestida. Pero la segunda vez que lo ví a Jorge, ahí lo ví, sentí todo de inmediato. ¿Química? Algo increíble que se da cuando amás, no sé si él me amará así, pero yo sí jajajaja.

-¿Cómo es Elba Marcovecchio puertas adentro? ¿Cómo te describís? ¿Sos de quedarte pijama cuando no trabajás?

-¡De pijama lindo por supuesto! No sé cocinar, no sé lavar, ni tender la cama, pero sí que la vida sea divertida. Cuando vienen amigas de mis hijos, no cocinamos cookies, nos divertimos en el vestidor y adoro ver las caras, adoro que se prueben todo y ¡cuanto más brillos mejor!

Fanática de los zapatos... y de Gino Bogani

-¿Te gusta la moda?

-Me encantan los zapatos, mis favoritos son las sandalias y los stilettos de taco súper finito. La moda me divierte mucho, disfruto vestirme incluso para ir a trabajar y admiro a los diseñadores creativos como Gino Bogani, que es lo más. Me hizo el vestido de novia y en la entrega de los Martín Fierro a la radio me voy a poner un diseño de él.

Disfruto mucho la moda. También me gusta mucho lo vintage, me parece que es un concepto no solo divertido, ya que salís de lo qué hay en mercado actual, sino que también es sostenible.

Fines de semana en familia

-¿Cómo son los fines de semana para la pareja? ¿Qué hacen? ¿Salen en familia o solos? ¿O prefieren quedarse en casa a ver series?

-De todo, salimos y otras veces nos quedamos viendo series, ahora estamos viendo Breaking Bad que yo no la había visto... A propósito qué lindo sería que les enseñen química a los chicos con experimentos.

-¿Cocinás o pedís delivery?

-Un día Allegra me dice "mami venís cansada del trabajo no cocines". Ante tanta generosidad le pregunto, ¿no te gusta mi comida? "No", me contesta sin dudarlo. "La comida de Luci es más rica". ¡Lo más lindo de todo es que es cierto!

Acerca del futuro y los sueños

-¿Cómo te ves de acá a 10 años?

-Feliz, con más tiempo libre, me veo más en el verde aunque sea unos días y Jorge escribiendo. Amo verlo escribir, cómo lo disfruta. A los chicos en sus carreras felices, el trabajo dignifica y el estudio da alas.

-¿Un sueño pendiente?

-Viajar, nunca pude viajar lo que quería por distintos motivos, jajaja. No tuve una vida fácil, pero al final hay recompensa, como decía (Gustavo) Cerati.

Producción: Marité Rizzo.

Fotos: Alejandro Carra.

Video y Edición: Manuel Adaro.

Maquilló y Peinó: Jose Becu (@josebecumakeup)

Agradecemos a Boycapel.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig