Deco

Para disfrutar con los cinco sentidos

ESPACIO LLUM VELAS. Fabricadas en forma artesanal, con ingredientes 100% naturales y amigables con el medioambiente, las velas de Llum Casa Perfum inundan los ambientes con las mismas fragancias que se utilizan en la perfumería fina. Sus envases para reutilizar son otro atractivo de la propuesta. Un lujo sustentable.
Melina Izarraga, al frente de Llum Casa Perfum, una artesana de las velas.

Las velas aromáticas son uno de los objetos decorativos más completos: suman desde lo sensorial, aportan una suave luz y, con sólo encenderlas, tienen el poder mágico de cambiar el clima de un ambiente por completo. Melina Izarriaga, creadora de Llum Casa Perfum y maestra artesana en este métier, lo confirma: “Más allá de la fragancia, creo que encender una vela puede ser una forma de sentirse acompañado, es un modo de vida. Por eso hay velas para cada ambiente de la casa”.

Las velas y sus bonitos contenedores de vidrio. Son 100% artesanales, fabricadas con cera de soja y aceite de coco y combustionan lentamente, a baja temperatura

Las velas de Llum están fabricadas artesanalmente con cera de soja y aceite de coco y perfumadas con fragancias importadas, confeccionadas en exclusiva por un perfumista que fabrica sus propios blends. Este dato no es menor: por ser una materia prima natural, la cera de soja produce un 90% menos de hollín que la parafina (un derivado del petróleo, ingrediente principal de las velas tradicionales) y combustiona lentamente, a baja temperatura. Por este motivo, el aceite que se produce en la superficie una vez encendida la vela se puede utilizar para realizar masajes corporales o como bálsamo humectante para manos, talones, codos, etc. Una vela, dos usos. O tres, porque la propuesta de Llum no termina ahí. Diseño y sustentabilidad se unen en sus envases, especialmente pensados para ser reutilizados. Con sus variadas formas, estos frascos de vidrio diseñados por Melina y fabricados artesanalmente, devienen entonces en floreros, contenedores de líquidos o especias o envases de alimentos varios, como la miel. Sus diferentes formatos tienen un porqué: los hay cónicos, ideales para usar en espacios abiertos ya que el formato impide que el viento los apague; también hay tipo bombé, ideales para decorar mesas bajas.

El showroom de Llum Velas está ubicado en La Lucila.

En cuanto a los perfumes, predominan los aromas florales: nardo o jazmín, rosas con un toque de cedro, todos indicados para acompañar ambientes espaciosos como el living, el comedor o una galería. Las fragancias cítricas también dicen presente, y como tienen el poder de neutralizar olores van bien en cocinas, baños y toilettes. El carácter neutro de algunos blends, como lotus o hibiscus, los hace adaptables a todos los espacios. Y los más dulces, como las fragancias de vainilla, sándalo y coco, se llevan muy bien en habitaciones infantiles.

También se pueden encontrar difusores varios y aromatizadores textiles y de ambientes.

En la página web www.llumvelas.com podés conocer la línea completa de la marca, que suma además otros productos, como los aromatizadores textiles y de ambientes en spray, los difusores en distintas fragancias y en diferentes contenedores y accesorios varios (campanas de vidrio, palillos de madera prendevelas). Además, brindan una serie de tips para optimizar la vida útil de las velas: sugieren, por ejemplo, prenderlas siempre con fósforos, dejar que se derrita totalmente la superficie antes de apagarlas para evitar la formación irregular, y cortar el pabilo usado evitando que caiga sobre la vela.

Textos: Florencia Bocalandro/ Producción: Mery de la Cruz/ Fotos: Maxi Didari.

Notas relacionadas

Bitnami