Belleza

10 tips para cuidar tu piel en verano

Con la llegada del calor solemos mostrar más nuestra piel y es importante cuidarla bien para evitar que se lastime. La dermatóloga Clara Hernández Gazcón nos cuenta qué hacer.
Piel cuidada. Foto: 123rf
  • 1: La hidratación es clave. Con las altas temperaturas la piel puede deshidratarse, por eso es importante hidratarla adecuadamente. Muchas veces asociamos la ingesta de agua con la hidratación de la piel; si bien es clave una buena ingesta de líquidos en el verano, es importante aclarar que la hidratación de la piel requiere de tópicos locales más que de la ingesta por vía oral. Por eso es importante agregar tónicos en el caso de las pieles grasas o mixtas y cremas hidratantes en el caso de las pieles más secas.
  • 2: Utilizar protector solar para proteger la piel de las radiaciones solares es sumamente importante todo el año, pero sobre todo en el verano. Las radiaciones UVA son las responsables de las alergias solares y del fotoenvejecimiento mientras que las radiaciones UVB provocan las quemaduras solares. Ambas radiaciones generan daño en nuestro ADN y provocan cáncer de piel, por eso es importante generar el hábito de colocarse y renovarse el protector solar tanto para evitar sus efectos inmediatos cómo sus efectos a largo plazo. A la hora de elegir el protector solar debemos tener en cuenta que estén cubiertas las radiaciones tanto UVA como UVB y que el factor de protección sea 50+ (que nos garantiza el bloqueo del 98% de las radiaciones solares). Hoy en día existe una variedad de opciones para todos los tipos de piel.
  • 3: Durante el verano la limpieza facial adquiere un rol clave ya que debido a la transpiración, el maquillaje, el protector solar y la contaminación diaria a la que estamos expuestos se generan residuos que pueden quedar sobre la piel, tapar los poros y generar puntos negros y brotes.
  • 4: La exfoliación tanto facial como corporal es necesaria durante el verano para estimular el proceso de regeneración celular y eliminar las células muertas. Cabe destacar que las exfoliaciones deben realizarse de noche y de forma suave.
  • 5: La ropa también es importante durante el verano, no sólo porque utilizar prendas livianas es importante para sufrir menos los efectos del calor sino también porque los colores que usamos pueden atraer o reflejar las radiaciones del sol. La ropa blanca que se sugiere habitualmente utilizar refleja más las radiaciones, por eso la piel que no está cubierta por la ropa va a tener mayor radiación por el reflejo y es importante cuidarla con protección solar. En el caso de la ropa oscura, que atrae las radiaciones, genera más calor al tenerla puesta pero al no reflejar las radiaciones la piel que no está cubierta tiene menor radiación. La textura y el material de las prendas que usamos también es importante ya que hay prendas que permiten una mayor filtración de las radiaciones que otras. Existen hoy remeras y sombreros con filtros UV, ideales sobre todo al momento de cuidar a los chicos del sol ya que aumentan la protección frente a las radiaciones y son sumamente prácticas a la hora de retocar el protector solar.
Piel cuidada en verano. Foto: 123rf
  • 6: El uso de sombreros y anteojos es clave como medida extra de protección. Si bien no debe reemplazar el uso de protector solar, la combinación de estos elementos con el protector garantiza una mayor protección de zonas sensibles como los párpados y el cuero cabelludo.
  • 7: Los horarios de exposición al sol deben tenerse en cuenta ya que el daño que generan las radiaciones solares de 11 a 16 es mucho mayor. Si bien es importante buscar reparo en la sombra, hay que tener en cuenta que las sombrillas y carpas a las que estamos habituados en argentina no filtran la totalidad de las radiaciones por lo que la protección que ofrecen es parcial.
  • 8: Las aguas termales son los grandes aliados en esta época del año, sobre todo para aquellos que tienen piel sensible o rosácea. Lo ideal es tenerlas en el bolso de mano para que estén rápidamente al alcance cuando sentimos la piel tirante, roja o ardida.
  • 9: Los labios también necesitan de cuidados especiales en el verano, siendo indispensable el uso de protectores solares e hidratantes para labios. Lamentablemente este hábito no es tan común, por eso solemos encontrar los labios resecos y con fisuras por los efectos directos de la radiación solar.
  • 10: Las mascarillas con ácido hialurónico son una buena herramienta para hidratar la piel e incluir en nuestra rutina facial una vez por semana. Logramos con esto un plus en hidratación, refrescando la piel y mejorando su luminosidad y textura.

Asesoró la Dra Clara Hernández Gazcon (MN 116.743)
Directora Médica del Centro Dermatológico Dra Clara Hernández Gazcon
Médica ad honorem Hospital de Niños Ricardo Gutierrez
Integrante del equipo médico del Centro de Investigaciones en Ingeniería de Tejidos y Terapia Celular (CIITT)

.

Notas relacionadas

Bitnami