#BookDeLaSemana, Ángela Leiva: «Me quedo con la imagen de ídolo de Diego Maradona y no con su vida mediática» – Para Ti
 

#BookDeLaSemana, Ángela Leiva: "Me quedo con la imagen de ídolo de Diego Maradona y no con su vida mediática"

Angela Leiva es una de las voces más bellas de la música tropical y melódica. Viene luchando desde hace años por rearmar su carrera en Argentina después de haber denunciado que fue prohibida. Actualmente es una de las revelaciones del Cantando 2020 y se perfila como posible ganadora. A un mes de haber sido dada de alta por contraer Coronavirus y quedar sin secuelas, habló con Para Ti sobre sus inicios, su personalidad, la pesadilla de  haberlo perdido todo y sufrir violencia de género, el machismo en la movida tropical, su relación con la Princesita Karina, su nueva vida en pareja y sus nuevos proyectos entre otros temas.
News
News

Angela, es simple y clara. Una virginiana de ley (es del 11 de septiembre), puntual y organizada. La entrevista dio comienzo a la hora pautada. El audio ambiente me hace notar que está tomando algo, un mate quizá y detrás suenan pajaritos. Está en su casa, aquella que tanto le costó conseguir.  Su tono de voz está relajado y se la nota alegre. Está claro que atraviesa uno de los mejores momentos de su vida en lo laboral como en lo personal junto a Martín Echarte su nuevo amor.

En breve tiene ensayo con Brian Lanzelotta, su compañero del Cantando 2020 por un sueño, el tiempo nos apremia. Además está ensayando para presentar su segundo streaming durante la pandemia: “Mi vida en canciones”, donde relatará entre éxito y éxito varios momentos trascendentales de su vida. La cita: el 5 de diciembre a las 22 y el acceso está disponible desde Ticketek.  Tal como ella misma grita en sus canciones como latiguillo, yo le  digo: “¿Angela?, sabías que te amo!". Ambas reímos y  se abre el juego de preguntas.

"Canto desde que tengo uso de razón, cantaba con la radio, en la casa"

-En medio del contexto que estamos viviendo en relación a la reciente muerte de Diego Maradona, no puedo dejar de preguntarte: ¿Tenías afinidad con este ídolo popular? ¿Lo admirabas?

-Mi papá es muy futbolero, mis parejas anteriores y mi novio Martin también. Conocí mucho más a Diego por mi novio que es muy fanático. El lo lleva tatuado en la piel y está muy triste. También tengo a mi amigo y productor, Alejandro Romero, que es el autor de "La Mano de Dios", la canción que cantaba el Potro Rodrigo. Justamente el 30 octubre subimos a Instagram una versión mía con él para homenajear a Diego por su cumpleaños 60. De todas las canciones que le escribieron al Diego es la mejor para mí. Me quedo con la sensación de ídolo que es a nivel mundial. Diego lo conozco desde ese lugar. Traté siempre de no contaminarme con esa vida mediática sino conectarme con el ídolo, con el ídolo de todos los argentinos. Hoy Diego hizo que los Argentinos como tantas veces nos olvidáramos de la pandemia. Se fue un grande físicamente pero ya es una leyenda.

Así fue el backstage de la producción:

-¿Recordás esa primera vez en que cantaste frente a alguien, sin ser una gran audiencia? ¿Hubo alguien especial que quizá te descubrió?

-Canto desde que tengo uso de razón, cantaba con la radio, en la casa. Pero fue en séptimo grado del colegio cuando de algún modo canté por primera vez frente a un público gracias a una profe de Ciencias Sociales. Mi curso era revoltoso y ella era profe de música en otro colegio. Negoció con nosotros y nos dijo que si nos portábamos bien, nos daría una hora de Sociales y la otra hora de música.

Se le ocurrió armar un coro para un acto escolar y cuando preguntó si alguien cantaba mis compañeros dijeron: “Leiva”. Yo siempre fui muy tímida y estaba escondida bien atrás. Canté “Color Esperanza” y terminé siendo la solista de ese coro muy amateur del colegio. ¡Imaginate la verguenza que tenía!

Después de eso, me descubrió el barrio. Era “Ángela o Angie, la que canta”. Me crié en zona Sur en el barrio San José. Comencé a relacionarme con algunos chicos que hacían música de la Capilla Caacupé que fue mi primer escenario. La recuerdo con muchísimo amor, se armaban peñas y yo siempre cantaba. ¡Era como la estrella de la capilla en las fiestas patronales!

"Desde  “Pasión” comenzó, se puede decir,  mi carrera profesional y la gente me comenzó a conocer como “Angela Leiva”".

Primeros pasos

Alrededor de sus quince años, Angela llegó a formar parte de una banda que se llamó “Angie y los fieles”. Los integrantes de la banda que originalmente se llamaban “Los fieles” supieron de su voz, la invitaron a cantar y no la dejaron ir más. Tocaron en fiestas y eventos durante 3 años. "Cantábamos covers de Gilda, de Dalila y de Karina", recuerda con alegría. Si bien la banda se disolvió por "cuestiones de la vida, obligaciones de los integrantes con sus familias, otros trabajos", Angela ya sabía que su destino era la música a pesar de tu timidez. Es ahí donde llega el concurso de radio y televisión que la lanzó a la fama en el mundo de la movida tropical.

Ángela en la cocina:

-¿Cómo llegaste al reality de radio y luego, televisión  "Pasión Canta"?

-Con mi mamá ganamos un concurso en un programa de radio de música tropical. Había que llamar para adivinar una canción de cumbia de las de antes que sonaba y mi mamá las sabía todas porque le encantaba la cumbia. Llamé y ganamos. Antes de colgar, me ocurrió decirle al conductor que se la cantaba si él quería. El día que fuimos a buscar las entradas me pidieron que cantara otra vez. Al tiempo surgió un concurso de canto: “Pasión Canta”. Con mi timidez no me animaba a presentarme pero mis amigos insistieron. Quedé en el casting , pasé todo el proceso  y lo gané. Desde  “Pasión” comenzó, se puede decir,  mi carrera profesional y la gente me comenzó a conocer como “Angela Leiva”.

"Vencí a la timidez andando. Me empecé a aceptar como era".

Su lucha contra la timidez

-Mencionaste varias veces tu “timidez”, ¿cómo hiciste para vencerla? Quizá tus palabras puedan ayudar a otras personas talentosas que no se animan…

-La timidez es tu propio enemigo; sos vos boicoteándote. Yo era muy insegura. Sentía que tenía muchos defectos. Me comparaba con el resto y el resto en la adolescencia siempre es mejor que uno. ¡Imaginate lo que era para mí subir a un escenario, presentarme a un concurso sintiéndome así! ¡Ni mis viejos lo podían creer!. Vencí a la timidez andando. Me empecé a aceptar como era.

Las series favoritas de Ángela

De chica mis viejos no pudieron llevarme al dentista porque siempre fuimos una familia humilde y mi sonrisa realmente me acomplejaba. Cuando empecé a ganar un poquito de plata me puse brackets. Los usé por años y hoy sonrío con ganas. ¡Antes me tapaba la boca para sonreír!¡Hasta en eso me afectaba mi autoestima! Durante muchos años le puse garra, no me gustaba mirarme en fotos.

El machismo en la movida tropical

-Desde Gilda a Gladys “La bomba tucumana” o Lía Crucet hasta tus contemporáneas, muchas han contado situaciones de injusticia y diferencias por ser mujeres. ¿Ves en la movida tropical cierta apertura desde que las mujeres alzaron la voz ?

-Sí y me encanta que así sea. En los 90 la cumbia logró encontrar su lugar en los medios masivos pero casi todas las bandas eran con hombres o solistas hombres, “Comanche”, “Antonio Ríos”, etc. Nosotras, esta generación de Karina o yo también sufrimos el machismo tal vez desde otro lugar. A mí me encantaría un día sentarme a hablar con Gladys,con Lía Crucet y que me cuenten todas las injusticias que ellas sufrieron en esa época.

En nuestro ambiente la realidad supera a la ficción. Por eso me enojo cuando dicen que no hay “mafia” en la movida tropical, claro que hay mafias y ellas lo habrán sufrido el triple. Con la mafia se suma el machismo y siempre nosotras somos el blanco perfecto. Por ser mujer a veces me ha tocado vivir situaciones feas que hoy no volvería a aceptar.

"Estamos en un momento a nivel mundial con esta pandemia donde el mejor mensaje que podemos dar los artistas es la unión"

-¿Hay sororidad entre las mujeres de la movida tropical?

-A mí me encanta la unión. Está esa fantasía de que todos nos conocemos con todos pero no es así por algo se llama movida, armamos, desarmamos cantamos acá o allá. Me encantó lo que pasó en el cantando, poder conocer más profundamente a Gladys, por ejemplo. Disfruté de poder cantar con ella con Rocío Quiroz y con Karina . Confieso que me hubiera encantado que también estuviera  Lía (Crucet) que es palabra mayor en la cumbia.  Estamos en un momento a nivel mundial con esta pandemia donde el mejor mensaje que podemos dar los artistas es la unión, sobre todo nosotras, las mujeres.

La canción preferida de Ángela es...

-¿Podrías contarnos alguna injusticia de género que hayas vivido?

-En mi caso tuve la suerte de haber ganado un concurso y de ser una artista que funcionaba en el momento preciso, en las radios, o haciendo 25 shows por semana. Pero me he sentido muchas veces ninguneada a la hora de cobrar mi dinero porque no me cuidaban como artista. No me respetaban como tal. Sea económicamente, sea en cuanto a la logística. Vas de acá para allá y no tenés tiempo para comer o un buen lugar de descanso. Sos un número y ya.

"El daño psicológico es algo muy difícil de erradicar. Aún todavía lucho con la memoria emotiva".

Sobrevivir al ex y a la violencia psicológica

-Desde lo laboral como tus compañeras hubieron injusticias  pero en lo personal sufriste de  violencia de género, maltrato psicológico de parte de tu ex representante y pareja. ¿Se puede superar eso?

-El daño psicológico es algo muy difícil de erradicar. Aún todavía lucho con la memoria emotiva. Me generó falta de confianza en mí misma y en el resto. Es muy difícil pero se puede salir. Recién en el 2018 me pude liberar de algún modo de todo eso. 

Angela vivió en pareja junto a M. Zelaya durante 8 años. Su separación fue un verdadero infierno. Zelaya no sólo era su representante, sino que además gestionaba sus ingresos, inversiones y contratos. A pesar de estar envuelta en una relación tóxica y de violencia psicológica,  la cantante logró darse cuenta de ello los últimos años luego de notar los manejos que su ex pareja ejercía sobre ella cada vez que le planteaba su necesidad de separarse. En 2018 Ángela decide irse del hogar conyugal sin nada de su patrimonio. “Yo me fui porque preferí mi paz espiritual a lo material - comenta hoy con total seguridad-  pero hoy por hoy,  voy por todo”. Entre su patrimonio, Angela menciona  que “con el dinero que él me blanqueaba a mí, pusimos una productora musical y audiovisual con tecnología de primera”. Negocio del que Leiva no percibe dividendos en la actualidad.

El tip beauty de Ángela:

"El último año de convivencia me acostaba en la cama, me daba vuelta y lloraba en silencio. No quería ni que me tocara".

-Cada una expresa su vivencia con la violencia de género tal y como puede. ¿Qué te pasaba a vos y por qué sentís que no podías salir de ahí?

-Él era una persona en quien yo confiaba ciegamente y amaba al punto de que no se me ocurría ni mirar las cosas que firmaba. ¿Por qué iba a dudar si era mi pareja? Yo pensaba que él me estaba cuidando.  Hasta me costó poner abogados por el manejo de la culpa que te hace y cuando los puse, él había hecho y deshecho a su favor todo. Actualmente estamos preparados para iniciar la demanda (pospuesta por la pandemia).

El último año de convivencia me acostaba en la cama, me daba vuelta y lloraba en silencio. No quería ni que me tocara. El amor se había terminado. Lo tenía claro pero tenía miedo. Me despersonalizó. Hasta llegué a pensar en irme y dedicarme a cualquier otra cosa.Viví con él dos meses estando separada porque no tenía a donde irme. El manejaba mi dinero y el departamento en que vivíamos era alquilado. Pasé un infierno, me perseguía; yo sentía que me seguían. Ahí empecé a darme cuenta del trabajo psicológico que él me hacía. Me decía que sin él mi carrera no iba a ser nada.

"Hace varios años que vengo aportando con mis canciones a la lucha por la violencia de género".

-En tu repertorio tenés canciones que visibilizan la violencia de género, las cantabas mientras la estabas padeciendo seguramente…

-Hace varios años que vengo aportando con mis canciones a la lucha por la violencia de género. Con “Indestructible” o con mi otro tema “Ni una menos”, me pasó de cantarlas pero no ser consciente de también estar metida en ese mundo. Todavía no se me había caído la venda de los ojos. Hoy las escucho y me digo: “¡wow, que ciega que estaba!

El Cantando por un sueño es una puerta abierta

-Hiciste tu carrera en Uruguay, Perú, Bolivia donde llenaste estadios con más de 20 mil personas y fuiste conductora de televisión. ¿Pensás que El Cantando es la revancha para tu carrera en Argentina?

-Los primeros años de mi carrera estuve un poco prohibida en Argentina. Como dije antes, decime vos si levantar un teléfono y pedir que “Angela no esté en un lugar” eso no es mafia. Con mi ex  casi me pasa lo mismo pero no tuvo el peso suficiente. Si bien siempre tuve mi público fiel acá. Trabajar  en mi país, era como trabajar en las sombras. Cuando el trabajo acá no me alcanzaba para vivir, tuve que hacer pie en otros lugares y Bolivia me aceptó increíblemente. Hasta tuve el honor de cantar el Himno Nacional Argentino allá en las eliminatorias 2014. Hice cosas que en mi país tengo el deseo de hacer y de superar. El Cantando me da revancha en mi propio país. Es un programa mega popular.

"Nunca dudé en hacer el programa ni nada de eso. Desde el primer momento mi postura fue ir a aclarar las cosas y hacer las paces"

La relación de Ángela con la Princesita

-¿Qué sentiste cuando te contaron que Karina sería parte del jurado siendo que entre ustedes pesaba cierta enemistad?

-Nunca dudé en hacer el programa ni nada de eso. Desde el primer momento mi postura fue ir a aclarar las cosas y hacer las paces. No era mi idea seguirla. Por eso en la primera Gala  traté de dejar claro mi postura y ofrecer unas disculpas sinceras si es que la había ofendido en su momento por situaciones de la vida en que quizá uno se había dejado influenciar. (N. de R: En el ambiente de la movida tropical se decía que era Karina quien muchas veces “bajaba” de trabajos a Angela o no quería compartir escenarios en eventos y bailes)

-¿Sentís que Karina  te comprendió?

-Ahora hablamos mucho por privado. La entiendo, porque pasó mucha agua bajo el puente. Yo hoy soy otra persona, antes me dejaba influenciar mucho. Siempre estoy abierta a pedir disculpas y a tener una buena relación. Todavía no hubo café de por medio pero respeto que cada uno tenga sus tiempos. Compartimos la pista de El Cantando y fue una linda experiencia haber cantado juntas. Además creo que las dos sabemos todo el repertorio de cada una. Esos temas los ensayamos esa misma tarde.

Sobre el jurado del Cantando 2020

"No termino bien de entender bien a Nacha (Guevara). Me doy cuenta qué quiere de mí o del dúo".

-¿Cómo tomas las críticas del jurado? Muchas veces parecen querer cambiarte absolutamente toda...

-Escucho atentamente pero tampoco pienso que tengan razón todo. Para mí hay dos show en el programa: está la performance de los participantes y el show del jurado. Nosotros con Brian Lanzelotta trabajamos mucho para dejarlos contentos tanto a ellos como al público. Es un show un reality.

-¿Del jurado cuál te parece el más difícil?

-No termino bien de entender bien a Nacha (Guevara). Me doy cuenta qué quiere de mí o del dúo. Ella al ser del teatro y la comedia musical puede ser que tenga la vara muy alta. Tampoco tenemos mucho tiempo para ensayar con la pandemia todo cuesta, está todo muy reducido. Pensá que no es presencial, tenemos ensayos virtuales y todo es un tanto más frío.

-¿Te ves en la final de El Cantando?

-¡Me re veo en la final!   ¡Me veo ganando el Cantando 2020, ya te lo estoy diciendo! No sé quién estaría en la final porque es muy apresurado decirlo,  estaba Lizardo como favorito después subió Cachete Sierra y no se sabe.

-¿Qué se escucha en tu auto, en tu playlist?

-Me gustan los clásicos de Luismi,  me gusta Bisbal, J. Balvin, Thalia. Y  de acá me gustan mucho ahora Tini, Lali, J. Balvin.

-¿Aceptarías hacer un dúo con alguna de ellas?

- ¡Re! La que veo más cerca puede ser a Tini porque ha hecho algún arreglo más “cumbiero” en sus canciones por ejemplo en “22” que hizo con Pablo Lezcano por ahí a ella le copa. Lali me parece “lo más” y me encanta también además es de cerquita de mi barrio Zona Sur.

-Actualmente estás en pareja y se te ve muy bien ¿cómo definirías este amor?

- Es un amor mágico y sano. Él es un pan de Dios, tiene un carácter hermoso, yo llego estresada ya  mil y él está ahí para bajarme sin que le diga nada, simplemente con su presencia. Nos amamos mucho. (N. de R: Su novio Martín Echarte es músico de su banda. Toca el Trombón y ya cumplieron dos años de relación).

-¿Pensate en ser mamá?

-Por el momento ser mamá no es una prioridad en mi vida. Mi prioridad es mi felicidad con la música, crecer artísticamente y me falta mucho por delante. Tal vez cuando todo esto vuelva a la normalidad y se pueda volver a viajar, hacer giras, cumplir las cosas que aun sueño para afianzar mi carrera quizá piense en ser mamá.

Aprendí mucho todo este tiempo, de lo bueno y de lo malo y hoy estoy viviendo un momento hermoso para mi carrera y mi vida personal y la verdad es que quiero disfrutarlo.

Producción: Marité Rizzo

Fotos, videos y edición de videos: Chris Beliera

Maquilló: @delavegamakeup con products Maybelline.

Peinó: Lucas Navarro.

Mural: @guadasantacruzarte

Agradecemos a: @by.cristianmartinez, @souza_rey_ y @ropa_bellaok

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig