Lifestyle

Chip sexual: ¿mito o realidad?

En esta nota, la dermatóloga Clara Hernández Gazcon nos cuenta qué tenemos que tener en cuenta si estás pensando en aplicarte el chip sexual o pellet.
El chip sexual es la promesa de una vida mejor después de la menopausia, pero qué hay de cierto. Foto: 123 RF.


Hoy en día existen los famosos “chip sexuales” o pellet que son mini cápsulas hormonales que mejoran la lívido y tienen el tamaño de un grano de arroz.

Estas cápsulas contienen testosterona y se aplican mediante una incisión en la región grasa de la cintura de forma ambulatoria con bajo riesgo.

Los efectos beneficiosos de estos pellets o chips son variados entre los cuales se evidencia un mayor deseo sexual, menor cansancio con aumento de la masa muscular, mejoría de las fluctuaciones del estado de ánimo, disminución de la grasa corporal y prevención de la osteoporosis.

Los efectos deseados mejoran la calidad de vida tanto de mujeres (principalmente en la menopausia) como en varones. Ahora bien, es importante que previo a la aplicación de los mismos se realice un chequeo médico completo y se evalúe de forma hormonal al paciente.

Esto es importante debido a que no todos los pacientes requieren la misma dosis y no todos los pacientes se ven beneficiados con los chips.
Este tipo de dispositivos deben ser aplicados por médicos entrenados y los pacientes deben tener en cuenta que la duración del chip no supera en general los 6 meses.

Cabe destacar también que está contraindicado si existe antecedente de cáncer de prostata o mama y tumores hormonodependientes, por eso es que se realiza un interrogatorio exhaustivo previo a su colocación.

Asesoró la Dra Clara Hernández Gazcon (MN 116.743)
Directora Médica del Centro Dermatológico Dra Clara Hernández Gazcon
Médica ad honorem Hospital de Niños Ricardo Gutierrez
Integrante del equipo médico del Centro de Investigaciones en Ingeniería de Tejidos y Terapia Celular (CIITT)

.

Notas relacionadas

Bitnami