Lifestyle

Cómo cuidar a los chicos de “el lado oscuro” del mundo digital

El mal uso que algunos le dan a la tecnología puede terminar en una práctica cruel y perversa: el acoso cibernético.

El ciber-acoso no da tregua, puede ocurrir en cualquier momento del día, basta una computadora cerca y poder conectarse a la red. Lamentablemente esta distancia entre el acosador y su víctima dificulta toda posibilidad de crear empatía, recurso que tal vez cortaría la agresión.

Este ataque constante puede causar importantes problemas en la salud de quien lo padece, el estrés provocado obliga a la víctima a vivir en estado de alerta y miedo, exposición que afecta el estado de ánimo, el nivel de energía y muchas veces el sueño o apetito.

Los casos de ciberbullying aumentan con notoriedad, por eso es importante recordar que el acoso en internet tiene un efecto mucho más extenso, ya que permanece dentro del mundo virtual durante más tiempo y debido a la propia audiencia.

No quedan dudas, la web es tan útil como peligrosa. Estos son algunos consejos:

  • Todo lo que se publica a una red social se vuelve información pública, independientemente de la configuración que poseas, por eso es preferible preguntarles a los menores si aquello que van a subir (imagen o texto) puede ser visto por todo el mundo. Si la respuesta es no, no debe postearse.
  • Es muy importante configurar el perfil según tu interés de privacidad. Compartir publicaciones únicamente con quienes tenga una amistad virtual no lo dejará exento a los peligros de la red pero sí brindará cierto grado de protección.
  • Fundamental: no divulgar datos personales como teléfono, dirección, etc.
  • Crear una contraseña segura, preferentemente una combinación entre números y letras.
  • Hacer un buen uso de las herramientas: hoy en día podemos evitar el acceso a ciertas páginas negativas u ofensivas a través de filtros, bloqueo de ventanas emergentes, motores de búsqueda, cortafuegos, etc.
  • Establecer horarios según la edad: esto le permitirá tener un equilibrio con sus demás actividades. Restringir el uso en horas de comida y en las noches pueden ser buenas medidas.

Notas relacionadas

Bitnami