Lifestyle

Coronavirus: Estos son los micronutrientes que necesitás para fortalecer tus defensas

El Dr. Rubén Salcedo (MP: 17.181), director médico de Clínica Diquecito, en base a recomendaciones de la Sociedad Argentina de Nutrición (Marzo 2020), propone armar un botiquín de indispensables en la alacena para fortalecer el sistema inmunológico. Estos son los alimentos que deberías sumar a tu dieta.
Verduras, semillas y frutas. El botiquín de indispensables para tu alacena. Foto: 123RF.

La actual pandemia del virus COVID-19 está llevando a los sectores de salud a agudizar sus conocimientos no solo en el área epidemiológica, terapéutica, de la salud social, sino también en muchas otras como la nutrición.

Se ha aprendido de otras pandemias como la de la gripe de 1918, que cobró millares de víctimas. Así, se sabe que la falta de algunos nutrientes puede afectar el normal funcionamiento de la inmunidad del individuo, como por ejemplo la producción de anticuerpos y de glóbulos blancos, de gran importancia como los llamados “leucocitos asesinos” (denominados así porque “asesinan” bacterias hongos y virus).

Por tal motivo es indispensable asegurar, a través de una buena alimentación, el aporte necesario y suficiente de vitaminas y minerales. Éstos también son llamados “micronutrientes”, y se diferencian de los azúcares, grasas y proteínas, a los que denominamos “macronutrientes”, por la cantidad que ingerimos diariamente. Pero de ninguna manera estos micronutrientes son descartables ya que cumplen funciones vitales, como en este caso fortalecer las defensas del organismo.

Vitamina D

Sabemos por las investigaciones que la deficiencia de vitamina D en el ganado vacuno (terneros) se asocia a infecciones por un tipo de coronavirus. También se ha comprobado que la suplementación con esta vitamina reduce el riesgo de enfermarse y morir por el virus del sarampión, la diarrea infecciosa, pulmonía, malaria y SIDA. Por lo tanto, es necesario consumir alimentos que son fuente de Vitamina D. Algunas fuentes alimentarias de la misma son:

  • Los pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa, se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.
  • El hígado vacuno, el queso y la yema de huevo contienen cantidades menores.
  • Los hongos aportan cierta cantidad de vitamina D.

Vitamina A


A causa de una deficiencia de vitamina A en pollos infectados con el coronavirus, éstos evolucionaron más gravemente que el caso de aquellos a los que se les administró esta vitamina. En este sentido, es recomendable consumir alimentos que contengan este micronutriente. Algunas fuentes de Vitamina A son:

  • Aceite de hígado de bacalao.
  • Huevos.
  • Cereales de desayuno fortificados.
  • Leche descremada fortificada.
  • Frutas de color naranja y amarillo.
  • Otras fuentes de esta vitamina son el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde.

Vitamina C

También, la vitamina C genera una mejor inmunidad en la función de los glóbulos blancos. Fuente de la misma son los siguientes alimentos:

  • Frutas (melón, naranjas, pomelos, kiwi, mango, papaya, ananá, fresas, frambuesas, moras y arándanos, sandía y melón).
  • Verduras (brócoli, coles de Bruselas y coliflor, pimientos rojos y verdes, espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja, papa o batata, tomate y su jugo).

Otros micronutrientes

También se debe consumir, además de las anteriores, las vitaminas E, B6 y B12; minerales como el Zinc y Selenio ya que se han asociado a menor riesgo de enfermarse y morir por infecciones por virus. Fuente de las mismas son:

  • Vitamina E. Aceites vegetales – de maíz, de germen de trigo, girasol, cártamo, y soja-, nueces, almendras, maní y avellanas; semillas (como las del girasol); hortalizas de hoja verde – espinacas y brócoli-.
  • Vitamina B6. Atún y salmón, banana, legumbres -porotos secos-, carne de vaca, aves y cerdo, nueces, granos enteros y los cereales fortificados.
  • Vitamina B12. Hígado vacuno y almejas, que son las mejores fuentes de esta vitamina. También carne de pescado, vaca y aves; huevos, leche y otros productos lácteos; ciertos cereales para el desayuno, levaduras nutricionales, etc.
  • Zinc. Carnes de vaca, cerdo y cordero, contienen mayor cantidad de zinc que el pescado; la carne oscura de un pollo contiene más cantidad de zinc que la blanca; las nueces, los granos enteros, las legumbres y la levadura.
  • Selenio. Verduras, nueces de Brasil -son una muy buena fuente de selenio-; pescado, mariscos, carnes rojas, granos, huevos, pollo, hígado, ajo, etc.

Ácidos grasos

Falta también hablar de la necesidad de consumir ácidos grasos omega-3. Se ha visto que estos son de importancia en la prevención de enfermedades virales ya que mejoran la función de los glóbulos blancos, generando efectos antioxidantes en los fenómenos inflamatorios generados por las enfermedades ocasionadas por virus. La fuente alimentaria de los mismos son:

  • Pescado y otros mariscos (especialmente pescados grasos de agua fría, como salmón, caballa, atún, arenques, y sardinas).
  • Nueces y semillas (de lino, chía y nueces negras).
  • Aceites de plantas (lino, soja y de canola).
  • Alimentos fortificados (como ciertas marcas de huevos, yogurt, jugos, leche, bebidas de soja y fórmula infantil).

Asesoró el Dr. Rubén Salcedo (MP: 17.181), Director Médico de Clínica Diquecito, info@diquecito.com.ar

Notas relacionadas