Transformación deco: el antes y después de un hotel que eligió el estilo wabi-sabi – Revista Para Ti
 

Transformación deco: el antes y después de un hotel que eligió el estilo wabi-sabi

wabi-sabi
Con inspiración oriental, Uxell encaró un proyecto único junto al artista Mario Lange: intervenir un departamento del Amérian Carlos Paz para convertirla en una obra excepcional.
Deco
Deco

La elegante belleza de la humilde simplicidad. Lograr el bienestar a través de una estética cálida, profunda y auténtica. Valorar la imperfección en los detalles para así lograr una aproximación con la esencia de las cosas. Se valora el paso del tiempo y su posterior deterioro”. Esa es la definición del estilo wabi-sabi, una corriente oriental que busca encontrar la armonía en lo natural, eligiendo colores y patrones que nos recuerden el poder de la naturaleza.

Villa Carlos Paz es una de las ciudades argentinas más visitadas, reconocida por su belleza natural y su vida interior. En el centro de esta localidad nació un ambicioso proyecto: intervenir un departamento de hotel con esta inspiración japonesa, pensando en combinar la intervención con la hermosa vista natural característica del lugar. Uxell y el artista Mario Lange comandaron esta idea, eligiendo el prestigioso Amérian Carlos Paz para ejecutar la obra.

Las claves de una intervención creativa

Utilizando la paleta de colores neutros de la línea Armonía de color de Uxell, se buscó transmitir el estilo wabi-sabi. Esto se complementa con un toque superlativo: una de las paredes del departamento cuenta con un diseño original del artista (realizado con la línea de pinturas a la tiza Art Decó de Uxell), una obra que ilustra orgánicamente la fuerza natural que porta esta ciudad cordobesa, convirtiendo al departamento en una obra de arte invaluable.

La obra tiene los clásicos toques de Mario Lange, amalgamando colores no estridentes con su técnica característica, generando un impacto importante apenas uno entra a la departamento.

Además, se realizó una selección especial de decoración y mobiliario junto con la colaboración de Andrea Coenda, decoradora de interiores. La elección involucró materiales nobles como el lino, la madera y el hierro, esculturas auténticas de autor, enfatizando en lo natural y el efecto del paso del tiempo, tal como lo indica el singular estilo oriental.

El resultado es un departamento que late con vida propia, una obra conceptual con el sello inconfundible de Mario Lange. La propiedad, perteneciente a Lili Casile, combina perfectamente la filosofía wabi-sabi: la belleza de lo simple, el poder de lo natural y el implacable paso del tiempo.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig