Visita a la fábrica: Michael Thonet, existir entre lo europeo y lo contemporáneo – Revista Para Ti
 

Visita a la fábrica: Michael Thonet, existir entre lo europeo y lo contemporáneo

Michael Thonet, decoración, arquitectura, Para Ti Deco
La marca, con sede en Villa Martelli, ganó cinco premios SBD (Sello Buen Diseño argentino) en reconocimiento a la originalidad de sus productos. Luego de varios años manteniendo la impronta europea en sus diseños, Michael Thonet propone una colección contemporánea, joven y enfocada en un público nómade.

Para entender el espíritu de Michael Thonet en Argentina hay que retroceder veintidós años y situarse en el 2000, cuando la economía se volvía insostenible y el país explotaba en una de las crisis económicas más importantes de la historia reciente, que culminó con la renuncia de Fernando de la Rúa. En aquel entonces, la empresa se dedicaba exclusivamente a la importación, pero a partir del contexto financiero cambiaron el proceso de producción y pasó a ser una firma de industria nacional. 

Michael Thonet empezó como un negocio familiar hace cuarenta años y después un grupo inversor de tres socios adquirió la compañía. Su fábrica, ubicada en Villa Martelli, cuenta con 40 empleados entre operarios, administrativos y otras áreas de la marca. 

Nicolás Arboyan es CEO de Michael Thonet. En una entrevista con Para Ti Deco recuerda: “Fue mutando completamente la empresa: de ser importadora a ser fábrica, bajo stocks y con ese dinero que generó de 20 años de importación comenzó tímidamente a comprar máquinas, a contratar gente, a empezar a cambiar el proceso de importación a producción y apostar por la industria nacional”. 

Desde la ventana de la oficina de Nicolás en la fábrica se distingue un conglomerado de fábricas que generan una monocromía de tonos beiges y grises que cada tanto se ve interrumpido por el naranja de los ladrillos o las tejas de la casas de ese barrio del Conurbano bonaerense.

Galería: así fue el recorrido por la fábrica

El día en Michael Thonet arranca temprano. A partir de las siete se va encendiendo la maquinaria y comienza la jornada laboral: preparan pedidos standard y aquellos que requieren un trabajo a medida. El tipo de producto que diseñan en Michael Thonet se inspira en la estampa europea y se caracteriza en el mercado por ser diseños originales y distintos. 

“Trabajamos con madera maciza, con placas, tenemos tapicería, oficina técnica y de diseño (interna), profesionales, técnicos. Y también trabajamos con empresas que son parte de Thonet, que vendrían a ser nuestra extensión afuera de la fábrica, pero trabajan con nosotros codo a codo todos los días”, continúa Nicolás.

El principal producto que comercializan son sillas, aunque fabrican muebles para todo tipo de ambientes con el objetivo en el diseño, la calidad y los detalles. En su sitio web arrancan en 30 mil pesos y llegan hasta más de 500 mil (el caso de los juegos de dormitorio). La fábrica intenta mantener una estructura tradicional en la que abarcan cada paso de la cadena productiva, pero con el crecimiento de la demanda de la marca hay procesos que deben tercerizar para acelerar los pasos de fabricación. 

“Cuando tercerizas determinados procesos está bueno, incluso puede llegar a ser financieramente rentable. Pero perdes algo del día a día que tiene que ver con trabajar con tu equipo y con la cultura que le van a imprimir. La diaria la queremos manejar nosotros, porque la sangre y el corazón que se le pone al trabajo es muy difícil de generar con una empresa tercerizada”, aseguran.  

Cómo será la próxima colección de Michael Thonet

Los muebles de la marca se distinguen por la calidad y por ser diseñados para muchos años de uso. Después de realizar varios análisis, decidieron crear un producto (manteniendo los estándares de calidad) destinado a clientes de entre 20 y 40 años, que se dejan llevar por una vida nómade. 

A los productos tradicionales e históricos de la marca se le suman los diseños contemporáneos.

Según cuentan en la fábrica de Villa Martelli, un usuario promedio compra muebles tres veces en su vida: cuando se muda solo por primera vez, cuando decide agrandar la familia y cuando ingresa a la etapa de la adultez y deciden reducir el espacio que habita (pasar de una casa a un departamento, por ejemplo). 

“Pero ese es el esquema tradicional. Hoy las nuevas generaciones están buscando poca permanencia, ya no piensan en comprar su primera casa, están pensando más desde el lado 'me quedo acá un tiempo'. Es difícil acceder a una vivienda propia, pero aparte quién puede hacerlo te dice 'para qué voy a comprar algo si voy a estar tres años y después me voy a vivir a otra provincia, a otro país'”, sostiene Arboyan. 

Con ese criterio, la firma presentará este año una nueva colección inspirada en muebles livianos a la vista y con múltiples funciones para las casas modernas. Una línea ultra funcional pensada para un público exigente, que necesita orden y comodidad cuando está solo, pero que también quiere espacios para compartir cuando vienen los amigos o la familia a casa.  

Producen muebles a pedido brindando asesoramiento en materia de decoración al cliente.

Tres cualidades de los muebles Michael Thonet:

  • Exclusividad: el hecho de producir detalles handmade hace que ningún cliente adquiera exactamente el mismo producto. 
  • Diseño: se trata de una fábrica con diseños de vanguardia que se adapta a cada período y nueva tendencia deco.  
  • Calidad: desde la atención del área comercial y de la oficina técnica hasta los materiales que componen al producto.

Los dos showrooms históricos de Michael Thonet se encuentran ubicados en Cerrito 1214 y Avenida Belgrano 2780, ambos en la Ciudad de Buenos Aires. Conocé más sobre la marca en su sitio oficial: Michael Thonet.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig