Belleza

¿Es seguro el uso de cannabis en cosméticos?

En muchos países, el cannabidiol, el compuesto no psicoactivo de la planta, ya se usa en labiales, máscaras y cremas. Los nuevos descubrimientos sobre sus propiedades y el debate sobre el uso del cannabis en cosméticos.

Algunos países ya venden productos de belleza, como labiales, máscaras y cremas, con cannabidiol, el compuesto no psicoactivo de las plantas de cannabis.

Foto. 123rf.

Y en América Latina, mientras la ciencia avanza, también se analiza y crece la posibilidad de que los países trabajen en una regulación responsable y convergente que permita el desarrollo y uso seguro y la comercialización de productos cosméticos con cannabis y sus derivados.

Esta fue una de las conclusiones del reciente encuentro “Uso de ingredientes derivados de cannabis en cosméticos” organizado por el Consejo de la Industria de Cosméticos, Aseo Personal y Cuidado del Hogar de Latinoamérica (CASIC).

El cannabis a través de la historia y en la naturaleza

El cannabis se utiliza desde hace miles de años. Hay constancia de su uso para el tratamiento del reumatismo, la gripe y el paludismo en los tratados médicos chinos de 2700 A.C.  En el Antiguo Egipto, varios papiros describen la administración de preparados de cannabis en el tratamiento de diversas dolencias. Fue introducido en Europa en el siglo XIII y hasta el siglo XIX fue uno de los preparados usados habitualmente en medicina como anticonvulsivo, analgésico, ansiolítico y antiemético.

Foto. 123rf.

En la naturaleza se encuentran diferentes especies de plantas de cannabis, siendo cannabis sativa la que ha sido objeto de estudio de CASIC. Los expertos mencionaron que existen dos variedades de cannabis sativa, que se diferencian en la concentración de THC (tetrahidrocannabinol), sus usos y efectos: tipo droga (marihuana) y tipo fibrosa (conocida también como cáñamo o hemp).

Cosmética verde

El THC es el principal compuesto psicoactivo, y el CBD (cannabidiol) es un compuesto no psicoactivo presente en la planta de cannabis. Es el cannabidiol el componente en el que se concentran la mayoría de propiedades médicas y cosméticas.

Según un estudio realizado con CBD en la función de la glándula sebácea humana, éste se comporta como un agente sebostático, lo que valida el potencial del cannabidiol como ingrediente cosmético para el cuidado de las pieles grasas. Adicionalmente, se notificaron propiedades antioxidantes para el cannabidiol, lo que hace aún más atractivo su uso en esta industria.

“Con el descubrimiento de un sistema de receptores endógenos para los cannabinoides se marcó el inicio de una nueva era de investigaciones de sus potencialidades terapéuticas, y por lo tanto, una postura más abierta de los gobiernos”, explica Carlos Caro, disertante del evento y Gerente Sr de Asuntos Regulatorios de Genomma Lab. 

Estados Unidos y Colombia, entre otros países, ya producen y comercializan mascarillas, cremas, labiales y otros productos cosméticos utilizando este ingrediente.

Foto. 123rf.

Buscando el uso más seguro

Diferentes investigaciones indican que si se utilizan derivados de la variedad hemp o cáñamo, con bajo nivel de THC (menor a 0,3%) su uso se considera seguro como ingrediente cosmético.

“Es fundamental formular los productos cosméticos con un enfoque de diseño seguro y estableciendo racionalmente las especificaciones del producto para garantizar un bajo nivel de THC”, expresa Caro.

Por su parte,  Ivonne Alban, coordinadora de Asuntos Regulatorios de la Cámara de la Industria de Cosméticos y Aseo de la ANDI, Colombia,  destacó: “Por ser ingredientes naturales, los derivados del cannabis que están incluidos en listados internacionales de referencia para cosméticos, deberán contemplar consideraciones especiales en la evaluación de la seguridad del producto terminado que los contenga, además del cumplimiento de los límites establecidos para este ingrediente, en las nuevas reglamentaciones que están emergiendo en el mundo, con el fin de garantizar las condiciones de seguridad y legalidad necesarios para su comercialización”.

Es un hecho que el cannabis demuestra ser un súper ingrediente ya identificado por los consumidores por sus múltiples propiedades, y la industria lo ha colocado en sus prioridades para los próximos años.

En América Latina, si bien la regulación aún no está lista en todos los casos para un pronto aterrizaje de cosméticos con cannabis, el marco regulatorio aplicable a este tipo de productos se prepara para dar un paso adelante, y este avance hacia un marco convergente para el uso de cannabis en este ámbito será seguramente una realidad en un futuro muy próximo.

.

Notas relacionadas

Bitnami