Mirá la foto que delata el trastorno que sufre Naomi Campbell

Naomi Campbell
La top model posteó una foto en su cuenta de Instagram muy reveladora: sufre de trastorno obsesivo compulsivo (más conocido como TOC). Tiene pánico a los gérmenes y a enfermarse así que se obsesiona con la limpieza extrema.
Naomi Campbell
Naomi Campbell posteó esta foto recientemente en su cuenta de Instagram.

“Fly safe” (Vuelo seguro). Con esa frase, Naomi Campbell subió una foto en su cuenta de Instagram (@naomi) sentada en primera clase con guantes de látex y barbijo. La imagen revela que sufre un trastorno que puede ser más común de lo que se cree.

“Me encanta viajar. Nací de viaje, eso dice siempre mi madre, y creo que tiene parte de razón. Me encanta volar. Me encanta estar en todas partes y en ninguna parte al mismo tiempo”, señaló la top modelo en un video que ya había compartido en You Tube hace un tiempo, donde muestra en detalle cómo limpia su asiento y alrededores antes de que el avión despegue.

Naomi Campbell desinfecta cada rincón de su asiento y se protege ella misma ante los posibles gérmenes que pueda encontrarse a bordo. Tanto que asegura usar barbijo durante todo el vuelo.

La supermodelo, vestida con un total look de Burberry, zapatillas blancas y grandes lentes de sol, sube al avión y de su kit de viaje saca una gran bolsa de plástico. “Ahora estoy buscando los guantes que es la mejor parte”, dice. Y saca también un paquete de toallitas húmedas con las que se pone a limpiar frenéticamente.

A limpiar todo lo que toques, todo lo que puedas llegar a tocar. Todos los sitios donde pongas las manos”, dice y va frotando pantalla del televisor, apoyabrazos, control remoto, la parte de abajo del asiento, la mesa…

“Esto es lo que hago cada vez que me monto en un avión. No me importa lo que la gente piense de mí; es mi salud y me hace sentir mejor”, dice. Después saca un pedazo de tela: “Esta es mi funda para el asiento. La cambio cada semana. Ésta la acabo de comprar en el aeropuerto”, explica colocándola de tal manera que cubre todo el asiento.

“Me las lavan a mano en cada hotel al que voy y luego las cambio”, confiesa contando que las tiene de distintos colores.

Finalmente cubre su boca con un barbijo negro: “Me siento así con ella durante todo el vuelo. Da igual qué vuelo cojas, privado o comercial. Cuando el avión desciende, la gente empieza a estornudar y a toser, y los estornudos y las toses me hacen… Es que no puedo. Así que esta es mi protección para la gente que tose y estornuda”.

“Es decir, como viajo mucho, tendría que resfriarme y enfermarme a menudo, pero por suerte no me pasa, así que creo que esto realmente me ayuda, esta pequeña rutina. Y eso es todo. Gracias por volar conmigo”, concluye diciendo.

¿Qué es un TOC?

¿Quién no se acuerda de la obsesiva Mónica Geller de la serie de televisión Friends, interpretada por Courteney Cox, que en cada capítulo mostraba su desesperación por el orden y la limpieza? Algo similar le ocurre a la top model. Es una pequeña manía que, llevada a un extremo, puede convertirse en un serio problema para quien los sufre y hasta perjudicar sus relaciones con quienes lo rodean.

Sin embargo, Enzo Cascardo, director del Centro de Investigaciones Médicas en Ansiedad (CIMA) y presidente de la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad (AATA), aclara que no hay que confundir a una persona ordenada con una persona que padece el trastorno.

“El trastorno obsesivo se caracteriza por la presencia de ideas intrusivas, actos o compulsiones que no se pueden evitar. Es una disfunción en los circuitos cerebrales. Es algo genético, pero con un buen tratamiento y medicación hay altas oportunidades de recuperarse”, aseguró.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo es considerado un mal oculto, y lo sufre un 2% de la población. Se caracteriza por la presencia de ideas, actos o compulsiones que no se pueden evitar. Los primeros sorprendidos por estas conductas y rituales son las personas que lo padecen, por sentir que no pueden parar de repetir esas acciones.

El psicólogo Fernando García (M.N. 23937) explica que “se trata de un trastorno mental caracterizado por dos elementos: las obsesiones (intrusiones mentales que generan ansiedad) y las compulsiones (acciones mentales y/o conductas destinadas a neutralizar la aparición de las obsesiones). Aquellos que lo padecen experimentan un gran malestar debido a sus obsesiones e invierten mucho tiempo en los rituales de neutralización, lo cual puede llevar a una incapacidad funcional parcial o total”.

Y asegura que “más allá de las opiniones, en la actualidad sólo hay tres tratamientos que probaron ser eficaces: la medicación; la EPR (requiere de gran pericia porque consiste en exponer a los pacientes a sus ideas obsesivas, las que les provocan malestar sin hacer los rituales o cualquier otra estrategia de neutralización) y la terapia cognitiva (flexibilizar ciertas creencias que estos pacientes tienen)”.

Ir Arriba