News

“No somos Superman, no tenemos capas, ni escudos; solo ambos, estetoscopios y guantes para enfrentar al covid-19”

María Fernanda Perez Rey, es médica clínica (MN 89574). Atiende en guardia del hospital Vélez Sarsfield y en una obra social. En primera persona cuenta cuál es la situación de los médicos hoy con respecto a la pandemia de Coronavirus. Habla de miedos, de decepción y de colegas que quieren borrarse y se piden licencias, y muestra el costado más humano y vulnerable al que se enfrentan los profesionales de la salud.
María Fernanda Perez Rey en su guardia en el Hospital Vélez Sarsfield.

Yo me había ido a Nueva York por los 15 de mi hija y llegamos a Buenos Aires el 3 de marzo. En el Aeropuerto de Ezeiza sólo preguntaban en Migraciones si en los últimos 15 días había estado en China. Por eso la primer semana trabajé como si nada y a partir del 11 de marzo, que Estados Unidos entró en la lista de países de riesgo, me tuve que guardar con mi hija una semana en cuarentena.

La realidad es que hay muchos síntomas mezclados con la fiebre, ya no es solo la tríada tos, dolor de garganta y fiebre, se les puede sumar diarrea y anosmia (falta de olfato), por ejemplo. Algunos creen que tienen fiebre y ni siquiera se la tomaron, o les duele la garganta y les pica o tosen porque son sensaciones más de pánico y de lo que escuchan.

En clase de intubación rápida.

Nos dan para atender solo 1 barbijo a cada uno (en la última guardia que hice, porque en la anterior no nos dieron, porque alguien se los había robado todos) y solo contamos con 10 kit completos para Coronavirus si hay que hisopar a alguien.

Cuando llego a mi casa, limpio los zapatos con agua y lavandina y me saco el ambo que va directo al lavarropas. Manos, celular , llaves, sello y lapicera, se limpia todo con alcohol. Me baño y después me voy a otro trabajo en la obra social.

Hablo con mis amigos médicos todos los días, estamos cada vez más paranoicos y con miedo, pero tenemos que seguir. No somos Superman, no tenemos capas, ni escudos; solo ambos, estetoscopios y guantes para enfrentar al Coronavirus. Tenemos colegas que en vez de ayudar salen corriendo a pedirse licencias inventadas, hay más de 1.000 licencias solicitadas en el hospital Rawson, se quieren borrar. Necesitamos más médicos que colaboren y no nos agoten a los pocos que estamos laburamos de entrada porque después no van a tener quien haga el trabajo de guardia. Si ya estamos angustiados imaginate lo que nos espera.

La Dra. María Fernanda Perez Rey con barbijo.

Se volvieron a analizar los protocolos y se estudian los triage de guardia para el ingreso de pacientes con síntomas o sospechas de covid 19. Todas las guardias tenemos charlas de capacitación con el infectólogo. Y hoy se agregó la capacitación de intubación rápida por parte de los anestesistas (en mi guardia todos lo sabemos hacer pero hay que hacerlo más rápido y sin aerolizar o lo menos posible). Hasta ahora estamos haciendo los hisopados en un pasillo, dicen que van a poner un container en la calle para revisar a los pacientes sospechosos de covid 19.

Así se alistan los médicos para atender a los casos sospechosos. Foto de uno de los compañeros de guardia de la Dra. Perez Rey.

Y encima ahora nos insultan y nos echan de los edificios donde vivimos o donde queremos seguir ayudando a la gente aunque sea solo con las urgencias, como a las embarazadas a término, o las urgencias. No arriesgamos a nadie, al contrario, los cuidamos a ellos, sabemos lo que hacemos.

¿De qué sirven los aplausos a las 21 si después te tratan así? Yo trabajo todos los días y la rueda tiene que seguir girando. Quisimos imitar a los españoles e italianos aplaudiendo a los médicos , pero no pudimos con nuestro genio argento y teníamos que arruinarlo con nuestra soberbia y egoismo: nuestro ombligo es más grande que el cerebro.

Notas relacionadas