Por primera vez María Leal habló de su historia de amor con Sandra Mihanovich: estuvieron juntas 6 años y todo sucedió a fines de los años ’70 – Revista Para Ti
 

Por primera vez María Leal habló de su historia de amor con Sandra Mihanovich: estuvieron juntas 6 años y todo sucedió a fines de los años '70

La actriz reveló en el programa de Moria Casán cómo fue su historia de amor con la cantante y admitió que todo pasó cuando eran "muy jovencitas".
News
News

En diálogo con Moría Casán, María Leal habló de la relación que mantuvo con Sandra Mihanovich, cuando ambas eran "muy jóvenes", tal como ella misma manifestó.

La charla se dio en el nuevo programa que "La One" tiene en Canal 9, Moria es Moria. "Una invitada de súper lujo; una actriz descomunal, de una intensidad y una verdad que tengo el placer de disfrutar cada noche porque es una de mis brujas", la presentó Casán y lo cierto es que ambas comparten escenario de la obra Brujas.

"Acá tengo un cuestionario que con buen tino me acerca la producción, pero yo no lo voy a usar", comenzó la conductora. "El día que nos reunimos con el querido Luis Agustoni, el director, cada uno contó su experiencia de vida con respecto al amor y al desamor, a la lealtad y la deslealtad. Vos y yo dijimos cosas muy fuertes. Yo conté que fui abusada por mi abuelo y vos dijiste: 'Yo soy bisexual'. Contame cuándo descubriste ser lo que sos", continuó Moria, sin filtro.

maria leal y sandra mihanovich
María y Sandra a fines de los setenta, cuando fueron pareja.

"Me casé con un príncipe azul"

"Yo me casé muy chica, pero me casé con mi 'príncipe azul', un señor de 1.92 metros de estatura, con piel siempre quemada por el sol, con ojos azules. Un día me dijo: '¿Por qué me amás?'. Y yo le dije: 'Te amo porque sos un caballero en la mesa, sos un animal en el lecho y porque sos (Martín Rodríguez) Mentasti, yo soy actriz y porque tenés mucha plata'. Y entonces me dijo: '¡Con vos me caso!'", contó por primera vez María.

maria leal
María Leal contó todo en el programa de Moria. Foto captura.

Luego siguió repasando su historia con Mentasti: "Nos conocimos porque me llamó para hacer una película. Yo pensé que era un viejo. Llegué y efectivamente había un viejo con el que me puse a hablar pensando que era él. Entonces Carlos Pacheco, mi representante, me dijo: 'Le está hablando el señor Mentasti, María'. Yo giré y vi ese monumento, tremendo de guapo. Pero, además, me dijo que le gustaba el campo. Entonces, cuando salimos de ahí, estábamos llegando a la esquina de San Martín y Corrientes y Pachequito me dice: 'Mire, María, le han ofrecido tres películas'. Y yo le respondí: 'No me puede hablar de eso. Yo acabo de conocer al padre de mis hijos'. Y me casé a los diez minutos. Fue muy poco tiempo: 5 meses de noviazgo. A los 5 años, el príncipe se enfermó y a los 8 se murió".

maria leal
María trabaja en Brujas. Foto IG.

"Yo creo que lo que me pasó frente a su muerte es que entendí que se me presentaban dos opciones: o resignaba mi amorosidad y mi sexualidad o me enamorada de una mujer. Y me enamoré de una chica y estuve en una historia... Pensá que eran finales de los años setenta, no era fácil vivir esa historia y menos con dos hijos chiquitos", añadió.

Cuando conoció a Sandra Mihanovich

Y luego hizo mención a Sandra, aunque solo refiriéndose a ella como "la chica que canta". "Me enamoré y a partir de eso descubrí esa otra parte mía. Yo no me di cuenta. La chica canta", dijo. Y Moria acotó: "La chica canta y donó un riñón".

sandra mihanovich
Sandra también forma parte del elenco de Brujas. Foto IG.

"Lo dijiste vos", se atajó Leal, riendo. "Digámosle ‘la chica’. Íbamos a hacer una película juntas (Los miedos). Entonces Alejandro Doria (el director) me llevó a escucharla cantar a Satchmo, un sótano que estaba en la calle Agüero. Yo estaba destruida porque hacía dos meses que había muerto mi marido. Llegué ahí y la chica empezó a cantar y mi recuerdo es que la miraba y me empezó a molestar el cuerpo. No sabía bien qué me pasaba. Entonces salimos de ahí y Doria propuso que fuéramos a mi casa a tomar algo para seguir conversando. Fuimos a mi casa; llovía torrencialmente y hablamos, hablamos, hablamos. Me acuerdo que me senté en el piso, ella en el sofá y Doria traía café, mate, whisky, lo que fuera. Iba y venía y nosotras hablábamos. De golpe, salió el sol. Había parado la lluvia, había salido el sol y ahí estábamos". continuó.

"Nos despedimos y yo sentía como una rareza. Mamá se había quedado a dormir porque yo no me podía quedar sola con los chicos porque estaba destruida: se había muerto mi marido y me quería morir con él", continuó.

Cuando llegó el primer beso

Y entonces se refirió al siguiente encuentro: "Yo tenía que ir a ver a una amiga que había estado desaparecida y que estaba en Ezeiza. Entonces la llamé a esta chica y le dije: ‘Mirá, tengo que hacer algo muy difícil y me gustaría gratificarme un poco y verte a vos después’. Todo eso yo lo decía estúpidamente. No me daba cuenta de lo que decía. Nos encontramos. Ella estaba saliendo con un chico en ese momento. No sé cómo, de golpe, en un momento dado, nos abrazamos. Se escucharon las campanas del Vaticano hasta la Catedral y yo dije: ‘Dios y la virgen, ¿qué me está pasando? Durante mucho tiempo no pasó nada porque yo estaba aterrada hasta el día que me dio un beso", agregó.

sandra mihanovich
La cantante Sandra Mihanovich. Foto IG.

"No nos nombramos. Ella tampoco me nombra. Nos queremos muchísimo. Y esto también es importante decirlo: no fui yo quien sugirió a ‘la chica’ para que forme parte del elenco, fue Graciela Dufau", continuó.

"Estuvimos seis años juntas. Convivimos. Gracias a Dios, mis hijos iban a un colegio europeo, entonces todo estaba más cuidado. Los terapeutas me decían que tenía que esperar a que los chicos me preguntaran porque darle información a un chico si no te pregunta es casi una agresión. Y el que me vino a plantear la situación fue el más chico, Lucas, en París. Tenía 19 años y hacía mil años que no estábamos juntas. Vino y me preguntó qué fue lo que pasó, cómo fue esa historia. Yo le conté todo y me dijo que estaba bien; entonces, lo agarré al grande, Juan, porque consideré que él también tenía que saberlo. Juan me dijo que nunca se le había pasado por la cabeza. Es que éramos dos chicas, muy jovencitas y a los ojos de los demás éramos como amigas: jamás en la vida nada adelante de nadie”, agregó.

"Mis hijos pueden calificarme como mamá pero no como mujer. Lo importante es saber quién es uno, qué hizo con su siva y no sentirse mal", explicó Leal. Y ante la pregunta audaz de Moria, María habló sin tapujos: "Para el sexo no hay nada mejor que un buen pistoletazo, pero nunca estuve con una chica sin estar enamorada".


Más información en parati.com.ar

 

Más Para Ti

 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig