Esta es la manera correcta de hacer huevos duros (¡lo estábamos haciendo mal!)

¿Te cuesta digerir el huevo duro? ¿Te cae pesado? El secreto está en la cocción: lo estamos haciendo mal. Acá te contamos cuál es la forma perfecta de hacerlo.
Hay dos formas correctas de cocinar huevo duro. Lo estábamos haciendo mal. Foto: 123RF.

En 1942, una célebre escritora de libros de cocina llamada MFK Fisher le dedicó un capítulo a explicar la ciencia de cocinar un huevo en su libro “Cómo cocinar un lobo”. Pero con el tiempo, esa “sapiencia” se perdió. Ahora que se reeditó su libro, volvió a surgir el tema de cómo preparar huevos duros en forma correcta.

La legendaria MFK Fisher en la cocina de su casa.

Lo que no hay que hacer

Nos enseñaron que los huevos se sueltan en el agua hirviendo y se dejan 10 minutos. Error. Lo primero que sucede al hacer esto, el huevo se golpea y se rompe la cáscara. Además se cocina el borde exterior de la clara, haciendo que el tiempo de cocción de la yema aumente. Lo ideal es que se cocinen a la vez tanto la clara como la yema.

Este es el libro reeditado. Foto: IG.

Dos métodos para cocinar huevos duros

MFK Fisher propone 2 métodos para preparar huevos duros:

  • 1° método: Sumergí el huevo en agua fría por 15 minutos para evitar que se agriete y luego colocalo suavemente en agua hirviendo hasta que se cocine.
Con estos métodos evitás que la cáscara del huevo se quiebre al ponerlo en el agua. Foto: 123RF.
  • 2° método: Colocá el huevo en agua fría un rato en un olla. Luego ponela sobre la hornalla al máximo para acelerar la cocción. Cuando el agua empiece a hervir ya debería estar listo el huevo.

El tiempo de cocción del huevo varía dependiendo del tamaño, los promedios son 15, 12 o 9 minutos, para extra grandes, grandes o medianos respectivamente.

Las ventajas de hacerlo de manera correcta: el huevo queda tierno, bien cocido y es fácil de digerir (no te va a caer pesado).

Ir Arriba