Felipe de España renuncia a su herencia: Rey antes que “hijo de Juan Carlos”

En una decisión histórica, el rey Felipe de España cortó toda relación con su familia. Se aleja de rumores de negocios turbios y renunció a su herencia personal. No solo eso: también dejó a su papá, el rey emérito Juan Carlos sin su asignación anual. Corto mano, corto fierro…
Felipe de España se enteró que Juan Carlos lo había designado como heredero en sus sospechados negocios. Dijo no y le da la espalda total a su familia. Foto: Fotonoticias

Listo, lo dijo. El rey Felipe de España renunció a la herencia de su padre, Juan Carlos I. Ya no quiere recibir ni un euro de su padre.

Pero no quedó ahí, públicamente Felipe VI también dispuso que que el rey emérito (quien abdicó en 2014) ya no recibirá la asignación alguna de la Corona, una suerte de importantísima “jubilación”.

Decisión final

Todo esto nace tras un escándalo financiero (otro) que vuelve a tocar al padre del rey.

Felipe actuó sin piedad: de la misma manera que lo hizo (cuando recién subió al trono, ganándose el desprecio de sus hermanas y distancia de su amada madre, la reina emérita Sofía) cuando la infanta Elena se libró por poco de la cárcel (que sí le llegó a su cuñado, Iñaki Urdangarín, padre de sus sobrinos).

La decisión final, no quiere nada de ellos.

¿Qué pasó? En España Juan Carlos I está en la mira. Su relación con negocios turbios podría sumarle un dolor de cabeza a la Corona.

Es por eso que el rey Felipe optó por cortar por lo sano: no quiere tener nada que ver con él. Y es que, distintas grabaciones implican al rey emérito con lavado de dinero, fundaciones sospechadas como Lucum y Zagatka, concesiones, obras y “donaciones” como la de 65 milones de euros por parte del rey de Arabia Saudí.

Felipe VI no quiere que nada de eso manche a su reinado. Ya bastante dolores de cabeza tuvo con su hermana y con su cuñado. Dejó en claro que no quiere nada con ellos, ni de ellos.

Así, la Casa del Rey de España anunció hace solo pocos días Felipe VI se enteró que él y su hija mayor Leonor eran beneficiarios de un dinero difícil de explicar (de esas fundaciones) en caso que su padre falleciera. Sus herederos, sin saberlo.

“Con la finalidad de preservar la ejemplaridad de la Corona”, Felipe renunció a todo, así anunciaron. Y lo incluyó todo: la herencia personal que recibiría a la muerte de su padre Juan Carlos I y que le correspondería como hijo.

Y la orden no quedó ahí, el rey también se encargó de dejar a su padre sin la suma anual que le correspondía por exrey -más de 200 mil euros-. Un corte total.

Aquellos viejos tiempos

Viejos tiempos, el rey Juan Carlos y el príncipe Felipe navegan en sus vacaciones en Mallorca. Foto: Fotonoticias

Felipe de España siempre tuvo una relación idílica con sus padres.

Fue el esperado hijo varón que la Corona de España tanto esperaba y necesitaba. Nació segundo, tras la infanta Elena, directo para ser príncipe heredero. Mimado hermano menor y afectuoso hermano mayor de la infantaCristina Los Borbón siempre se mostraron como un frente unido.

Y, tanto pesó siempre en la Corona española el qué dirán y las reglas que Felipe incluso dejó distintas novias atrás, porque sus padres (su madre, en especial, de sangre real griega) no las consideraban adecuadas. Solo la experiodista Letizia Ortiz logró franquear esa barrera y convertirse en princesa.

Puede interesarte

Felipe de España junto a su mujer, Letizia Ortiz, su padre y su sobrino. Todavía eran familia y ellos príncipes. Foto: Fotonoticias

Mi hijo, el rey

Amante tío de sus sobrinos, un hermano muy cercano de las infantas. El abrupto cambio que sufrió la Corona española, se siente. Y es que primero cayó en desgracia la infanta Cristina: sus negocios fradulentos a costa del nombre de la Corona salieron a la luz y en 2015 su hermano Felipe le quitó el ducado de Palma. Ya no se la vio públicamente por España.

A la infanta Elena tampoco le fue mejor. Es la favorita del rey emérito Juan Carlos y no solo está divorciada de Jaime de Marichalar, también se lleva pésimo con su cuñada, la reina Letizia así es que se evitan.

La (hoy) reina Letizia, se convirtió en fiel guardiana de Felipe. Foto: Fotonoticias

Con la infanta Cristina mudada a los Estados Unidos, la reina emérita Sofía (extraofcialmente separada ya del rey emérito Juan Carlos) fue el único nexo que le quedó intacto con su familia. Pero su mala relación con su nuera también hizo lo suyo.

Cuidar el trono para Leonor

Con Letizia, Felipe creó su propia familia, con sus dos hijas. El rey desea mantener a la monarquía española intacta para ellas. Foto: Fotonoticias

Ya como rey y con 52 años, la nueva vida de Felipe de España pasó a estar dedicada a Letizia y a sus hijas: las infantas Leonor y Sofía. Dejar el terreno lo más allanado posible para la que monarquía (tan golpeada en todo el mundo) se mantenga en pie.

Para cuidar el reinado, Felipe de España no dudó en darle la espalda a su padre, el rey emérito Juan Carlos. Ya eligió. Foto: Fotonoticias

Felipe de España actúa hoy como rey, soberano de un país que está cansado de una realeza llena de privilegios. Deja su rol de hijo y le da la espalda a Juan Carlos I (y con eso a su propia madre también) para mantener las chances de un reinado de Leonor en pie.

Para Felipe, el futuro de la infanta Leonor fue crucial a la hora de decidir darle la espalda a su padre, Juan Carlos. Foto: Fotonoticias.

Se trata de “dar el ejemplo”, dijo. Así fue como Felipe VI actuó rey.

Ir Arriba