News

Hey Judy! La revancha de Renée Zellweger camino al Oscar

Fue la reina de la comedia y esclava de su propia celebridad. De la mano de la biografía de una (otra) gran estrella con una vida llena de turbulencia como Judy Garland, Renée Zellweger protagoniza su propia vuelta triunfal.
RenÈe Zellweger volvió, y con toda la gloria por su papel de Judy Garland en "Judy".
RenÈe Zellweger volvió, y con toda la gloria por su papel de Judy Garland en “Judy”.

El público se enamoró de su sonrisa, de sus ojos pícaros y de su frescura casi al mismo tiempo que “Jerry Maguire” en el exitoso film de junto con Tom Cruise. En ese momento, a mediados de los ´90, Renée Zellweger (50) tenía 27 años y llevaba apenas dos ganándose la vida en Hollywood.

Hija de un ingeniero suizo y una enfermera noruega, tras hacer pequeños papeles en su Texas natal, se trasladó a Los Angeles para probar suerte en la meca del cine mundial. Y en tiempo récord logró lo que muy pocos.

Renée Zellweger en su fabulosa interpretación de Judy Garland.
Renée Zellweger en su fabulosa interpretación de Judy Garland.

Nace una estrella

En el año 2000, su cotización literalmente se disparó y pasó a ser una de las actrices mejor pagas del momento. “El diario de Bridget Jones” fue un éxito aun mayor que “Jerry Maguire” y le dio su primera nominación al Oscar.

Con su siguiente película, la adaptación cinematográfica del musical “Chicago” se convirtió en una de las reinas de Hollywood, heredera del encanto de Julia Roberts y Meg Ryan. Aunque el Oscar por “Chicago” se le escapó –se lo llevó Nicole Kidman por “Las horas”-, la recompensa llegó al año siguiente con “Cold Mountain” de Anthony Minghella.  Todo iba de maravillas para Renée Zellweger…  O al menos eso parecía.

La biopic de Judy Garland significa también el regreso a la gran pantalla de su protagonista: Renée Zellweger.
La biopic de Judy Garland significa también el regreso a la gran pantalla de su protagonista: Renée Zellweger.

Apenas un año después de haber alcanzado la cima y de recibir los más importantes premios entre 2002 y 2003 –Oscar, Globo de Oro, BAFTA y SAG–, la actriz comenzó a sentir que su presencia incomodaba. Su carrera tuvo algunos tropiezos, vinieron un par de películas que no tuvieron la repercusión esperada, hasta que en 2010 decidió alejarse de los sets y los flashes y estuvo completamente apartada durante seis años.

“La metamorfosis” de Renée Zellweger

En una extensa entrevista con New York Magazine explicó que su decisión tuvo un solo motivo: había caído en una profunda depresión y necesitaba descansar: “Mi vida estaba llena de sombras. No estaba sana. No estaba cuidando de mí misma. Era lo último en mi lista de prioridades”, confesó. “Necesitaba no tener algo que hacer todo el tiempo, no saber qué es lo que me tocaría hacer durante los próximos dos años”.

Dirigida por Rupert Goold, “Judy” narra el período final de la vida de la diva.
Dirigida por Rupert Goold, “Judy” narra el período final de la vida de la diva.

Con el vértigo y la crueldad típicos de Hollywood, la olvidaron pronto. Sólo se acordaron de ella cuando en 2014 reapareció para una entrega de premios. Los medios, las redes y los foros de Internet estallaron: “Está irreconocible”, dijeron. Se burlaron de su rostro, criticaron su exceso de bótox, sus malas cirugías, sus retoques en la nariz, párpados, etcétera.

Ella calló, por un tiempo. Dos años después, harta de ese asedio, envió una carta al diario Huffington Post en la que habló de bullying y prejuicios: “Mi cara y mis ojos no son un acontecimiento de interés nacional. Esto revela la frívola pero poderosa fijación social por el cuerpo femenino, en detrimento de lo realmente importante. Quizás debamos debatir más acerca de por qué nos gusta compartir colectivamente el apetito de ser testigos de personas humilladas por su apariencia y cómo impacta eso en generaciones más jóvenes. Quizás podamos debatir más sobre nuestros muchos desafíos sociales”, concluyó.

Renée Zellweger tiene 50 años, y "Judy" representa una revancha en su vida y carrera.
Renée Zellweger tiene 50 años, y “Judy” representa una revancha en su vida y carrera.

El regreso triunfal

Y volvió al silencio. Y se dedicó a causas solidarias: trabajó para organizaciones benéficas que luchan por la protección y la defensa de las mujeres, desarrolló en Liberia un programa escolar para mujeres jóvenes. Hizo terapia, viajó, asistió a clases en la Universidad de California. Y cuando el alejamiento parecía definitivo, con esporádicas apariciones en la televisión, el amor por el cine pudo más. Y Renée volvió. Y volvió a lo grande.

Su regreso fue nada más y nada menos que con una biopic sobre una de las más grandes leyendas de la historia del cine: Judy Garland. Dirigida por Rupert Goold, “Judy” narra el período final de la vida de la diva. Zellweger se pone en la piel de la actriz y cantante en sus últimos meses de vida en Londres, en los que ofreció cinco semanas de conciertos con todas las entradas vendidas.

Acuciada por el insomnio y el alcoholismo, con varios intentos fallidos de suicidio, perseguida por la Hacienda estadounidense y por un buen número de promotores que la demandaban por incumplimiento de sus contratos, la intérprete de “Over The Rainbow” falleció de un paro cardíaco luego de una sobredosis de barbitúricos. Tenía 47 años.

_DCE4028.NEF

Fue un desafío grande para la actriz texana que, a juzgar por las repercusiones, los premios –Globo de Oro, National Board of Review, entre otros– y las críticas favorables a nivel mundial, ha superado con creces. ¡Bravo por ella!

Renée Zellweger ¡es “Judy”! (el trailer)

udy Garland, la mítica  intérprete de “Over The Rainbow”, falleció de un paro cardíaco luego de una sobredosis de barbitúricos a los 47 años.
Judy Garland, la mítica intérprete de “Over The Rainbow”, falleció de un paro cardíaco luego de una sobredosis de barbitúricos a los 47 años.

Notas relacionadas