“La pandemia ha tenido un impacto feroz en la industria de la moda pero hay esperanzas”: Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI)

Es uno de los que más conoce la industria de la moda. Nadie mejor que Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), para que nos dé su perspectiva acerca de la situación actual del sector en medio de la pandemia y la crisis económica que atraviesa el país. Acá nos da su opinión acerca de la situación en el mundo y acá.

La pandemia está haciendo estragos en la industria de la moda local e internacional. Foto: 123RF.

La pandemia ha tenido un impacto feroz sobre la industria de la moda en todo el mundo. Es una de las más complicadas. Todos los rubros que no son llamados esenciales, y los que podrían llamarse de gastos discrecionales tiene un impacto mayor por dos sentidos: primero por la falta de movilidad por la cuarentena que ha habido en el orden de los 120 días a nivel planetario; segundo por las caídas en el PBI y en los niveles de consumo que se ha dado también a nivel mundial.

Este año la industria de la moda ha tenido los niveles de cierre de tiendas más altos. Los síntomas impactan a nivel general. Tenemos a Zara con 1200 tiendas que va a cerrar, las ventas de las marcas de lujos ha caído atrozmente por la falta de turismo (muchas de ellas se solventaban con las ventas a los turistas chinos, rusos y japoneses).

Esto tiene un impacto mundial y se empiezan a ver algunos síntomas que parecen nuevos pero estructuralmente se venían viendo antes. Tenemos muchas compañías del fast fashion y otras de nivel intermedio o de lujo que tenían un nivel de crecimiento exponencial donde los objetivos eran siempre vender más y tener más locales, pero en la pre pandemia ya había comenzado un proceso de crisis entre el exceso de oferta y una escasez de demanda.

Claudio Drescher cree que es difícil atravesar la situación en la que está la industria de la moda hoy pero que con decisiones adecuadas, será posible. Foto: IG

Lo que hizo la pandemia fue multiplicar todo esto, acrecentarlo en forma exponencial y paralelamente surge el crecimiento en los últimos años de lo que son las ventas por e-commerce. Esto se ve reflejado en una profundísima caída en lo que es la venta en locales y una crisis en el retail que llevó a a la convocatoria y a lo que en Estados Unidos llaman “chapter eleven” (N.deR.: Chapter 11 es una forma en que las empresas en problemas pueden salvarse preservando partes rentables de su negocio mientras eliminan lo que les genera gastos, que puede incluir tiendas no rentables y deudas insostenibles. La dirección de la empresa sigue teniendo el control del negocio, pero un tribunal de quiebras supervisa el proceso mientras negocia con los propietarios, proveedores y otros acreedores) a centenares de compañías, algunas icónicas reconocidas internacionalmente y una decena de tiendas departamentales de lujo, semi lujo que eran paradigmáticas. Esto es el contexto internacional. Sin esto no podemos entender qué es lo que está pasando en Argentina.

En nuestro país todo esto que describimos tiene una connotación particular. Los países en vías de desarrollo, los latinoamericanos, tienen todo lo que le pasa a los países europeos o de alto desarrollo como Estados Unidos, y la situación se agrava con el altísimo nivel de pobreza que te encontrás en los grandes conglomerados (casos concretos Brasil, México, Argentina, Colombia, Perú y Chile).

En todo el mundo, la misma situación: muchas marcas se ven obligadas a bajar sus persianas. Foto: 123RF.

La industria de la moda en la Argentina ya venía con tres años de recesión, desde 2016 en adelante, con una acentuada caída en 2018 y 2019, con altísimas tasas de intereses, con retroceso en los consumos, con lo cual la industria entra en un sistema de rebajas permanentes, pérdida de retribución y muchas convocatorias como las que se dieron el año pasado (caso Grimoldi, AY Not Dead, Wanama, Garzon García)… Así que la industria ya venía la industria golpeada en la pre-pandemia.

Puede interesarte

¿Qué podemos decir del futuro? Lo único que podemos decir a partir de este panorama tan difícil es que la capacidad de gestión de las marcas argentinas, el sentido emprendedor de sus líderes, la experiencia entre tantas tormentas que atravesó la Argentina en los últimos años permiten ver siempre una luz de esperanza de nuestra capacidad de adaptación a distintas situaciones.

Encuentro hoy en muchísimas marcas, una situación dificilísima en cuanto a la capacidad de sobrevida que se puede dar a partir de ahora, requiere una enorme capacidad e liderazgo, con lo cual creo que tenemos un futuro difícil. Pero al mismo tiempo creo que si tomamos las decisiones adecuadas podemos tener en los próximos años una lenta recuperación y una enorme posibilidad de volver a construir empresas sólidas.

No va a ser fácil para nadie en el mundo salir de esta situación general. En Argentina se da al complejidad de la pre-pandemia con una recesión enorme más la pandemia, con lo cual siempre lamentablemente lo nuestro es un poquito más complicado que la situación con la cual tiene que lidiar el resto del mundo.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba