Lifestyle

“Las tecnologías asociadas al aprendizaje permiten enseñar de una manera más profunda, personalizada y eficiente”

Juan Etchegaray, Director General de Grow Escuela
de Internet, reflexiona sobre la educación a distancia, una realidad en la era Coronavirus.
Los chicos se adaptaron fácilmente a la educación a distancia. Foto: 123 RF.

Las pandemias avanzan rápido a la vez que detienen todo. Y esto lo sabemos porque lo estamos viviendo: es la primera vez que la humanidad se mira a los ojos y se banca frenar todo para cuidar la salud.

Podrá durar 3 meses o un año, no lo sabemos, pero ya estamos aceptando que es menos tiempo para ver a Messi jugar o que todos los planes que hicimos para este año van a tener que modificarse.

Estamos encerrados y para pasar la cuarentena nada mejor que seguir avanzando en lo que se pueda. Acá juega un rol muy fuerte la educación, el tema es que no todos estábamos preparados para dictar las clases 100% online.

Las tecnologías asociadas al aprendizaje han venido evolucionando en los últimos años generando entornos con diseños intuitivos que permiten enseñar de una manera más profunda, personalizada y eficiente.

El tema es que la mayoría de las escuelas han demorado su implementación hasta ahora, y en esta adaptación a campus virtuales o a plataformas de videoconferencias como Zoom, han descubierto que los alumnos pudieron comenzar a utilizarlas sin problemas.

Esto pasa porque la mayoría de las personas que buscan capacitarse nacieron en la era digital o tuvieron mucho tiempo para adaptarse a las plataformas sociales. ¿Cómo no vamos a saber usar Zoom si ya dominamos Skype o MSN?


Actualmente hay dos modelos de educación online que marcan tendencia: clases en vivo vs on demand. En el primer caso, se trata de emular la dinámica que se genera en las clases presenciales: hay un profesor conectado a una webcam, en la que muestra una presentación de powerpoint e interactúa con alumnos que pueden participar escribiendo en un chat grupal, o hablando por micrófono y cámara. Como plus, tiene que las clases quedan grabadas y uno las puede ver en otro horario.

El modelo on demand, es el utilizado por grandes plataformas internacionales que nos bombardean de publicidades constantemente para que nos sumemos a cursos por bajos precios. Se trata de clases grabadas en los que el alumno tiene que ir viéndolas en determinado orden para poder obtener su certificación. Esto es ideal para las personas con horarios complicados que necesitan sentarse a estudiar a su propio ritmo.

Juan Etchegaray en una de sus charlas.


Si bien ya hace más de dos años que en Grow enseñamos con modalidad online, el inicio de la cuarentena nos obligó a mudar toda nuestra currícula presencial. Esto lo hicimos en muy poco tiempo, y a su vez, desarrollamos rápidamente programas especiales llamados Cuarentena digital en los que se puede aprender un curso completo con clases en vivo durante 6 días consecutivos.

En paralelo lanzamos una serie de más de 20 webinars gratuitos para que toda nuestra comunidad siga aprendiendo de grandes profesionales.

Estamos en un contexto en el que casi nadie produce, nadie sabe que va a pasar y por lo tanto nadie gasta nada. Por eso, aunque la demanda total bajó, es cada vez más la gente que se vuelca a la modalidad online para aprender nuevas herramientas, porque sabemos que la salida a la era del coronavirus no va a ser fácil, y que cursos digitales como los que damos en Grow sirven para entender cómo poder potenciar mejor los emprendimientos, aún en situaciones como las que vivimos.

Juan Etchegaray es Director General de Grow Escuela
de I.nternet

Notas relacionadas