Meghan y Harry se mudaron a los Estados Unidos (y así les dio la bienvenida Donald Trump)

MEGHAN HARRY DONALD TRUMP
Meghan Markle y Harry dejaron Canadá a las apuradas y aceleraron su mudanza a los Estados Unidos. Ante el peligro por el coronavirus y el cierre de fronteras, los duques de Sussex planean vivir con su hijo Archie en California. El presidente Donald Trump decidió dedicarles un tuit… ¿de bienvenida?
¡Hola Estados Unidos! Los duques de Sussex llegaron para quedarse.

Meghan y Harry se mudaron a los Estados Unidos y, enterado de que los duques de Sussex habían llegado el fin de semana en un vuelo privado y que piensan vivir en la ciudad de Los Angeles, Donald Trump no les perdió mirada.

Duro, el presidente les hizo saber que en los Estados Unidos los duques “no tienen coronita”. Foto: Fotonoticias

Apenas los duques se instalaron en su mansión en Malibú, algunos tabloides comenzaron a deslizar la posibilidad de que la pareja pidiera ayuda al Gobierno para cuestiones de seguridad.

Casi de la misma manera que -voluntariamente- ofreció en su momento el primer ministro de Canadá Justin Trudeau. Pero Donald Trump dijo: ¡de ninguna manera!

Políticamente incorrecto

“Soy un gran amigo y admirador de la Reina y del Reino Unido -tuiteó el presidente Trump-. Se informó que Harry y Meghan, que abandonaron el Reino Unido, residirían permanentemente en Canadá.

Ahora se han ido de Canadá hacia los Estados Unidos“.

El que rie último… Donald Trump no se banca a Meghan. Foto: Fotonoticias.

¿Les dio Trump la bienvenida? Nada más lejos… El tuit siguió:

“Sin embargo, los Estados Unidos no pagarán por su protección de seguridad. ¡Deben pagar!“, se atajó el presidente dejando saber que conocía los rumores y no pensaba dejarlos pasar.

Se sabe, el tacto no es lo suyo. Y, desde que asumió la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump se rehusó a utilizar (como se venía haciendo en la era Obama) la cuenta de Twitter oficial @Potus: mantuvo igual de activa la suya personal @TheRealDonaldTrump donde lanza sus mensajes sin filtro.

Los Sussex planean establecerse en California. Meghan quiere estar cerca de su mamá.

Nada detuvo a Donald Trump. Si el quiere decir algo, el presidente de los Estados Unidos lo dice. No importa el contexto de la situación.

Ni que los Estados Unidos esté hoy enfrentando graves problemas por el coronavirus (una de las causas por las que los duques dejaron Canadá y aceleraron su mudanza cerca de la madre de Meghan).

Con el príncipe Carlos contagiado de la COVID-19 y todos protegiendo a la reina. El tuit de Trump tomó al Reino Unido y a los duques de Sussex por sorpresa.

Ni que el virus esté atacando de tal manera a Europa que el mismo padre del duque de Sussex, el príncipe Carlos -quien seguro ya se enteró del exabrupto y la manera que Trump trató a su familia– está entre los contagiados y viva en aislamiento mientras se recupera.

“Nadie se lo pidió”

Se sabe que a Trump Meghan Markle no le cae bien. La estadounidense no dudó en acusarlo de misógino en sus épocas de plebeya y celebrity Hollywoodense (y seguramente no cambió de opinión).

El presidente tiene memoria y en su última visita a Gran Bretaña ya declaró que la tiene por “desagradable”.

Pero desde el Megxit y su paso al costado de la Familia Real, los duques de Sussex no cuentan con guardias reales (como sí lo tiene el resto, William y Kate, los condes de Wessex…). Ni ellos ni su hijo Archie, bisnieto de la reina de Inglaterra, tendrán guardaespaldas pagados por el pueblo británico.

Los Sussex deberán caminar por su nuevo lugar de residencia como cualquier otro vecino (cuando levanten la cuarentena, al menos). Incluso como cualquier otra celebridad Hollywoodense cada vez que quieran salir a de compras o pasear a sus perros y las personas (o los paparazzi) se les acerquen.

Meghan y Harry no necesitan de la ayuda de Donald Trump.

Pero Meghan y Harry lo tienen todo bien planeado. Sorprendidos por la agresiva reacción de Trump, tuvieron el placer de negar toda intención de pedirle algo.

Un vocero de los duques respondió por ellos: “El duque y la duquesa de Sussex no tienen en sus planes el pedir al gobierno de los Estados Unidos seguridad. Se han hecho arreglos privados planeados previamente“. No te deben nada.

Ir Arriba