La controversial decisión del príncipe Alberto sobre sus hijos Jacques y Gabriella – Revista Para Ti
 

La controversial decisión del príncipe Alberto sobre sus hijos Jacques y Gabriella

El príncipe se encuentra, hace meses, a cargo del cuidado los mellizos, a los que decidió incluir en varios actos oficiales del Principado. Durante los últimos días se conoció que los había retirado de las clases presenciales y, argumentando que se encuentran en receso, justificó haberlos llevado con él a la Cumbre del Clima en Glasgow. La pregunta es por qué, en lugar de realizar un viaje de estas características, no se quedaron en Sudáfrica con su mamá, a la que no ven hace meses.
News
News

La anunciada recuperación de la princesa Charlene y su regreso al Principado de Mónaco tiene al mundo en una alta expectativa. Justamente es por esto que cada vez resulta más difícil encontrar un relato lógico y sensato a la situación de una familia que, sobre el papel, está desestructurada.

Foto: IG

Por mucho que los comunicados oficiales y las declaraciones a la prensa hablen de amor y deseos de pronta reunión, los hechos son claros: una madre busca refugio en su familia en su Sudáfrica natal, a miles de kilómetros del palacio real, mientras sus hijos permanecen separados de ella.

Foto: IG

En casi ocho meses, el príncipe Jacques y la princesa Gabriella solo han visto a su madre una vez. Sin duda, muy poco tiempo para chicos de solo 7 años que, seguramente, no entienden esta distancia. En realidad, nadie la entiende: ¿por qué a tan corta edad ya realizan viajes oficiales, como el que ahora les ha llevado a la Cumbre del Clima en Glasgow, pero van a ver a su progenitora enferma? Es que su padre, príncipe Alberto, determinó que lo acompañarían cada vez más en actos oficiales: incluso decidió que recibieran clases en su casa (el Palacio Grimaldi) y que ya no asistieran a clases presenciales en el colegio al que iban hasta hace algunos meses.

Foto: IG

De modo tal que, recientemente, Jacqui y Bella fueron con su padre a su viaje oficial a la Cumbre del Clima en Glasgow (Escocia), con paradas de su agenda oficial en Alemania y Reino Unido. La decisión, controvertida, fue explicada por Alberto de Monaco: "Tiene vacaciones en el colegio y no quería dejarlos solos en Mónaco. De esta manera, estarán conmigo mientras esperamos a que Charlene vuelva a casa", dijo.

La casa real monegasca ha anunciado que, previsiblemente, la princesa volverá, ya recuperada de sus dolencias, alrededor del 19 de noviembre, aunque ya nadie pone la mano en el fuego ante los previos anuncios fallidos. Llama la atención que los gemelos aprovechen su tiempo libre no para reunirse con su madre, y quizá hacer el viaje de vuelta juntos, sino para acudir a una cumbre institucional. ¿Por qué Alberto no quiere separarse de ellos? ¿Por qué evitar que se reúnan con su madre sin su presencia?

El príncipe Alberto sostiene que, en realidad, repite la costumbre de sus propios padres (el príncipe Rainiero y la princesa Grace) cuando se llevaban a sus hijos en sus viajes oficiales, casi a la misma edad. Pero, en aquellos tiempos, la familia viajaba completa aunque con una relación muy distante entre padres e hijos: Carolina, Alberto y Estefanía no comieron en la misma mesa que sus padres hasta los 14 años. De hecho, Carolina de Mónaco ha contado que los tres hermanos tenían más relación con su niñera que con sus padres. "Cuando ella se marchaba, Alberto y yo le decíamos '¡no te vayas, no te vayas!' y estábamos tristes durante días. Más veces que menos, nuestra madre terminaba llamándola para preguntarle si podía volver a casa antes de lo planeado", reveló Carolina en 'Alberto II de Mónaco, el hombre y el príncipe', la biografía autorizada de los periodistas Isabelle Rivière y Peter Mikelbank.

Este es el segundo viaje oficial en el que se embarcan los mellizos (visitaron el mes pasado Irlanda) mientras su madre permanecía ingresada en el hospital en Johannesburgo. ¿Por qué el príncipe Alberto considera más importante la presencia institucional de unos niños que una relación estrecha con su madre? Difícil cuestión, que se ventila con declaraciones de buenos deseos desde instancias oficiales, pero que también sugiere una consideración de los herederos del Principado como una especie de botín al servicio de la institución, sobre los que su madre no tienen ningún tipo de autoridad.

Te puede interesar:

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig