Lifestyle

Por qué viajar te hará más feliz que cualquier riqueza material

Fuente: Unsplash.

La felicidad es lo que busca cada ser humano y cuando hablamos del sentido de la vida seguro la mayoría de las personas dirá que es ser feliz. Pero dónde encontramos la felicidad o qué nos puede dar esa satisfacción que hace revivir el espíritu.

Aunque no hay una receta mágica, los científicos aseguran que sí se puede decir que hay cosas que nos pueden hacer más felices que otras, como por ejemplo, viajar.

De acuerdo a los especialistas, conocer otros lugares nos hace más felices que cualquier riqueza material que podamos conseguir.

Las cuestiones materiales sin duda generarán un momento de felicidad, pero será temporal, porque después de un tiempo cualquier nueva compra se hace menos emocionante, nos da menos placer y lo que disfrutaste poco a poco se va desvaneciendo.

Fuente: Unsplash.

Es que, cuando te acostumbras a eso nuevo, el nivel de satisfacción baja considerablemente. Entonces, para volver a sentir la misma emoción te ves obligado a volver a comprar, transformando a ese tipo de felicidad en un verdadero círculo vicioso.

Sin embargo, como indica el refrán, no se puede comprar la felicidad.

En la Universidad de Cornell realizaron un estudio y determinaron que hay una manera de romper ese ciclo perjudicial. El profesor Thomas Gilovich manifestó que la misma cantidad de felicidad que muchas personas consiguen cuando compran algo, lo obtienen cuando hacen algún tipo de viaje.

Fuente: Unsplash.
La satisfacción de una compra

Lo fundamental, según el estudio, es que el tiempo limitado de satisfacción de una compra no se pierde en el caso de los viajes porque los recuerdos de tu experiencia de viaje aún te proporcionan hormonas de felicidad durante mucho tiempo.

El especialista explicó que la adaptación, o que algo se vuelva costumbre, es uno de los “enemigos de la felicidad”, de ahí la diferencia entre el bienestar que ofrece una y otra experiencia.

El estudio señala también que la experiencia pasa a ser parte del ser humano, mientras que los bienes materiales no logran ese objetivo. 

Fuente: Unsplash.

Los recuerdos que nos hacen felices no vienen de riquezas materiales, sino de las vivencias que se hacen parte de cada persona. Además, la suma de ese tipo de experiencias hace aún más placentero el estado que se alcanza.

Además, el hecho de viajar entrega un grado de felicidad adicional por el grado de interacción que se logra durante este proceso, lo que hace más enriquecedor el recuerdo y por ende la sensación de felicidad.

Durante los viajes el cerebro se despeja y en muchos momentos se pierde noción del tiempo y se puede absorber nueva información y conocimientos de nuevas culturas y lugares.

.

Notas relacionadas

Bitnami