News

Telar de la abundancia: todo lo que tenés que saber sobre esta estafa en clave femenina

La invitación llega a través del whastapp o por redes sociales: un plan de inversión dirigido a mujeres que con mensaje de empoderamiento promete una rápida devolución de dinero. Tiene diferentes nombres, pero la estafa es la misma.

“Te quiero contar que formo parte de un grupo de economía solidaria, que consiste básicamente en dar y recibir. Este grupo se llama fractal y es un movimiento internacional, que fomenta la solidaridad, el apoyo y la abundancia. Todo se trata de vibrar alto y juntos ayudarnos a tener la certeza de que somos merecedores y que sí podemos cumplir nuestros sueños y nuestros objetivos”. Así es uno de los mensajes que llegan por whatsapp buscando captar miembros.

telar de la abundancia
Así funcionaría el telar de la abundancia. Las primeras que entran son fuego y entregan cierta suma de dinero, las de aire atraen nuevos miembros, las de tierra apoyan y las de agua reciben las “ganancias”.

“El dinero viene de la entrada de nuevos miembros, peor no hay ninguna actividad ni inversión que genere ingresos reales. Quienes entran temprano pueden obtener ganancias pero, cuando dejan de entrar personas se terminan los retornos”, advierte Sebastián Davidobsky en una investigación que realizó para Chequeado.

Es un tipo de engaño que se viralizó en las redes. Recibe diferentes nombres: “telar de la abundancia”, “mandala de la prosperidad”, “telar de los sueños”, “círculos de la prosperidad”, “flores de la abundancia”, “ruedas de la amistad”… Y el objetivo son las mujeres: usa mensajes feministas y de empoderamiento para captar a las víctimas. Usan palabras como sororidad y apelan a la ayuda entre mujeres para convocarlas.

Es un sistema de estafa piramidal en el cual se les promete a los miembros una rentabilidad que podría sextuplicar la inversión inicial. Si los miembros logran reclutar gente, crecen en la pirámide hasta llegar al centro del mandala, donde obtienen la ganancia.

El dinero proviene de los nuevos integrantes y como no hay ninguna inversión o actividad que genere ingresos, más que la incorporación de nuevos miembros, cuando deja de entrar gente la promesa original y la estructura se cae. Algunos habrán ganado dinero, pero la mayoría no.

Desde 2016 la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) viene advirtiendo de que se trata de una estafa: “La captación pública de dinero para su colocación en inversiones es una actividad que en nuestro país requiere autorización de las autoridades competentens (Banco Central o Comisión Nacional de Valores)”.

Para este tipo de engaño, los damnificados que viven en Capital Federal pueden radicar su denuncia en las fiscalías nacionales en lo Criminal de Instrucción. Y si están en el interior del país, en la fiscalía provincial de su domicilio.

Notas relacionadas