Un truco para no tener que ir a la verdulería… y ¡larga vida a la cebolla de verdeo!

Con la cuarentena extendida hay que sacar de la galera trucos familiares que pueden salvarte en la cocina. El chef David Chang nos cuenta uno de los suyos para que lo pruebes en tu casa.
Ya sea como ingrediente, garnish o color, las cebollas de verdeo pueden cambiar el sabor de todo un plato. Así podés hacer que duren más. Foto: 123RF

El chef David Chang -de “Ugly Delicious” y “Desayuno, Almuerzo y Cena“- es uno de los más entienden de sabores y colores. Con sus programas, David recorrió el mundo, conoció y probó todo tipo de platos.

Hoy, con los Estados Unidos en emergencia y cuarentena, los chefs utilizan sus redes sociales para hacer la cuarentena más llevadera.

Muchos comienzan a recalcar algo que ya se venía viviendo: retomar las recetas de antaño y evitar desperdiciar alimentos. Usar todo, como en los tiempos de guerra, ahora más que nunca por el bien del planeta.

Es el turno de este reconocido cocinero (el mismo de restaurantes como Momofuku, hijo de inmigrantes coreanos) para sorprendernos con un truco, ¡sacado de su mamá!:

“Yo uso cebollitas de verdeo probablemente más que cualquier otra cosa en mi cocina hogareña -comentó David Chang en su posteó-. Vi que mi suegra hizo esto y lo colocó en el alféizar de la ventana”.

Es así, ¡no necesitás tener ni siquiera una huerta ni tierra en casa!

El truco casero que permite que tengas cebollas de verdeo todo el tiempo de la mano de David Chang. Foto: IG

“Ahora entiendo que mi madre y mis abuelas deseaban preservar y almacenar alimentos mucho más que lo que se hace ahora …

Mi abuela solía hacer esto para estirar la vida útil de las cebollas de verdeo. Siempre pensé que era vergonzoso. Desearía no haber sido tan estúpido en ese entonces“.

David Chang es un cocinero reconocido a nivel internacional. En cuarentena, muestra cómo se cocina en casa.

La receta de mamá

Se trata de una costumbre asiática muy sencilla. Para no desperdiciar, estirarlas lo más posible y evitar ir a la verdulería solo por ellas (son pequeñas pero ¡sí que dan sabor!).

Puede interesarte

Agarrá un manojo de cebollas de verdeo y revisá que tengan sus raíces sanas.

Chang cortó una botella de plástico y la usó como recipiente (podés usar un frasco de vidrio, de paso reutilizás). Ponés agua, unos dos dedos, lo suficiente para que las raíces tengan de donde nutrirse y las cebollitas de verdeo ahí.

Cambiá el agua de tanto en tanto. Las colocás cerca de la luz y vas cortando a medida que necesites. No serán eternas, pero vas a ver que salen una y otra vez.

Una receta Para Ti: La receta más fácil para hacer berenjenas rellenas en cuarentena

Ir Arriba