Deco

Una casa con vista a las sierras

En la cima de las sierras que bordean hacia el norte la ciudad de Córdoba, esta casa con la firma de la arquitecta Mónica Josefina Fiore –en colaboración con el estudio Choza– acomoda sus tres plantas sobre un terreno empinado que le permite las mejores vistas.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
La casa, proyecto de Fiore junto a las arquitectas María Clara Amoedo y Agustina Calamari (@choza.arq), fue construida en hormigón y piedra bola, con diferentes módulos que se van engarzando sin interrumpir la presencia de un añejo algarrobo. Se accede a la planta baja por una rampa con muro de piedra.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Una escalinata en L lleva al sector social. La abrazan unas barandas de hierro con cables de acero, bien etéreas, que permiten disfrutar del paisaje serrano sin cortes.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Un puente que cruza entre dos espejos de agua marca el acceso formal a la casa: el más feng shui –aquí a la izquierda– tiene una cascada de piedras y vasija de cemento con piedra onda japonesa; en el otro conviven diferentes plantas acuáticas. A través de los dos paños de vidrio fijo y la puerta pivotante de cristal y hierro negro se vislumbra la silueta de la escalera de cemento y los cuadros que le suman color a su recorrido.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El living es muy net y fue decorado por Patty Muzzi con un par de sofás de madera tapizados en jacquard, con detalle de tientos de cuero sobre el respaldo, una mesa cuadrada de mármol y madera con cuencos de guayubira de diferentes alturas y cajas laqueadas (interioresbap.com) y dos banquitos de madera, todos contenidos por una alfombra sintética gris. En una esquina de la sala hay una palmera en un macetero de hierro negro y en la otra, un sillón de lectura modelo Forastero con caño y cuero (Interiores B.ap). La tevé apoya sobre una mesa de madera maciza, de espaldas al gran ventanal por el que se cuelan las copas de los árboles. Las mantas de llama son peruanas.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Junto a la puerta de entrada, un perchero de madera maciza muy minimalista con varios brazos rebatibles marca una bienvenida con buen diseño. El techo y el piso se revistieron con tablones de lapacho (www.patagoniaflooring.com).
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
La escalera de cemento alisado gris contrasta con la calidez de los pisos de madera. En el descanso superior, apoyados contra la pared, se dan la mano un cuadro de Micaela Muzzi y otro de Eduardo Muzzi; mientras que en el inferior, una banqueta antigua dialoga con un perchero con botones de madera del que cuelgan sombreros.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El comedor y la cocina integrada ocupan un gran ambiente abierto y vidriado. La mesa de comedor es de guatambú (En FB: Alternativa Muebles), muy sencilla, porque acá el rol protagónico lo tienen las Wishbone con asiento de mimbre, abrigadas todas con cueros de oveja (Alternativa). Una alfombra turca contiene el sector. Para vestir los grandes ventanales se eligieron cortinas Duette (Hunter Douglas), imprescindibles para tamizar la luz. Como centro de mesa, unos candelabros de estilo nórdico en chapa (Alternativa).
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El estudio de arquitectura diseñó una cocina moderna con una isla central con frentes revestidos en madera natural. La mesada y los laterales son de Silestone blanco Zeus y llevan –además de unos maceteros con orquídeas– una bacha embutida de acero con grifería monocomando negro mate (Thol) y un anafe vitrocerámico con dos hornallas. En un módulo lateral de madera pintado de negro absoluto se instaló el horno eléctrico. La pava con diseño de Philippe Starck para Alessi y la lámpara colgante metálica (iluminaciónaguero.com) aportan el toque brillante.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El toilette es muy original, con un ventanal de piso a techo y una columna cuadrada de espejo atrás de la mesada resuelta con un gran bloque de pinotea sobre el que apoya la bacha redonda tipo bowl. La grifería es monocomando, también en negro mate (Barugel Azulay). Una escultura de una bañista en arcilla pintada por una artista cordobesa aporta el toque decorativo.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El baño principal se revistió con un delicado papel a rayas (www.raldua.com.ar) y lleva un espejo redondo con marco de hierro (Interiores B.ap). Sobre el mueble de madera con mesada de Corian (Alternativa) se ubicó una bacha de apoyo de losa blanca (Barugel Azulay). Pero la vedette indiscutida es aquí la grifería negra mate de Thol (thol.com.ar) y el tándem perfecto que logra con el elegante rosa pastel que se desprende de vasos, toalla y accesorios de loza.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El baño principal está compartimentado y fue íntegramente revestido con porcellanato símil cemento alisado. Una mampara de cristal separa el box de ducha, con ventana vertical con vista a las sierras.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Ubicada en el tercer nivel, la suite se privilegia con una vista panorámica increíble. Patty Muzzi eligió para este ambiente una cama con respaldo de guayubira que resalta contra la pared pintada color visón (www.alba.com.ar). La colcha y los almohadones son de lino chileno y el pie de cama llegó desde San Pedro de Atacama. Como luz de noche, una lámpara de pared negra de Artemide junto a una mesa de luz redonda de hierro (Interiores B.ap). Frente a la cama, una lámpara de pie modelo Vikingo, en chapa y caño negro (Artemide), crea un rincón de lectura en tándem con el sillón de los 50 retapizado de lino rosa pastel, mismo color del almohadón de terciopelo.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
El área social junto a la cocina se completa en exteriores con una zona de estar al aire libre, junto a la gran parrilla. Pisos y techo son de hormigón visto, con una particularidad: las losetas verticales del cielorraso actúan como una pérgola rústica que permite el paso de la luz. Las barandas de hierro y cables de acero forman una barrera que prácticamente se mimetiza con las copas de los árboles.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Este quincho informal tiene pisos de porcellanato italiano de 1,20 x 1,20 m (Barugel Azulay). La mesa es de guayubira con patas de hierro pintadas de negro (Interiores B.ap) y lleva unos caminos teñidos en batik. Cuatro sillas Wishbone con cueritos y un banco largo de cemento completan el espacio. Al fondo, el muro de hormigón visto le da contención a la megaparrilla con su horno (www.tromen.com). Una mesa alta de madera funciona como auxiliar para preparar el asado.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Una escalera de hormigón lleva hasta el portón de entrada, de chapa negra pivotante, coronada por una pérgola de madera y hierro que luego lleva hasta una segunda puerta. Piedras de la zona acompañan el ascenso.
ARQ. FIORE ESTUDIO CHOZA WARCALDE
Dos reposeras de diseño italiano invitan a disfrutar la vista abierta al valle desde uno de los balcones, con barandas de hierro y tensores de acero.
Fotos: Facundo Basavilbaso.

Notas relacionadas