Una casa de familia con arquitectura y decoración para compartir – Revista Para Ti
 

Una casa de familia con arquitectura y decoración para compartir

Recorrimos una casa amplia y cómoda, 100 % ambientada para disfrutarla en familia y recibir afectos y llenarla de vida y experiencias.
Deco
Deco

Una pareja dejó la casona familiar en las que vivieron por más de 30 años para mudarse a un barrio cerrado de Pacheco.

Querían un hogar amplio y cómodo donde recibir amigos, hijos y nietos y disfrutar con ellos del contacto con la naturaleza. El resultado es esta propuesta amplia, canchera y funcional, bien pensada para muchos.

Mani Ayerza, Sarita Ayerza y Pepi Yvorra de Masai Deco, se ocuparon de toda la ambientación de la casa.

La biblioteca, protagonista de la casa. Fotos: Christian Belliera.

La sala de lectura es un espacio luminoso y mágico. Una gran biblioteca acomoda sus libros por tema. Un ambiente estrella del hogar.

La mesa redonda y las sillas tapizadas en lino color amarillo (www.delevie.com.ar) son de madera de petiribí (@masaideco).

En el living, dos cómodos sofás enfrentados, con funda de Panamá blanco, unas mesas de centro modelo Sarai de hierro con tapa de paraíso pintado y unos silloncitos de estilo en pana roja a los que se les lavó la madera para dejarla en su estado natural, conforman un ambiente cómodo y para muchos.

La cocina se diseñó en un solo bloquee integrada al living y al comedor. Una amplia isla de Silestone es el nexo entre los dos espacios. Los muebles de piso a techo y sin herrajes a la vista, fueron en su mayoría diseñados a medida por Masai Deco (@masaideco).

El comedor integrado a la cocina. Fotos: Christian Belliera.

En el comedor, sillas con fundas, aptas para grandes y chicos.

El cuarto principal, con salida a uno de los patios internos, es un refugio de tranquilidad en tonos neutros y claros y sólo un toque de azul grisáceo en los almohadones de pana. Los veladores con angelitos en la base son piezas antiguas de bronce macizo a los que se agregaron pantallas de arpillera para modernizarlos.

El dormitorio principal. Fotos: Christian Belliera.

Sobre la cabecera enfundada en tusor color crudo cuelga el único detalle decorativo de este espacio: un cuadro realizado por la artista Kela Podestá (@kelapodest), hermana de la dueña de casa, quien también pintó un mural en el toilette.

Fotos: Christian Belliera.

Además de la habitación principal, hay un dormitorio de dos camas que estos abuelos tienen siempre preparado para recibir a alguno de sus 13 nietos (más dos que vienen en camino) y que además cuenta con su propio baño completo en suite equipado con un vanitory flotante de madera y un enorme espejo redondo con marco de hierro color óxido muy canchero (@masaideco).

Por pedido de los dueños de casa, el estudio LMB Arquitectos (@lmb_arq), responsable del proyecto, optó por desarrollar la construcción en una sola planta, con ventanales abiertos a diferentes espacios exteriores que aprovechan y distribuyen la luz natural por todos los ambientes. 

Sara, la dueña de casa, es amante de las plantas, así que la casa tiene varios rincones pensados para disfrutar de la naturaleza con macetas de distintos tamaños y el verde siempre como protagonista.

Un patio interno, rincón de paisajismo. Fotos: Christian Belliera.

El patio interno, al que se puede llegar desde el jardín posterior y con salida directa desde el dormitorio principal. Aquí es donde muchas veces disfrutan sus desayunos al aire libre.

La casa tiene construidos 210 metros cuadrados cubiertos a orillas de la laguna para aprovechar al máximo los espacios exteriores con su familia y amigos.

La galería, espacio de encuentro. Fotos: Christian Belliera.

Los asados son aquí una constante y se disfrutan en el mesón de madera rústica con bancos dobles a cada lado o acodados a la barra de madera que está junto a la parrilla. Al otro lado de la galería, el living de exteriores reúne muebles de hierro forjado de líneas simples y un gran baúl de madera con ruedas que oficia las veces de mesa auxiliar.

Fotos: Christian Belliera.

La pileta revestida en venecitas azules tiene borde infinito en el extremo que la funde con la laguna y un solarium húmedo en el lado opuesto, desde donde ofrece una vista privilegiada del muelle.

La pileta "con acceso" a la laguna. Fotos: Christian Belliera.

El frente de la casa, del lado que mira hacia la calle de acceso. Una puerta de dos hojas de madera recuperada es protagonista.

El frente de la casa de una planta. Fotos: Christian Belliera.
El fogonero, estrella del exterior de la casa. Fotos: Christian Belliera.

En un segundo plano y a orillas de la laguna hay otro punto de reunión que es favorito de toda la familia: un pequeño living alrededor de un fogonero de hierro (@masaideco) construido a pedido de los yernos de

Producción: Mariana Soulages. Fotos: Christian Belliera.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig