Belleza

10 mandamientos para cuidar tu piel en invierno

El frío puede ser dañino para tu piel. Acá te contamos tips para tener en cuenta y ponerlos en práctica.
Belleza
En invierno es muy importante el cuidado de la piel. Foto: 123RF.

1. Evitá el agua muy caliente. Ya sea para lavarte las manos, la cara o durante el baño, porque deshidrata la piel y contribuye a la pérdida de lubricación. Es importante secarte muy bien después del baño.

2. No uses fórmulas con ingredientes abrasivos. Para la limpieza optá por productos suaves, dado que la piel va a estar más sensible que de costumbre.

3. Hidratá al máximo. La mejor manera de combatir la piel seca es hidratarla a diario, sobre todo después de la ducha (cuando los poros están más abiertos) y antes de irte a la cama. Aplicá una capa generosa de producto y, en lo posible, renovala durante el transcurso del día. Acá podés optar por los aceites corporales y faciales, que resultan ideales para mantener la piel suave durante más tiempo, ya que conservan la humedad.

4. Elegí fórmulas enriquecidas. Optá por productos suaves o con emolientes y humectantes, con componentes como las ceramidas o ácido hialurónico.

5. Cuidado al exfoliar. La frecuencia tiene mucho que ver con tu tipo de piel: si tu piel es seca o sensible, mejor evitala. Una vez a la semana será suficiente para eliminar células muertas y ayudar en la penetración de los productos hidratantes.

6. No dejes de usar protector solar. Aunque haya una menor incidencia de rayos UVB, los niveles de UVA (aquellos que envejecen la piel) son lo suficientemente significativos como para justificar el uso de productos con protecciónsolar. Podés optar por productos multipropósito.

Belleza
Es recomendable seguir usando protector solar aunque sea invierno. Foto: 123RF.

7. Protegé los labios. Además del frío, el peor enemigo es estar mojándolos todo el tiempo para sentirlos menos tirantes. Aplicá bálsamos o labiales que, además de aportar color, cuentan con componentes humectantes.

8. Prestale mucha atención a las manos. Su piel es muy delgada, con lo cual tenemos que cuidarla de la resequedad y del agrietamiento. Para ello evitá los jabones y toallitas desinfectantes, ya que tienen componentes secantes. La clave es elegir algún jabón de manos con componentes humectantes.

9. Hacé tratamientos en casa. Es la época ideal para tratamientos caseros, ya que el mercado ofrece todo tipo de opciones que nos permiten alcanzar resultados realmente buenos. Las mascarillas son ideales.

10. Elegí las texturas adecuadas. En invierno, la piel está más seca y hay que corregirla con fórmulas un poco más pesadas, más humectantes, que contribuyan a retener la humedad. Los ungüentos y bálsamos son ideales para las zonas más secas, como labios, codos y rodillas.

Notas relacionadas

Bitnami