Lifestyle

Cómo consumir los alimentos congelados

Congelar los alimentos para conservarlos se volvió una práctica popular, ¿vos utilizas este método en casa?

Los víveres congelados, hoy, son una tendencia gastronómica por ser una técnica simple y eficaz. Cuando sometemos nuestras provisiones a una temperatura baja, impedimos su deterioro y la pérdida de cualidades como sabor, textura, color u olor.

Sin embargo la gran ventaja es que evita la proliferación de microorganismos, atención: detenemos su acción pero no los eliminamos. Esto sucede, en cambio, cuando se cocina a una alta temperatura.

Aclararlo es muy importante porque si manipulas los alimentos inadecuadamente podés poner tu salud en riesgo. De esta manera aseguras que las propiedades nutritivas queden intactas, o al menos en gran parte.

Eso sí… una vez que descongelaste el comestible es fundamental que no lo vuelvas a meter al freezer, no es seguro, ya que están todas las condiciones dadas para que la cantidad de bacterias aumenten. Algunos expertos, incluso, recomiendan consumir el producto en menos de 24 horas.

Esto evita una toxiinfección alimentaria, en otras palabras: una enfermedad provocada por un alimento contaminado.

Otro dato a tener en cuenta son los cambios bruscos de temperatura, cuidado, es mejor dejar el alimento en la heladera (un día antes a su consumo) o usar el programa que brinda el microondas.

También es propicio recordar que cada alimento tiene su límite máximo para permanecer en el congelador:

  • Pan: 3 meses
  • Carne y pescado: 6 meses
  • Lácteos: 8 meses
  • Platos cocinados: 4 meses
  • Frutas: 10 meses
  • Verduras: 12 meses
  • Pollo: 4 meses

Ahora bien, una cosa es la congelación y otra la ultra congelación, para que se entienda: la primera es la que se hace en el hogar y la segunda es el término que refiere a un proceso industrial, el cual se aplica a múltiples opciones: pan, carnes, pescados, vegetales, precocinados, entre otros.

Por supuesto… siempre será mejor un alimento fresco que no haya sufrido manipulación o transporte.

En conclusión, consumir alimentos que hayan estado congelados no es peligroso, excepto que no estés atenta a su proceso inverso (descongelamiento) y posterior cocción.

Diversos estudios han comprobado que estos contienen casi la misma cantidad de vitaminas, minerales y fibras que cuando fueron recogidos.

En un día turbulento, esta es una excelente opción para salir de apuros. El delivery es práctico pero no siempre, ni todos, podemos darnos lujos.

Notas relacionadas

Bitnami