Aprendé a intencionar para lograr tus deseos y objetivos – Para Ti
 

Aprendé a intencionar para lograr tus deseos y objetivos

Implica diseñar un plan secreto, un norte hacía donde dirigir la energía. El coach Juan Pablo Husni propone claves para definirlas con claridad
Lifestyle
Lifestyle

¡Intencionar! ¿Quién no pondría a la palabra en el ranking de las más usadas durante 2020?

Y sí, evoca una acción muy movilizadora y que muchas veces se confunde con los deseos y objetivos.

Pero son muy distintos.

Los deseos son expresiones y son abstractas y los objetivos hablan de algo medible y cuantificable en el tiempo, explica el comunicador y coach en desarrollo personal, Juan Pablo Husni.

La intención, en cambio, es la firme determinación interior de alcanzar o lograr algo.

Es un sentido de direccion interior, "es nuestro plan secreto"

Tenerlas en claro, es fundamental. "Cuando estamos impulsados por la intención tenemos un norte, un marco de referencia sobre el que basar nuestras desiciones", aporta Husni y comparte algunas consideraciones para pensarlas.

Tienen que estar a nuestro alcance

La intención implica responsabilidad y por eso, a la hora de definirlas es importante que sean posibles.

Mantenerlas viva y presentes

No se trata de intencionar algo, brindar y listo: necesitamos tener un plan de acción.

Quien tiene presente y clara su intención desarrolla fuerza voluntad y determinación, dos cualidades claves para lograr cualquier meta.

Por ejemplo: ¿Por qué no me voy a comer la segunda medialuna?: porque recuerdo que mi intención es cuidar mi salud.

Esa claridad nos ayuda a forjar el poder de la determinación. No se trata de la medialuna, se trata de la mente. Una mente atenta y solida que nos ayuda a cuidar nuestra intención.

Entonces: intencionar no es solo mandar un mensaje al universo y listo, es establecer mi plan, mi sentido de dirección, de propósito.

Podemos tener el deseo de tener un mejor año en todos los sentidos que podemos imaginar, pero ahora sabemos que detrás de ese deseo está nuestro plan secreto que no depende de ninguna circunstancia.

Intencionamos lo que queremos y no lo que no queremos

Siempre vamos por lo positivo. Un ejemplo: tengo la intención de no pelear tanto con mi pareja podría traducirse en algo mucho más efectivo: tengo la intención para este año de desarrollar más la tolerancia y la empatía.

La intención es, en definitiva, "una zona". Implica establecer el partido que quiero jugar.

El escritor peruano Carlos Castaneda decía que la intención es una fuerza que ya existe en el universo: al conectarnos con nuestras intenciones nos estamos alineando con esa energía universal que esta disponible para nosotros; nos ayuda a ubicarnos debajo del flujo de la vida que siempre esta a nuestro favor.

Una intención posible, propone el facilitador, podría ser tener cada día mas sabiduría para enfrentar la vida y saber aceptar con serenidad cualquier situación que nos traiga el año próximo.

¿Hacemos las nuestras?

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig