EL ADN de la nueva sastrería

la nueva satrería
El traje de saco y pantalón bien puede ser considerado como el impulsor del género fluido. Hoy es un código compartido y personalizado con estilos variados.
Más allá del género. Por Alejandro García
En la década del 30 del siglo pasado Katharine Hepburn sedujo y fue en contra del glamour del momento e hizo de sus tailleurs la comodidad absoluta para los sets de filmación. Una mirada diferente para una nueva estética respecto de compañeras, las rubias platinadas envueltas en satén de celuloide. La sastrería del famoso “made in Italy” marcó una época y lanzó a la industria italiana. Llevar traje significó ser moderno. En los años 80 los hombros fueron exagerados y significaron poder y marcharon a la par del estilo deportivo de Jane Fonda. La diseñadora Norma Kamali supo aprovechar el combo. La androginia de los 90 usó este dúo como estandarte del que algunos se animaron a llamar tercer sexo. Hoy esas dos piezas reciclan moldería, materiales y usos, inclusive horarios. Lo que en la actualidad se conoce como la democratización de la moda no reconoce estilos ni formas. No hay reglas fijas. El tailleur pantalón acepta tacos de altura, encajes y zapatillas y buzos de algodón como salidos de la última clase de zumba. Formalidad e informalidad a la par. Eso sí, priman el criterio y la personalidad. La subjetividad al poder. Lo que supo ser un escándalo hoy es moneda corriente. Hombres y mujeres comparten el código y se abrazan en la versatilidad del traje.
SACO SMOKING Y PANTALÓN DE BACK SATÉN Y CREPÉ DE SEDA NATURAL, BLUSA COMBINADA DE CREPE GEORGETTE DE SEDA NATURAL, CINTURÓN DE PLUMAS EN LA FRENTE Y SANDALIAS (Evangelina Bomparola).
TAILLEUR PANTALÓN DE LANA PRÍNCIPE DE GALES ($ 8.700 el saco y $ 4.089 el pantalón, Mirta Armesto), BLUSA Y PAÑUELO DE SATÉN ESTAMPADO ($ 4.600 y $ 2.300, Holi). ANTEOJOS CON EL MARCO FLÚO ($ 3.490, Las Pepas) Y SANDALIAS DE CUERO ESPEJO ($5.250, Vitamina).
TAILLEUR DE SACO LARGO, PANTALÓN ANCHO CON CINTURÓN INCORPORADO
Y CAMISA ANIMAL PRINT
($ 6.800, $ 4.500 y $ 5.700, Clara Ibarguren). ZUECOS CON PIEL Y HEBILLA DE STRASS (Saverio di Ricci).
SACO CORTO CON VOLADO EN EL RUEDO Y PANTALÓN DE TIRO ALTO CON ESTAMPA DE FLORES, TOP DE LÚREX Y POLERA FLÚO ($ 6.990, $ 3.690, $ 1.832 y $ 2.952, Las Pepas). COLGANTE DE METAL ($ 1.700, Vitamina) Y BOTAS DE CUERO Y GAMUZA CON TACHAS ($ 9.900, Saverio di Ricci).
SACO Y PANTALÓN SMOKING Y BLUSA DE GASA LAMINADA ($ 14.000, $ 9.998 y $ 7.998, Cher) Y BOTAS CON PLUMAS Y CRISTALES BORDADOS EN EL TOBILLO ($ 20.000, Santesteban).
TRAJE DE SACO Y PANTALÓN OXFORD TIZADOS Y CAMISA RAYADA ($ 6.900, $ 3.900 y $ 2.890, Tucci). SOMBRERO RÍGIDO DE FIELTRO ($ 4.000, Holi), PAÑUELO AL CUELLO ($ 2.000, Vitamina) Y BOTINETAS CON TACO KITTEN (4 4.980, Blaquè).
TAILLEUR DE SACO Y PANTALÓN CON CIERRES Y CAMISA CON ESTAMPA TROPICAL ($ 4.990, $ 1.990 y $ 1.990, Basement). BUCANERAS DE CUERO ($ 6.990, Fondado).

producción: ALEJANDRO GARCÍA. fotos: RAÚL DE CHAPEAUROUGE. Maquilló: Joaquín Vega para Kabuki Makeup School. Peinó: Marco Bustamante para Supernova Peluqueros.

Ir Arriba