Hugo Arana y la publicidad de los escarpines (y el vino) con la que trascendió en el tiempo y todavía conmueve

El célebre actor murió de covid-19. Tenía 77 años y estaba internado desde hace unos días en el Sanatorio Colegiales por un accidente doméstico. Como homenaje rescatamos la publicidad que le abrió el camino: la de los escarpines y el vino Crespi en 1972. La recordamos.

Hugo Arana murió a los 77 años de covid. Foto: IG

La noticia de que Hugo Arana murió víctima de coronavirus sorprendió esta mañana. Tenía 77 años y estaba internado por un accidente doméstico. En el sanatorio le dio positivo el hisopado. Inevitable pensar en aquel célebre comercial en blanco y negro de los años setenta en el que interpreta a un hombre que se entera que va a ser papá.

El aviso que interpretó Hugo Arana con Betty Galán en colores, para el cine. Foto: IG

Todos los que hayamos vivido en los años setenta, sea la edad que tengamos, si hay una publicidad que recordamos es aquella protagonizada por un Hugo Arana joven en la que su mujer le da la sorpresa de que está embarazada esperándolo con la mesa puesta y un par de escarpines. Súper emotiva, la publicidad trascendió el tiempo y las décadas.

Mirá la publicidad en blanco y negro:

La publicidad es el reflejo de una realidad de aquella época en la cual la mujer se enteraba antes que el marido de que estaba embarazada porque el médico se lo comunicaba personalmente (generalmente la mujer iba sola al médico, era raro que el marido la acompañara) luego de un análisis de sangre. Y otro detalle que llama la atención, el consumo de vino. En los setenta, el vino era la bebida preferida en la mesa familiar y se tomaba rebajado con soda. Además, las embarazadas podían tomar alcohol con moderación.

Aquella publicidad fue realizada por la agencia Portillo Olsen y la idea fue craneada por Marcos Paley, quien contrató a Juan José Jusid como director de los comerciales. Para el protagonista varón querían a alguien con imagen de buen tipo. No había castings como hay ahora. Pero una de las estudiantes del taller de teatro de Augusto Fernández supo de esta búsqueda y se lo comentó a uno de sus compañeros: Hugo Arana.

Hugo Arana hizo una carrera extraordinaria. Foto: IG

Los comerciales de Crespi eran como una saga: estaban pensados como la historia de una pareja. Arana primero conocía a su novia en la ficción, la actriz Betty Galán, luego se casaba, y recién en el cuarto comercial venía el anuncio del bebé. Y ésa fue la que todo el mundo recuerda. La historia de la pareja continuó con otro hijo y mucho más. En total se filmaron 12 entre los años 1970 a 1985.

Puede interesarte

Cuando filmó el comercial, Arana no era papá pero como buen actor supo expresar todos los sentimientos que pasan por la cabeza de un hombre cuando se entera que va a ser padre por primera vez. Como el comercial fue un exitazo después tuvo que repetir las mismas expresiones para la publicidad en colores para el cine.

Pasaron 50 años y cambiaron muchas cosas. Pero aquella publicidad quedó grabada en los que vivimos aquella época. Hoy con la noticia de la muerte de Hugo Arana, una víctima más del coronavirus, es inevitable recordar aquella imagen del hombre emocionado y enternecido con la noticia de que va a ser papá y con el par de escarpines entre sus manos. Y aquel abrazo inolvidable con su mujer y él con los escarpines en sus dedos haciéndolos caminar sobre el hombro de ella.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba