Lifestyle

La ciencia lo explica: por qué estar enojado hace que aumentes de peso

Fuente: Unsplash.

Andar enojado por la vida nos afecta de manera importante. Estamos mal predispuestos en muchas situaciones y usualmente se generan conflictos con las personas que nos rodean.

Sin embargo, la ira también nos puede afectar en cosas que van más allá y uno de los efectos secundarios terribles es que estar enojado nos hace subir de peso.

Hay que diferenciar los estados, porque todos podemos tener un mal día y andar con cara de pocos amigos y esperando que nadie nos hable para no explotar. Pero otra cosa es andar enojado por la vida y convertir ese sentimiento en estado constante que puede ser muy perjudicial.

Es que la ira no sólo es un estado emocional, sino que también influye en los procesos que existen en nuestro cuerpo y, por ejemplo, cuando estamos de mal humor se libera adrenalina, como predispuestos a “luchar o huir”, sin mencionar que nos genera ansiedad y nos mantiene muy activos.

Fuente: Pixabay.

Además, por el flujo de sangre mayor desde los órganos internos a los músculos dejamos de sentir hambre, pero sólo por un corto plazo, por lo que cuando dejamos de tener ese nivel de adrenalina, sentimos necesidad de energía y comenzamos a desear consumir alimentos por el estado de ansiedad en el que se encuentra una persona enojada.

Esta situación puede llevarnos a lo que denominan “una alimentación emocional y sin sentido”, porque podríamos comer algo para encontrar comodidad o alegría sin considerar si es bueno para nuestra salud.

La ansiedad y el estrés

Por eso, una recomendación fundamental es no tratar de lidiar con situaciones de estrés o tensión a través de la comida.

Debe considerar que la ansiedad aumenta el estrés lo que hace que aumente el nivel de la hormona cortisol, porque convierte el azúcar en sangre en grasa e inhibe la digestión. Esto afecta la presión arterial y el corazón, y -además- afecta el nivel del peso.

Los especialistas indican que una buena manera de evitar el estrés y el estado permanente de enojo, es con un pasatiempo activo, haciendo ejercicio o con un paseo por un parque, porque ayudará a cambiar el estado de ánimo y evitar las tensiones.

Fuente: Unsplash.

También es importante reducir nuestro mal humor porque tendremos problemas para dormir, lo que como consecuencia significará que no tendremos suficiente energía en nuestro día a día y tratamos de suplir esa falta con carbohidratos o bebidas dulces, entre otros alimentos.

Además, la falta de sueño interrumpe el funcionamiento de las hormonas que controlan el apetito.

Con todos estos datos, es importante aprovechar que llegó la primavera para estar de buen ánimo y así no subir de peso, porque también afectará nuestra figura si nuestra intención es llegar 10 puntos al verano. 

Notas relacionadas

Bitnami