Lifestyle

La editora de Para Ti (fanática de la jardinería) te enseña cómo multiplicar tus suculentas con lo que tenés en casa

Aprovechá esta cuarentena para dedicarle un tiempo a la jardinería. Si tenés suculentas, podés armar nuevas plantitas. Es muy fácil. En esta nota, Daniela Fajardo, editora de Para Ti, te muestra paso a paso cómo hacerlo. ¡Animate!
Las suculentas son una planta muy fácil de multiplicar y de cuidar. Foto: Daniela Fajardo.

Desde chiquita adoro las plantas. Cada vez que iba a la casa de mi abuela Josefa, me fascinaba acompañarla a regar su jardín porque me iba diciendo el nombre de cada una de sus plantas. Hoy, en mi terraza tengo cactus, orquídeas, suculentas y muchas (muchísimas) plantas. Soy una apasionada de la jardinería. Por eso, en esta cuarentena, si tenés suculentas en casa y un poco de tierra, te propongo hacer nuevas plantitas: multiplicar suculentas a partir de sus hojas. Es fácil, además estar en contacto con las plantas y la tierra relaja, calma los ánimos y eleva las endorfinas (tan necesarias en estos tiempos de incertidumbre que vivimos hoy). Y lo mejor de todo es que vas a sentirte orgullosa de haber podido hacer nuevas plantas (idea piola: después se la podés regalar a la persona que más estás extrañando en esta cuarentena).

Manos a la obra

Lo primero que tenés que saber es que hay varias maneras de multiplicar las suculentas. Hoy te voy a enseñar el paso a paso de la multiplicación por hoja.

Necesitás:

  • Suculentas.
  • Sustrato (o tierra en su reemplazo: lleva 2 partes de tierra negra, 1 parte de compost, 3/4 partes de arena gruesa, 1/2 parte de vermiculita, 1/2 parte de perlita y carbón picado (el mismo que el del asado)
  • Maple, vasos descartables de café o bandeja de delivery
  • Maceta chica
Paso 1: cortá las hojas más carnosas y dejalas una semana en un lugar seco. Foto: Daniela Fajardo.
  • Paso 1

Buscá en tu balcón o terraza las suculentas que tengas, y sacales varias hojitas. Yo tengo la costumbre de que cada vez que encuentro alguna hoja en el suelo o sobre la tierra, la separo para hacer una nueva plantita. Es importante darle tiempo a las hojas para que cicatricen la herida que se les ocasionó en el momento que las arrancamos de la planta. Así que dejá las hojas separadas sobre un plato, papel de diario o lo que se te ocurra. Tienen que estar adentro (que no les llegue el agua de lluvia), en un lugar seco y luminoso (pero no al rayo directo del sol). Dejalas así una semana (¡y que nadie te las toque!).

En un maple colocá sustrato (si no tenés, pone tierra). Foto: Daniela Fajardo.
  • Paso 2

Al cabo de una semana, tenés que fijarte en qué condición se encuentran las hojas que separaste. Si alguna está machucada o seca, desechala. Pero seguramente, la mayoría estará igual que al momento en que la cortaste (carnosa y verde) y quizás hasta alguna haya comenzado a echar raíz o brotado (¡genial!).

En un maple, vasitos descartables de café, bandeja de delivery o para almácigos (lo importante es que no sea muy profundo), colocá sustrato (arriba te expliqué cómo hacer sustrato). Si no tenés en casa, no te preocupes, con tierra va a funcionar igual.


Paso 2: colocá las hojitas ya cicatrizadas en un maple. Foto: Daniela Fajardo.
  • Paso 3

Sobre el sustrato o tierra apoyás las hojas (como se ve en la foto). La parte cóncava (la gordita) tiene que estar sobre la tierra o sustrato. Dejalo en un lugar seco y luminoso, sin que le llegue el agua de lluvia ni el rayo del sol directo. Y no riegues hasta que comiencen a aparecer las primeras raíces. Hacelo con un rociador (evitá las hojas) para no mojar por demás ni encharcar.

Las hojitas comenzarán a echar brotes y raíces. Foto: Daniela Fajardo.
Las raíces son muy pequeñas, como hilitos. Foto: Daniela Fajardo.
  • Paso 4

Una vez que aparecen las primeras mini plantitas o brotes y se desprende la hoja madre o se seca, es el momento de trasplantar a una macetita. Podés plantar varias en la misma maceta (una vez que crecen, quedan divinas).

Llená tus macetitas con tierra o sustrato. Foto: Daniela Fajardo.
Plantá varias en la misma maceta. Foto: Daniela Fajardo.


Tips

  • Colocá las plantitas en un lugar protegido de la lluvia hasta que estén más desarrolladas.
  • Regalas una vez por semana.
  • Podés trasplantarlas en macetas decoradas por vos misma o por tus hijos para después regalarles la plantita a la persona que más extrañaste en esta cuarentena.
Plantitas en desarrollo. Foto: Daniela Fajardo

Espero que te haya sido útil y que a partir de ahora llenes tu balcón o terraza con plantitas hechas por vos misma. Practicalo: aumentá la autoestima y activá el buen humor.

Lista para regalar. Foto: Daniela Fajardo.

Notas relacionadas