La novelesca historia de amor de Karina Mazzocco y Omar El Bacha: se conocieron en el supermercado y hoy llevan 16 años juntos – Para Ti
 

La novelesca historia de amor de Karina Mazzocco y Omar El Bacha: se conocieron en el supermercado y hoy llevan 16 años juntos

Se conocieron en la góndola de las frutas y verduras y ambos coinciden en que fue un flechazo pero la acriz y conductora se negó a darle su teléfono asi que Omar se tomó el trabajo de enviarle flores y bombones durante varias semanas hasta que logró una primera cita con Karina. Ya llevan 16 años juntos, tienen un hijo de 14 años y aseguran estar pasando un excelente momento de pareja. 
News
News

Karina Mazzocco lleva 16 años en pareja con Omar El Bacha -padre de su hijo Malek, de 14 años- y se conocieron de una forma muy particular y graciosa que no dudó en contarnos con lujo de detalles.

 -¿Es verdad que a Omar El Bacha, tu actual marido, lo conociste en el supermercado?

¡Es verdad! Es más, te doy más detalles: lo crucé en la zona de verdulería (suelta una carcajada). Nos miramos y a mi me gustó pero, claro, seguí con mis compras, salí del supermercado y, cuando estaba por llegar al auto con las bolsas escucho que alguien me pregunta: “¿Necesitás que te ayude a cargar todo?”. Y era Omar. Acomodamos todo en el baúl, hablamos 5 minutos y me fui. La verdad es que estuve bastante antipática y medio que me arrepentí de eso mientras manejaba a mi casa.

-¿Y cómo hizo para contactarte sin tener tu número de teléfono?

-Ese día me siguió con el auto, vió dónde vivía y me empezó a mandar flores y chocolates a casa. Yo le agradecía todo, muy amablemente, pero me hacía la linda y le aclaraba: “No pienso darte mi teléfono”. Ahora lo pienso y digo: ¡Que antigua fui! Pero bueno, por suerte, él insistió y tuvo una idea piola: un día me mandó una caja con dulces árabes y adentro había un celular y el único número agendado era el suyo. Ese fue el comienzo de todo.

La separación que no fue

-Llevan más de 15 años juntos pero en el 2018 algunos medios publicaron que estaban separados, ¿sabías eso?

-Siiii… ¡No sé de dónde salió esa noticia! Yo lo atribuyo a que en el 2018 nos mudamos a esta casa y, cuando embalamos todo, lo dividimos en dos fletes: en uno trajimos lo que íbamos a seguir usando y en el otro despachamos lo que ya no queríamos más. Sospecho que algún vecino vio eso y pensó que nos habíamos separado y nos mudábamos a dos departamentos distintos.

-Es decir que nunca vivieron separados

-¡No, jamás! A ver: en estos 16 años tuvimos dos grandes crisis. La primera fue al año de que naciera Malek. Creo que fue más bien una crisis mía que repercutió en la pareja. Yo había dejado de trabajar y eso me debilitó mucho. Estaba como perdida, insatisfecha, no entendía muy bien cómo iba a lograr reinsertarme laboralmente y me costaba aceptar que ya no generaba dinero, no producía. Era un mambo mío, ¿eh? Imaginaba que, por haber sido mamá, abandonaba ese lugar de bomba sexual que tenía y perdía el estatus de mujer todo terreno -podía bailar en un teatro de revista, conducir un magazine o hablar de sexo como en De a dos- y eso me generaba una enorme angustia.

-No fue asi porque, después de eso, hiciste ficción -Vidas robadas en Telefé-, fuiste conductora de Mañaneras con Paula Trápani….

-¡Obvio! Era sólo un rollo mio. Pero bueno, al estar mal yo, estaba mal con Omar. Por suerte lo comprendí y pudimos superarlo.

-¿Y la segunda crisis cuando llegó?

-Esa fue más reciente pero no en el 2018 cuando la prensa no separó (se ríe). Habrá sido en el 2016 pero nadie se enteró y tampoco recuerdo si empezó por algún hecho puntual… Era más bien como que estábamos desconectados: cada uno en la suya. Pero ahora, haciendo memoria de ese periodo, ¿sabés qué recuerdo y me llama la atención? Nunca perdimos el deseo, siempre seguimos teniendo sexo. Hasta en el peor momento de crisis, cuando casi no nos hablábamos, ese nexo no se perdió.

-¿Crees que el sexo es fundamental en la pareja?

-Si, claro, lo es. Y algo que es clave es que el otro te siga gustando, te siga atrayendo, lo sigas deseando.

-¿Y sentís que el vínculo cambia con los años o la pasión sigue intacta como el primer día?

-Noooo…..claramente no es igual. Yo siempre digo que, al principio de una relación, no podés hacer otra cosa más que tener sexo. Es como que te pongan frente a tu postre favorito y te digan: “Sólo podés comer una cucharada”…. ¡Es imposible! Lo único que querés es comerlo todo. Eso, obviamente, va cambiando y es inevitable. Pero insisto en lo que te dije antes: creo que ya no es importante la frecuencia sino que nos seguimos gustando, deseando y que lo pasamos bomba juntos.

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig