Comer rápido ¿engorda? – Revista Para Ti
 

Comer rápido, ¿engorda?

Comer rápido puede llevar a comer de más por el tiempo que requiere que el cuerpo registre la ingesta
Una especialista en trastornos de la alimentación explica esta duda y la fundamenta, para ayudarnos a generar buenos hábitos para poder comer con felicidad.
Lifestyle
Lifestyle

Con el objetivo de analizar algunos mitos en torno a la alimentación, la Licenciada Agustina Murcho, Nutricionista especializada en Trastornos de la Alimentación, nos cuenta si es verdad que comer rápido nos hace subir de peso en exceso.

"Comer rápido no es que engorde, porque depende de las calorías que ingresen. Lo que sí pasa es que, si uno come rápido, es probable que se coma de más porque las hormonas del intestino al cerebro que avisan que ya se comió, tardan 20 minutos en llegar", explica la especialista.

En este sentido, añade que: "Por lo tanto, la señal de saciedad va a llegar 20 minutos después de ingerir los alimentos, si se comió en 10 minutos, van a pasar 10 minutos más que se va a seguir teniendo hambre. Entonces es probable que se sirva otro plato o se termine picoteando".

Y agregra: "Es necesario comer lento por como después caen las cosas. Comer rápido puede causar inflamación, gases, dolor de panza".

Claves para ralentizar la alimentación

  • Comer con alguien que come más lento y copiar la velocidad del otro.
  • Tomarse el tiempo para evaluar cuánto se tarda y bajar la velocidad con el tiempo.
  • Tomar sorbos de agua, dejar los cubiertos y masticar.
  • No tener distracciones como el celular, la televisión o comer en el trabajo, ya que se pierde el registro de lo que la persona comió y por lo tanto el cerebro no detecta que hubo comida.

"Otra manera de ralentizar la alimentación es si la persona vio que comió en 10 minutos y sigue teniendo hambre, en vez de pensar en que no va a repetir, esperar 10 minutos más para que la señal de saciedad llegue. Se puede corregir evitar comer rápido, tiene que ver con una cuestión de impulso, lleva tiempo, pero lo importante es ser constante", enfatiza la Lic. Murcho.

Beneficios de tomarse el tiempo de comer

  • Disfrutar más de la comida: al comer más despacio se detectan los sentidos, se le da más importancia al sabor, aromas y texturas, y se toma tiempo necesario de degustar y disfrutar.
  • Detectar la saciedad: si bien no comemos por hambre real, el comer despacio, ayuda. Al comer rápido es probable que comamos más de lo que necesitamos.
  • Prevenir malestares gastrointestinales: al comer tan rápido no masticamos bien y tragamos bastante aire, lo que hace que tengamos el abdomen distendido, con inflamación y con dolor. es fundamental masticar bien antes de tragar

"Recordá que la alimentación también es salud y hay que darle el tiempo que se merece", finaliza.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig