Dermatitis atópica: cómo diagnosticarla y tratarla adecuadamente – Revista Para Ti
 

Dermatitis atópica: cómo diagnosticarla y tratarla adecuadamente

Los especialistas alertan sobre la necesidad de generar mayor difusión y conocimiento respecto de esta enfermedad que, en muchos casos, es subdiagnosticada y considerada como una condición cosmética o superficial, lo que puede causar una minimización del riesgo y de los síntomas.

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad crónica de la piel que afecta a 1 de cada 10 argentinos. Es más común en niños, aunque puede aparecer en mujeres y hombres de edad.

Si bien se manifiesta con diferentes efectos en la piel (enrojecimiento, inflamación y picazón) pueden aparecer otros inconvenientes asociados a ella, como ansiedad, falta de sueño, ausentismo laboral y/o escolar.

Según la Dra. Paula Luna, médica especialista en Dermatología y Dermatología Infantil del Hospital Alemán (M.N.110753), “Genera la alteración de dos aspectos: el primero, es el desequilibrio en la barrera cutánea, dejando a la piel más vulnerable, y el segundo aspecto es el inmunológico, donde la piel reacciona exageradamente produciendo inflamación".

En este sentido, la especialista agrega: "Al tratarse de una enfermedad multifactorial, es difícil identificar sus causas, ya que intervienen diversos aspectos: genéticos, inmunológicos, alérgicos, metabólicos, infecciosos y/o psicológicos, así como también relacionados con el medio ambiente”.

La AAAeIC (Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica) considera que “es sumamente importante poder detectar la condición y tratarla de la manera correcta. Muchas veces, resulta necesario contar con un equipo multidisciplinario que pueda aportar una mirada integral de lo que les sucede a los pacientes, como puede ser un dermatólogo y un alergólogo, y hasta a veces un psicólogo”, dice Silvia Fernandez Barrio, Fundadora y Presidente de AEPSO Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis, una organización que también brinda apoyo a pacientes con DA.

Un problema recurrente que observan los especialistas es la falta de diagnóstico adecuado, con lo cual se confunde esta condición con otras similares y se medican de manera errónea. "Aunque se trata de una patología crónica que no tiene cura, existen tratamientos efectivos y recomendaciones específicas para cesar y evitar los brotes. Por lo tanto, es fundamental informar a la población general sobre su existencia y la importancia del diagnóstico adecuado”, explica la Dra. Luna.

Las emociones también son un factor importante en muchas enfermedades cutáneas. Los factores psicológicos afectan casi a un tercio de los pacientes con enfermedades dermatológicas y tienen un efecto directo en su abordaje. La DA es una de las más importantes en cuanto a la influencia psico-emocional, ya que balancea aspectos ambientales, genéticos y psico-sociales. Según una encuesta realizada en Argentina, el 86% de los pacientes con DA tienen su calidad de vida afectada por la enfermedad.

“Como sucede con muchas enfermedades de la piel, la Dermatitis Atópica puede impactar en la vida cotidiana de quienes la padecen. Es una afección que requiere atención diaria para mantener controlada la picazón y las lesiones de la piel, lo que puede generar estrés y frustración, especialmente cuando se trata de cuadros moderados a severos, que generan dificultades para dormir o realizar las actividades cotidianas, como ir al trabajo o a la escuela”, agregó la Dra Paula Luna. “Si bien la condición no está causada por el estrés, este es uno de los factores más relevantes porque puede desencadenarla, agravarla y, en algunos casos, marcar su curso” concluyó.

“Gracias al avance de la tecnología y la ciencia, estamos en un momento donde podemos cuidar a nuestros pacientes con mejores opciones de tratamiento y brindarles comodidad y calma ante las situaciones tan desafiantes que les toca atravesar. Si a este panorama le sumamos una mayor visibilidad del tema y empezamos a crear conciencia sobre la Dermatitis Atópica en toda la sociedad, tenemos la gran esperanza de ver mejoras significativas en su calidad de vida”, concluye Fernandez Barrio.

“Si bien esta afección puede ser un desafío importante en la vida de las personas que la padecen y su entorno, con el tratamiento adecuado y sostenido, siempre bajo la recomendación del médico, un paciente con dermatitis atópica puede recuperar su estilo de vida, sus costumbres y actividades, como el trabajo o el deporte y hasta volver a disfrutar momentos con amigos y familia”, finaliza la Dra Paula Luna.

Más información: https://www.cuidarnosjuntos.com.ar/dermatitis-atopica.  

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig