Los peligros de los tratamientos estéticos para cambiar el color de ojos – Revista Para Ti
 

Los peligros de los tratamientos estéticos para cambiar el color de ojos

Cuando los dispositivos tecnológicos se usan de manera incorrecta, pueden dejar secuelas. A raíz de las múltiples denuncias que se le hicieron a un médico que ofrecía un tratamiento para cambiar el color de ojos, consultamos a una especialista que nos advirtió las gravísimas consecuencias que puede ocasionar en la visión.

Semanas atrás trascendió el caso de un oftalmólogo de Recoleta que ofrecía un "novedoso" tratamiento láser para cambiar el color de ojos. Lejos de tratarse de un procedimiento avalado por la medicina, se trataba de una estafa que, además, le ocasionó a varios pacientes severos daños en la vista. El tema encendió las alarmas de qué puede ocurrir cuando aparecen este tipo de ofertas en las redes sociales.

¿Es posible que un tratamiento logre cambiar el color de ojos? ¿Existe aparatología creada para tal fin? ¿Tiene consecuencias en la visión? Para conocer la respuesta a estas y a otras preguntas, consultamos a la Dra. Anahí Lupinacci, quien es coordinadora de la Sección Glaucoma del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Austra.

-¿Es viable cambiar el color de ojos?

Si, es viable. Cambiar de color de ojos es una preocupación estética que algunas personas han llegado a plantearse. Y hay métodos desde los más simples, como el uso de lentes de contacto de color, hasta los más invasivos como la despigmentación del iris con láser, la colocación de dispositivos intraoculares de color sobre el iris, la pigmentación (la queratopigmentación) que consiste en colorear con tinta la córnea.

-¿Existen desarrollos serios al respecto, en cuanto a tratamientos o aparatología?

-La aparatología que se utiliza en los procedimientos antes descriptos, es la misma que se utiliza en el ojo para otro tipo de tratamientos oculares. Con respecto al láser, si bien ya se realizó en varias partes del mundo, es un tratamiento que aún está en período de investigación en personas.

-¿Es una consulta frecuente por parte de los pacientes?

-No. No es frecuente este tipo de consultas.

-¿Cuáles son los peligros de someterse a estos aparatos?

-Estos aparatos se usan para otro tipo de patologías. Con respecto a la depigmentación del iris con láser, puede provocar la elevación de la presión intraocular, secundaria a la liberación de pigmento del iris que este procedimiento induce. El aumento de presión puede llevar al glaucoma, condición que puede llevar a una pérdida visual irreversible. El glaucoma necesita tratamiento con gotas de forma crónica, un láser para bajar la presión y, eventualmente, una cirugía, en casos que no respondan adecuadamente.

Otra complicación esperable al eliminar cualquier grado de la pigmentación natural del iris, es la fotofobia o intolerancia a la luz de carácter crónico. Asimismo, puede darse una inflamación intraocular transitoria que, por más que sea tratable con medicación, puede dejar secuelas inesperadas.

-¿Qué es lo que hacen en el ojo para afirmar que pueden cambiarle el color?

-Se depigmenta el iris, produciendo una alteración en su estructura, eliminando el pigmento natural del mismo.

-¿Pueden llegar a funcionar?

-La despigmentación logra cambiar el color del iris, pero el problema es que tiene efectos adversos.

-Si caemos en este tipo de clínicas, ¿de qué cosas tenemos que desconfiar?

-No existen tratamiento de ningún tipo con éxito asegurado sin riesgos. Todos los tratamientos tienen sus riesgos, y es importante que el paciente los sepa a la hora de elegir un tratamiento, más aún si es electivo y puramente de estética. Si el paciente elige un tratamiento que está en etapa de investigación, debe saberlo también y conocer sus riesgos (debe firmar un consentimiento informado). Y, ante la menor, duda consultar a otro profesional a modo de segunda opinión o interconsulta.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig