News

NATALIE PÉREZ : “Me gusta mostrarme tal cual soy”

Espontánea y talentosa, divina y popular. Así es ella, y asegura: “Si no fuera
actriz, hoy sería deportista”. En esta producción especial juega a ser modelo
para mostrarnos Sport The Unexpected, la nueva colección de Reebok.
Una línea deportiva súper femenina, cómoda y canchera, para todo el día.
Sport The Unexpected de Reebok: deportiva y femenina, cómoda y canchera, para todo el día. Fotos: Gentileza Reebok.

Mientras sus amigas jugaban con las Barbies, Natalie Pérez (32) debutó con apenas diez años de la mano de Cris Morena en Chiquititas. Y nunca más paró: heroína de novelas, personaje en musicales, cantante y embajadora de marcas. “Si bien a veces trabajo como modelo, nunca me dejé llevar por el estereotipo de belleza. También porque estando adentro del medio entendí que la perfección que nos venden no existe. ¡Hay photoshop en todo lados! Y está buenísimo saberlo –conversa a pura naturalidad con Para Ti–. Personalmente, me gusta que me elijan como modelo porque cualquier chica se puede identificar conmigo. Yo no soy para nada exigente con mi cuerpo ni con mi imagen. No estoy todo el tiempo mirándome en el espejo ni pidiendo que me retoquen las fotos. Me gusta mostrarme tal cual soy. Porque, además, después te ven por la calle ¡y no te reconocen! (risas). En algún punto sentimos que todos deberíamos ser robots y perfectos”.
Ni por su belleza natural ni por los más de 2,2 millones de followers que la siguen en su Instagram (@untedetiloporfavor), ella asegura que las marcas la eligen porque es “una chica cercana”. “Por eso yo no acepto cualquier campaña. En el caso de Reebok me súper enganché porque ellos hablan de la libertad, la autenticidad y de ser un poco más humanos. Su lema es Be more human. Y, por otro lado, me copa sentirme parte de su familia. Me han llevado a conocer la fábrica en Boston, viajamos y conocimos gente increíble”, cuenta la embajadora de Reebok y nos muestra en exclusiva la campaña Sport The Unexpected, que engloba su último lanzamiento: las zapas Aztrek Double.
Aunque está a full con la gira de su primer disco –llamado Un té de tilo en alusión a sus redes sociales– y a punto de estrenar la serie Pequeña Victoria –la nueva apuesta de Telefe que protagoniza junto a Inés Estévez, Mariana Genesio y Julieta Díaz–, Nati asegura que siempre se hace un huequito para entrenar. Al fin y al cabo, cuidarse y sentirse bien es la base para poder afrontar cualquier proyecto.

Natali protagonzó la campaña de Reebok.Fotos: Gentileza Reebok.

¿Cómo es tu rutina fitness?
Con un tira diaria de grabación se complica entrenar. ¡Sobre todo si es en invierno! A la noche hace demasiado frío y no puedo enfermarme porque yo trabajo con la voz. Así que lo que hago es meter unas caminatas importantes con mi perro. Y los sábados hago clases de boxeo y funcional. Eso lo voy manejando según mi agenda, pero no tengo una vida sedentaria. La clave para mantenerse en forma es estar todo el día en movimiento.


¿Y qué actividades harías si tuvieras más tiempo?
Me encantaría tomar clases de baile y enfocarme más en el boxeo. También tomaría clases de stretching. Me parece fundamenta elongar.


¿Sos de buena genética o te cuidás?
Ambas. En realidad tengo mucho que agradecerle a mi genética porque tanto mis padres como mis abuelas tienen una piel increíble, sin celulitis, estrías ni muchas arrugas. Pero igualmente me cuido. En mi casa siempre se comió casero. No me gustan las frituras ni soy mucho de ir a comer afuera. Y, por suerte, también me cambió un poco el gusto: antes era dulcera y ahora prefiero comer algo salado. Eso ayuda (risas).

“Me enganché a la campaña de Reebok porque habla de la libertad, la autenticidad y de ser más humano”. Fotos: Gentileza Reebok.


¿De chica eras deportista como ahora?
¡Sí! Creo que si no fuera actriz, sería deportista. Me gustan los trabajos en equipo. Tengo bastante destreza y soy coordinada con la pelota. Además, he hecho de todo: jugué al fútbol con amigas, sé patinar, nadar, bailé, hice básquet, vóley, handball, tela, acrobacia, trapecio. Soy muy inquieta y me gusta probar de todo.

“Siempre muestro lo que soy: una mina que va al frente, no se calla y apoya todo lo que tenga que ver con este cambio de las minas al frente”. Fotos: Gentileza Reebok.


GIRL POWER
Después de ponerle el cuerpo a cientos de personajes, Natalie se prepara para mostrarle al mundo a Bárbara, una mujer que decide alquilar su vientre para que otra mujer pueda ser madre. “Es una novela que dará charla en la mesa familiar y entre amigas. Una historia que rompe con estereotipos y muestra a cuatro mujeres que van al frente”, adelanta la actriz y cantante. Si bien siempre mantiene un estricto perfil bajo en cuanto a su vida privada, no teme alzar la voz en cuestiones de derechos de la mujer. “Al estar expuesta siento una responsabilidad un poco mayor. Trabajo desde que tengo diez años y siempre me he plantado ante un montón de situaciones. Creo que siempre muestro lo que soy: una mina que va al frente, no se calla y apoya todo lo que tenga que ver con este cambio de las minas al frente”, insiste Nati.

¿Creés que en el mundo de la actuación el machismo está intacto o el combate está dando resultados?
¡Como en todos lados! Pero no se puede juzgar porque también nos criamos en una sociedad machista. El cambio viene desde hace mucho y es paulatino. No se puede juzgar el pasado. Lo que hay que hacer ahora es mirar al frente y adaptarnos como sociedad. Creo que los hombres también han cambiado muchísimo su actitud. Hay que entender el cambio con amor y respeto. Es un trabajo que tenemos que hacer en equipo.

Natalie Pérez, embajadora de Sport The Unexpected, que engloba su último lanzamiento: las zapas Aztrek Double. Fotos: Gentileza Reebok.

Ahora que estás haciendo una gira con Un té de tilo, ¿te gusta sumar baile en los shows?
Bailo lo que me sirve en el momento, pero no tengo una coreo armada. Quizás en el show que voy a dar en Vorterix (el 28 de septiembre) haya un poco de movimiento. En todas mis canciones hablo de que bailar es sanador. Es que conectar con la música y poder mover tu cuerpo al ritmo de una canción es terapéutico porque liberás endorfinas. Si estás amargado, te ponés a bailar y cambia tu día.

Notas relacionadas

Bitnami