#BookDeLaSemana, Sabrina Rojas: «Hoy puedo decir que mi relación con el Tucu (López) es una hermosa historia de amor» – Revista Para Ti
 

#BookDeLaSemana, Sabrina Rojas: "Hoy puedo decir que mi relación con el Tucu (López) es una hermosa historia de amor"

Luego de 12 años junto a Luciano Castro -y a 7 meses de haberse separado- la actriz vuelve a apostar al amor y se nota que está viviendo un momento de felicidad total y plenitud. "Es sensible, familiero y tenemos el mismo sentido del humor: nunca imaginé que podiamos tener tanto en común", asegura sobre su actual novio con quien no piensa convivir porque "la vida de novios es ideal", según sus propias palabras.
News
News

A Sabrina Rojas se la ve radiante. Más bella que nunca. Se lo decimos mientras se maquilla para las fotos del Book de la Semana de Para Ti y -entre risas, mientras agradece los piropos- confiesa, con cierto pudor, que muchos le dicen lo mismo.

-¿Será el estado de enamoramiento tu secreto para estar tan espléndida?

-(Suelta una carcajada) Ah, bueno…. ¡Arrancamos la nota con todo! Es verdad que me suelen decir: "Estás mil veces más linda ahora que cuando recién te separaste" y yo creo que, básicamente, tiene que ver con que ahora tengo más tiempo libre para dedicarme a mi misma, mimarme, y salir de la vorágine que implica llevar adelante una familia. Pero también pasa otra cosa: ahora tengo mucha más vida social que antes, entonces siempre estoy un poco más producida y con ganas de verme bien.

Redescubrirte a los 40

-Cuando se conoció tu separación, te escuché decir una frase que me causó gracia: "Me había olvidado que estaba tan buena" y fue a raíz de la cantidad de candidatos que te invitaron a salir...

-Mis amigas me cargan mucho por ese tema y me lo recuerdan siempre: "¡Te habías olvidado de lo mucho que podías gustarle a alguien!"

-¿Y era realmente así?

-(Piensa unos segundos en silencio). Es lo que te decía antes: la rutina de una familia -que implica ser mamá, llevar una casa adelante y trabajar- te hace perder un poco la noción de que también sos una mujer. Cuando me separé, comencé a tener mucho tiempo libre -porque los chicos empezaron a irse dos o tres días por semana con el papá- y yo me quedaba sola en casa. En ese momento fue cuando pude detenerme un poco en mí y comprobé que estoy bastante bien para la edad que tengo… Es como que me redescubrí y me gusté, eso creo que fue lo que ocurrió.

-¿Cuándo estabas casada nunca recibías piropos de otros hombres?

-A lo mejor, cada tanto, alguien me dejaba un mensaje en Instagram, como a cualquiera, pero nada que me llamara la atención. Cuando me separé, la situación cambió por completo: recibí muchísimas propuestas y fue súper halagador. Pensé: "¡Epa! Tengo 41 años y mucha demanda, no está tan mal!". Mis amigas me decían: "No puedo creer que recién te estés dando cuenta de eso" e insisto: todavía se ríen de mí.

Con derecho a disfrutar de la vida

-Te separaste en buenos términos de Luciano Castro luego de 12 años juntos, ahora tienen una excelente relación pero, además, estás en pareja con Luis “El Tucu” López y se los ve súper enamorados… ¿Sentís que sos la ídola de todas las mujeres?

-(Se ríe) No sé si tanto pero sí es verdad que muchas me detienen en la calle para felicitarme, contarme sus historias o pedirme que las aconseje porque intentan separarse pacíficamente y no lo logran. Eso es real: me ocurre muchísimo y es sorprendente.

-¿En las redes sociales también sentís ese apoyo femenino?

-Total. ¡Muchas me dicen que soy una ídola porque salgo con hombres tan buen mozos! Pero también recibo  mensajes de mujeres que están pasando por separaciones traumáticas y me consultan como resolví determinados temas. Obvio que intento responder y ayudar, en la medida que puedo, pero tampoco es simple sin conocer a fondo el caso.

-¿Sentís que sos un ejemplo a seguir para ellas?

-Yo creo que lo que más admiran de mí hoy las mujeres es que me prioricé. No quedé estancada en el duelo, dejé de lado la culpa -pensá que muchas mamás no salen de noche, cuando se separan, por lo que pueden pensar sus hijos- , levanté la cabeza y dije: "Soy una mujer, voy a pensar en mí y tengo derecho a disfrutar de la vida porque no le debo nada a nadie".

-¿Vos no sos una mamá culposa?

-Sí, lo soy…. ¡Como la mayoría! Pero estoy aprendiendo a soltar. Obviamente, hay temas que nunca van a cambiar: sería incapaz de faltar a un acto del colegio de mis hijos, por ejemplo. Eso no entra en mi cabeza, directamente. Lo que me propongo es seguir siendo una mamá presente -que participa activamente del chat de mamis, por ejemplo- pero menos culposa. Apunto a eso.

Mucho en común

-Hablanos de tu historia de amor con el Tucu… ¿O todavía es muy pronto para llamarla así?

-No, creo que hoy estamos en condiciones de afirmarlo. Ya puedo decir que mi relación con el Tucu es una hermosa historia de amor que empezó un poco de casualidad y tardó un tiempo en concretarse. Llegamos a la primera cita después de cruzarnos varias veces, en distintos lugares y siempre rodeados por amigos.

-¿Y cómo fue esa primera cita?

-En su casa: cocinó un pollo muy rico, puso linda música y lo que más quiero destacar es que nos reímos mucho…. ¡Pero a carcajadas! Te aclaro que yo llegué convencida de que no teníamos nada en común y descubrí a un hombre completamente distinto al que imaginé: el Tucu es parecido a mí en varios aspectos y compartimos mucho más de lo que hubiera sospechado.

-Me gustaría que nos des algún ejemplo concreto…

-Es del interior como yo -él nació en Tucumán y yo en Mendoza-, sensible y muy familiero, por ejemplo. Cuando descubrí la relación que tiene con su padres, el amor que siente por sus sobrinos y cómo habla de todos ellos me cautivó por completo. Por otra parte, manejamos el mismo humor y nos reimos mucho de nosotros mismos y eso no te pasa con cualquiera. De hecho, a medida que nos veíamos más seguido sentía una alerta interior que me confirmaba: "Todo esto que veo y siento está bueno asi que acá quiero quedarme".

-¿Tus amigas ya compartieron salidas con ustedes?

-Sí y lo quieren mucho. Mis amigas de toda la vida son chicas muy simples -como yo- así que congeniaron bien con él porque el Tucu es un ser amable, divertido y sencillo, como nosotras. Por suerte, todas bancan mucho a esta pareja.

-¿Pensás presentarle a tus hijos?

-Es un tema del que ya empezamos hablar pero el proceso va a llevar un tiempo porque creo que es lo mejor para todos. Tengo gente que me asesora sobre el tema y también lo hablé con el papá de los chicos, que me apoya por completo. Quiero que Esperanza y Fausto conozcan al Tucu pero siento que es pasar a otra etapa: supongo que primero llegará a casa como un amigo mío -será un buen momento para ver cómo se llevan los tres- y luego sí ya lo presentaré como mi pareja. Es algo que quiero que suceda, ¿eh?. Pero necesito la seguridad de que todo se va a desarrollar en total armonía.

Niños sabios y nobles

-Estás protagonizando la obra Desnudos con Luciano Castro… ¿Cómo se organizan con los chicos por la noche? ¿Quedan al cuidado de una niñera?

 

-Sí, por suerte, tenemos a Patri, que es como una abuela para mis hijos porque está con nosotros desde que nació Esperanza así que eso nos permite a ambos ir a trabajar súper tranquilos: los chicos se acostumbraron a la rutina y nos le parece algo raro.

-Son hijos de actores y deben entender que el trabajo de ustedes tiene horarios particulares.

-¡Tal cual! No son chicos que estén acostumbrados a papás que trabajan de 10 a 18 horas y a la noche se sientan a cenar todos juntos. Entienden que tenemos meses del año en que los dos trabajamos mucho -en algunos casos de día y en otros por la noche- y también disfrutan a pleno de los meses en que no trabajamos y estamos disponibles 100% para ellos. Es decir, nacieron ya con la dinámica de padres actores y la naturalizaron por completo: nuestros horarios no son un conflicto en casa.

-La semana pasada fueron al teatro y estaban en el camarín con ustedes…

-Sí y ese plan a Esperanza le encanta pero a Fausto no. ¡El no quiere saber nada con acompañarnos al teatro porque se aburre! (Se ríe). Igual, la realidad es que los llevamos muy poco porque son chicos que se duermen súper temprano -van al colegio todo el día- y es complicado que se queden despiertos hasta que termina la función.

-¿Y cómo son tus hijos? ¿Tenés ganas de describirlos?

-Mis hijos son dos niños muy nobles y sabios. La diferencia entre ellos es que Esperanza es una nena muy extrovertida que siempre encuentra la forma de pasarla bien, esté donde esté y con la persona que sea. Fausto es más introvertido, es un niño perfil bajo… ¡Más parecido a Lu!  

-¿Les costó aceptar la separación de sus padres?

-Sí, obvio, mucho. Pero, con el tiempo, entendieron que seguimos siendo una familia, que su papá y yo nos amamos y podemos seguir compartiendo actividades juntos. De hecho, cuando Lu viene a casa, ellos comprueban que entre nosotros hay buena onda, charlamos y nos reimos. Todo se fue acomodando y hoy los chicos aceptaron la separación.  

Vida de novios

-Me imagino que hablar de convivencia con el Tucu es apresurarme mucho…

-¡Un montón! ¡Olvidate! No está en nuestros planes, en absoluto. Además, te digo algo: estoy disfrutando mucho de esta etapa de novios y que cada uno tenga su casa. ¡Es divina y me siento casi una adolescente! Salimos a comer, nos juntamos con amigos, hasta vamos a bailar… Es casi la vida ideal (Se ríe).

-A lo mejor en unos años, cuando los chicos sean más grandes, sentís ganas de repetir la experiencia de vivir en pareja

-Y… es difícil responderte eso hoy. Me separé hace poco y siento que nunca más voy a tener ganas de convivir con alguien pero bueno, es como decís vos, a lo mejor en un tiempo todo cambia…. ¿Te parece que volvamos a hablar en unos años? (Se ríe)

-Termino esta entrevista con la pregunta que te deben estar haciendo todos los periodistas desde el martes pasado: ¿Qué opinás de la relación de Luciano con Flor Vigna?

-La verdad es creo que no me corresponde a mi hablar de ese tema: yo sólo te puedo contar como es él como papá o como compañero. Lo que sí quiero decirte es que a Lu lo quiero mucho y Flor me cae muy, muy bien.

Producción: Marité Rizzo

Fotos: Chris Beliera

Armado de tapa, gif y retoque digital: Gustavo Ramírez

Edición de videos: Cristian Calvani

Maquillaje: Agustina Guerreiro (@agusguerreriro_ para @frumboliestudio)

Peinó: Ale Reyes (@alereyes_hair)

Ropa: Natalia Antolin, Vevú Jitrik joyería contemporánea y Zitta

 

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig