Esta es la nueva modalidad de parto que eligen las famosas (Pampita, también) – Para Ti
 

Esta es la nueva modalidad de parto que eligen las famosas (Pampita, también)

Juana Repetto y Paz Cornú fueron algunas de las famosas que decidieron tener a sus bebés con un parto bajo el agua. Pampita también se sumó a esta modalidad y nosotros te contamos en que consiste ésta práctica.
News
News

Cada vez son más las famosas que eligen tener un parto respetado y bajo el agua. Juana Repetto fue una de las pioneras cuando decidió traer al mundo a su segundo hijo Belisario bajo esta modalidad y también Paz Cornú quién tuvo a sus mellizos, India y Román.

Por su parte, Pampita Ardohain, que está punto de dar a luz a su quinto hijo, aseguró que tendrá a su beba en el Sanatorio Otamnedi con ésta práctica.

El parto en el agua engloba todos aquellos partos en los que el todo o parte del periodo de dilatación o el periodo expulsivo del mismo se produce en el agua. El parto en el agua se ha mostrado como una opción al parto natural dados los beneficios analgésicos del líquido elemento en las embarazadas.

Este tipo de parto puede estar indicado en aquellos casos en los que el embarazo ha transcurrido de forma normal, los partos de bajo riesgo, y en los que se supone el periodo de dilatación y expulsivo van a transcurrir, sin complicaciones. En definitiva, se trata de un parto de baja intervención.

El parto en el agua es un alternativa para aliviar el dolor ya que tiene un efecto analgésico cuando se presentan en las contracciones uterinas. El agua a una temperatura de 37 grados genera una sensación placentera y atenúa las molestias durante este período, disminuye el dolor, favorece la relajación y disminuye la petición de analgesia epidural.

Además, la inmersión en agua favorece la sensación psicológica de intimidad, disminuyendo la sensación de desnudez que puede presentar la parturienta y favorece los movimientos al generar una sensación de ligereza.

El parto en el agua favorece los movimientos y puede permitir una postura vertical de la parturienta, la cual influye en el descenso de cabeza fetal y apertura de la pelvis cuando se asocia a la posición de cuclillas. Para los recién nacidos también existen beneficios de un parto en el agua. Los recién nacidos presentan un reflejo de inmersión que persiste hasta los seis meses, que les impide la realización de movimientos respiratorios cuando se sumergen en este medio. Además, sabemos que los bebés al introducirlos en agua no se ahogan y son capaces de no respirar de forma instintiva.

Juana Repetto en el parto de Belisario, su segundo hijo. Foto: IG.

Beneficios del parto en el agua por Diana Cuenca Gómez, Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)

Efecto analgésico: el agua caliente supone el alivio del dolor de la fase de dilatación y el parto.

Facilidad de movimientos: el agua favorece los cambios posturales de la embarazada durante el parto, la sensación de ligereza y la analgesia (control del dolor) gracias al movimiento. El ecosistema líquido similar al intrauterino en el que el bebé se encuentra, permite una fácil adaptación del recién nacido a la vida extrauterina.

Conctacto piel con piel: el agua facilita el contacto piel con piel temprano, lo que mejora el vínculo materno-fetal.

Control de los pujos y desgarros perineales: parece que el parto en el agua favorece el control de los pujos materno y ha demostrado la disminución de la aparición de los desgarros perineales.

Paz Cornú, una mamá que eligió el parto en el agua. Foto: IG.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig