News

No habrá desfile de Victoria’s Secret en 2019

Lo que a principios de año fue un rumor hoy es una realidad que va mucho más allá de la cancelación de un evento de moda. Esta temporada no habrá mega show de moda de la firma de lencería, cada vez más criticada por la imagen de mujer con la que se identifica. El fin de una era.
El desfile de Victoria´s Secret a fines del año pasado. ¿Será el último?. Fotos: Archivo Atlántida.

“Me siento rara, porque siempre por estas fechas estoy entrenando como un ángel”, declaró la modelo Shanina Shaik, reconocida como uno de los ángeles top de Victoria’s Secret, a The Daily Telegraph. Y las palabras de la modelo australiana no hicieron más que confirmar rumores que se iban acumulando en los últimos meses. Todavía no hay comunicado oficial de la marca, pero parece que no habrá más “alas del deseo” sobre la pasarela.

¿Por qué? Tan complejo como fácil de explicar. El desfile de cuerpos exuberantes y exhibicionismo cosificado y sin diversidad queda cada vez más fuera de cuadro en un mundo movilizado por los movimientos sociales como el #MeToo y el body positive que le está cambiando la cara –y el cuerpo- a la industria de la moda.

El show de los cuerpos perfectos ya no rinde… Todo un cambio de época. Fotos: Archivo Atlántida.

Ángeles sin aire y sin alas

“La sociedad ha cambiado. Victoria’s Secret no”, afirmaban hace unos meses desde The Busineoess of Fashion intentando explicar la caída en la imagen de la firma de lencería que a principios de año ya empezaba a quedarse sin aire cuando desde la misma marca sugerían que la televisión ya no era “el canal más adecuado” para el evento y que estaban empezando a pensar en concebir “otro tipo de show”, con otro formato y reformulado de acuerdo a las demandas actuales.

Hasta la incorporación de Barbara Palvin presentada como una apertura de la marca hacia modelos de “tallas grandes” rindió en la imagen de Victoría´s Secret. Ella mide 1,75 y pesa 55 kilos… De “plus size” poco y nada.

La incorporación de Barbara Palvin a Victoria’s Secret como modelo “plus size” provocó un efecto negativo. Fotos: Archivo Atlántida.

Los cuerpos irreales, con alas, plumas y luces, ya no fascinan como en los ´90, cuando empezó el reinado de estos grandes espectáculos de moda. Las historias del esfuerzo (dietas y entrenamientos) que realizaban las modelos para “encajar” –literalmente- en el modelo de ángel perfecto mucho menos. Al contrario: generan repudio. Y en las últimas temporadas fueron muchos los ángeles que decidieron sacarse las alas: entre otras Adriana Lima y Karlie Kloss, que lo hicieron dejando declaraciones para pensar en su “renunciamiento”.  “Algo cambió en mí cuando una amiga se me acercó para decirme que no estaba contenta con su cuerpo y me hizo pensar –advirtió la top brasileña- En ese momento me di cuenta de que la mayoría de las mujeres probablemente se despierten todas las mañanas tratando de encajar en un estereotipo que la sociedad, los medios de comunicación y la moda imponen. No es física ni mentalmente saludable. Así que decidí hacer ese cambio, no volveré a quitarme la ropa por una causa vacía”. Y la supermodelo norteamericana declaró: “La razón por la que decidí dejar de trabajar con Victoria’s Secret es que no sentía que la imagen que estaba dando fuese quién era yo realmente y el tipo de mensaje que quiero enviar a las jóvenes de todo el mundo sobre lo que significa ser bella tampoco encajaba”.

El icónico desfile empezó en 1995 y el de 2018 podría ser el último. Fotos: Archivo Atlántida.

Un nuevo show para una nueva era

A mediados de mayo, L Brands Inc compartió un comunicado en el que expresaba su decisión de “repensar el tradicional desfile de modas de Victoria’s Secret con la intención de desarrollar contenido emocionante y dinámico, un nuevo tipo de evento, entregado a nuestros clientes en plataformas en las que están conectados”.

Kendall Jenner, uno de los ángeles de Victoria´s Secret para el nuevo siglo. Fotos: Archivo Atlántida.

Mientras se aguarda un comunicado oficial de Victoria’s Secret sobre la cancelación de su desfile anual, queda pendiente imaginar de qué podría tratarse ese nuevo tipo de evento más adecuado a un nuevo tiempo y espacio de reflexión en el que la industria de la moda ya no puede permanecer afuera. Porque el show deber seguir, pero para seguir tiene que cambiar.

Adriana Lima, una de las modelos que le empezó a dar la espalda a la marca y su mensaje. Fotos: Archivo Atlántida.

Notas relacionadas

Bitnami