Qué fue de la vida de Linda Blair, la protagonista de ‘El exorcista’, cuyo estigma de estar poseída por el diablo arruinó su carrera – Para Ti
 

Qué fue de la vida de Linda Blair, la protagonista de 'El exorcista', cuyo estigma de estar poseída por el diablo arruinó su carrera

Luego de protagonizar la película donde era poseída por el diablo, Linda Blair fue perseguida por fanáticos religiosos, fue adicta y sufrió depresión. Cómo vive hoy, a los 62 años, alejada de los sets de filmación.
News
News

Linda Blair tenía solo 13 años cuando fue seleccionada entre 600 aspirantes para protagonizar "El Exorcista", en 1972, sin saber que ese papel la lanzaría a la fama mundial pero también la marcaría de por vida.

Linda Blair tenía 14 años cuando se estrenó "El Exorcista"

Fue tal el impacto que causó la película, estrenada en 1973, y la transformación a la que era sometida Linda tras largas sesiones de maquillaje para interpretar al demonio que la poseía, que la actriz nunca pudo alejarse del estigma de ser ella misma el mismísimo diablo. “Para mí, el diablo no es cosa de broma", dijo en una entrevista. "Pero es la gente la que no me deja olvidar de 'El exorcista'. La fama hizo mi vida imposible”, agregó.

Entre las aspirantes que quedaron en el camino para interpretar el controversial rol de la niña Regan MacNeil, se encontraban nada menos que las jóvenes actrices Melanie Griffith, Jamie Lee Curtis y Laura Dern entre otras.

Una de las escenas de levitación. Su rodaje causó lesiones en la espalda de Linda Blair.

Pero Linda causó impacto cuando, en una de las entrevistas del cásting le dijo a William Friedkin, el director de la película que había leído el libro ("El exorcista"), y que sabía que era sobre una chica que era poseída, que hacía cosas malas como empujar a un hombre por la ventana de su cuarto y masturbarse con un crucifijo. Friedkin relató esa secuencia de diálogo con Linda en una entrevista y dijo que cuando le preguntó a la preadolescente si sabía lo que era masturbarse, ella contestó: "Obvio, ¿vos no?".

Backstage de "El Exorcista": los maquilladores toman moldes de la cara de Linda para construir una muñeca diabólica de su tamaño que se usó en algunas escenas.

Semejante revelación por parte de la joven hizo que el director la eligiera sin dudar. Por el lado de Linda, jamás imaginó que no podría librarse de la sombra de haber encarnada a una niña poseída con tan solo 13 años.

En la adolescencia Linda comenzó a tener problemas por tenencia de drogas.

En una entrevista reciente Linda comentó que en el rodaje sufrió la fractura de una vértebra al ser colgada de un arnés para una escena que levita y luego cae con fuerza. La actriz tuvo que ser operada un tiempo después y padece dolores crónicos de espalda. “En ese momento no recibí asistencia médica, no llamaron a un doctor. Creyeron que estaba actuando”, contó. 

Por esos días, una campaña de publicidad había asegurado que una maldición perseguía al film. Un incendio en el set de filmación -tras el cual el director llamó a un cura para que bendijera el lugar-, y un brote psiquiátrico que habría sufrido Linda después del rodaje, alimentaron los rumores acerca de un pacto demoníaco. Luego del estreno, la imagen de la joven actriz se convirtió en sinónimo del diablo, y ese estigma la persiguió toda su vida.

Hoy vive alejada de los sets de filmación, dedicada a su fundación para rescatar animales.

“Hice mi trabajo sin preguntar quién era el diablo, fui profesional. Pero terminó la película y mi historia cambió”, declaró tiempo después. También contó que la gente le temía en la calle, "no podían separar la película de la persona, me miraban como si fuera el diablo". Fue acosada por grupos de fanáticos religiosos que amenazaron con secuestrarla y decidió que nunca sería madre por temor a sufrir represalias.

Con el tiempo, Linda fue acusada por tenencia de drogas y realizó un desnudo para Playboy. Estuvo internada en centros de rehabilitación y filmó algunas películas más, como "El hereje", la secuela de "El Exorcista", que recibió malas críticas. Por esos años Linda sufrió depresión y estuvo internada en un neuropsiquiátrico.

Hoy la actriz de 62 años se dedica a rescatar animales abandonados en su fundación Linda Blair WorldHeart Foundation, ya lejos de los sets de filmación.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig