Lifestyle

Todo lo que tenés que saber sobre cáncer de mama

Octubre es el mes de la concientización del cáncer de mama. En Argentina es la primera causa de muerte entre mujeres. La prevención es clave.
La prevención es fundamental para enfrentar el cáncer de mama. Foto: 123RF.

En los últimos años se ha observado una importante tendencia a la detección más temprana de esta enfermedad, gracias a las campañas que resaltan la importancia de un diagnóstico precoz antes de que el tumor sea palpable. 

De esta manera se aumentan las probabilidades de cura, ya que los tumores menores a 1cm de diámetro se curan en el 90% de los casos.  Diagnosticado de forma temprana, no es necesario extraer la mama ni todos los ganglios axilares.

Las posibilidades de que aparezca un cáncer de mama aumentan con la edad, especialmente a partir de los 50 años. El 75% de las pacientes no presentan antecedentes familiares de esta enfermedad. Aquellas en las que haya una predisposición familiar, se debe realizar un seguimiento personalizado.

El cáncer de mama en su etapa temprana por lo general no causa ningún dolor. De hecho, al principio de su desarrollo, es posible que no presente síntoma alguno. Sin embargo, conforme crece el cáncer, puede causar cambios a los que las mujeres deben prestar atención:

●     Una masa o engrosamiento en el seno, cerca de éste, o en el área de la axila.

●     Un cambio en el tamaño o forma del seno.

●     Secreción del pezón o sensibilidad, o un pezón umbilicado hacia dentro del seno.

●     Pliegues u hoyuelos en el seno (la piel parece como la piel de una naranja)

●   Un cambio en la forma como se ve o se siente la piel del seno, de la areola o del pezón (por ejemplo, caliente, hinchada, roja o escamosa)

Si una mujer encuentra cualquiera de estos síntomas, debe consultar a su médico. Es probable que el cáncer no sea la causa, pero es importante verificarlo.

“En la Argentina, el cáncer de mama es el de mayor magnitud en cuanto a ocurrencia, con más de 21.500 casos al año y representa el 17% de todos los tumores malignos, casi un tercio de los cánceres femeninos y por el cual se atienden más consultas al año. Afecta a 1 de cada 8 mujeres, pero puede ser curable en un 90% de los casos, si se lo detecta a tiempo”, explica María Gabriela Berta, directora ejecutiva de FUCA.

Los 5 pasos de la autoexploración de mamas

  • Paso 1: parate frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mirate las mamas. Observá tamaño, forma y color.
  • Paso 2: levantá los brazos y fijate si ves las mismas alteraciones.
  • Paso 3: cuando estés frente al espejo, fijate si te sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o sangre).
  • Paso 4: acostate y palpá las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente.
  • Paso 5: finalmente, palpá las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso en la ducha.
El autoexamen mamario es clave para la prevención. Foto: 123RF.

Prevenir es clave

En materia de prevención, la mamografía y la ecografía mamarias son dos exámenes que ayudan a la detección temprana del cáncer de mama. La primera utiliza rayos X y la segunda, ultrasonido, para detectar alteraciones o cambios en la estructura y los tejidos mamarios. En especial, ambos estudios suelen solicitarse juntos cuando las mamas son densas.

La ecografía mamaria bilateral y la mamografía son estudios complementarios, es decir que cada uno aporta información que al combinarse, permite valorar mejor el estado de las mamas. Cada estudio se fundamenta en diferentes principios y métodos técnicos, por lo tanto las imágenes obtenidas aportan datos que se complementan entre sí.

La mamografía es el método más confiable y de mayor precisión para detectar temprano el cáncer de mama, en mujeres sin síntomas ni antecedentes familiares de cáncer de mama. Está indicada a partir de los 35 años, una vez por año, como método de screening o pesquisa del cáncer de mama; también tiene indicación en mujeres con síntomas, para diagnóstico por ejemplo, de un nódulo palpable.

El Dr. Ricardo Rojas, Médico especialista en Diagnóstico por Imágenes de Diagnóstico Rojas, destaca que “La ecografía combinada con la mamografía es de gran ayuda en las pacientes con síntomas, por ejemplo un nódulo palpable que no se ve en la mamografía, más aún si se trata de una mujer con mamas densas y menor de 40 años. Juntas, la ecografía y la mamografía, tienen un valor predictivo del 97% al 100%.”

Es importante cambiar el estilo de vida

Según últimos estudios, se estima que uno de cada tres casos de cáncer de mama podría prevenirse mediante modificaciones en el estilo de vida. Esas modificaciones incluyen conceptos básicos como control de peso, actividad física, nutrición y consumo de alcohol, entre otros. Las modificaciones del estilo de vida ofrecen la mejor y más fácil forma de prevención.

En 2018, el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer actualizaron sus recomendaciones de prevención del cáncer de mama clasificadas según el estado de la menopausia, cuando fue posible.

Las recomendaciones incluían algunos de los elementos modificables más comunes del riesgo de cáncer de seno con respecto al ejercicio, la dieta y el alcohol. Las recomendaciones colectivas se basaron en una serie de hechos probados, que incluyen:

  • Para las mujeres posmenopáusicas, existe un riesgo aumentado de cáncer de mama de 1.5 a 2.0 veces si una mujer es obesa.
  • Se sugiere que la grasa corporal aumenta el riesgo de cáncer como resultado de la hiperinsulinemia, el aumento de estradiol y la inflamación.
  •    Los Centros para el Control de Enfermedades estiman que la actividad física sola podría prevenir uno de cada ocho casos de cáncer de mama.
  •    El alcohol es un carcinógeno atribuible al 6,4% de los casos de cáncer de mama. Cualquier cantidad de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de seno y cuanto más bebe una mujer, mayor es su riesgo de cáncer de seno.
  •     Se observó una relación inversa significativa entre el consumo de vegetales sin almidón y un menor riesgo de cáncer de seno.

Qué hacer frente al diagnóstico

“Es importante que, frente al cáncer de mama, los médicos comuniquen el diagnóstico nombrando la enfermedad. En ocasiones, evitan utilizar la palabra cáncer reemplazándola por carcinoma o tumor, lo que confunde y desorienta a los pacientes porque no asocian a la malignidad de la enfermedad. La paciente debe comprender su diagnóstico para poder tomar las decisiones que crea conveniente”, señaló la Lic. María Lis Zanin, coordinadora de la Unidad de Psicooncología del Hospital Dr. José Ramón Vidal, de la provincia de Corrientes.

Por otra parte, se vuelve muy valioso todo el abordaje multidisciplinario que debe hacerse de la persona, en donde claramente interviene el oncólogo en temas médicos, pero también el psicooncólogo, para brindar herramientas que permiten sostenerse emocionalmente, el nutricionista, para garantizar un buen aporte de nutrientes durante el tratamiento, y otros actores que ayuden en aspectos como la relajación, el buen descanso nocturno, la realización de actividad física o el cuidado personal y estético. Todo contribuirá a que la mujer cuente con más elementos para sobrellevar la situación que le toca atravesar.

Todos los tipos de cáncer de mama son distintos. En líneas generales, están los tumores que van a responder a tratamientos hormonales, aquéllos que no, y aquellos que presentan una proteína para dos genes específicos denominado HER 1 y HER 2 y los que no’.

Conocer qué subtipo de cáncer de mama presenta la paciente es información crítica para que el médico indique aquel tratamiento que más va a beneficiarla dadas las características específicas de su tumor. Para cada caso, el comportamiento de la enfermedad también es muy distinto.

La medicina avanza a pasos agigantados y cada vez ofrece mejores alternativas para los distintos tipos de cáncer de mama y en todas las etapas de la enfermedad, lo que también da esperanzas a aquellas mujeres que se encuentran en estadios avanzados de este tipo de cáncer.

Notas relacionadas

Bitnami