Una casa en California para soñar con la playa y el espíritu del surf

En la costa de San Diego, el arquitecto Jorge Muradas diseñó
una pequeña casa que emana relax. Un cubo -sutil y perfecto- de riguroso negro circundado por un deck que “balconea” y se integra al paisaje.

La pileta de la casa principal se ubica en forma perpendicular a la de huéspesdes. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Ubicada en Rancho Santa Fe, un rico valle verde en el corazón de San Diego, la casa de huéspedes diseñada por Jorge Muradas toma alguno de los conceptos del célebre arquitecto norteamericano Richard Neutra, pope de las construcciones californianas de los años ´50.

Su huella ya está implícita en la decisión de revestir toda la casa con siding (tablas de con textura de madera) en este caso de riguroso negro. La casa apoya sobre la ladera dejando un lado apenas suspendido y con una vista maravillosa del valle.

Unas barandas de vidrio protegen el sector del deck que da a la barranca. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Un cubo negro abierto al paisaje

Un módulo revestido en siding que arranca en el bloque que contiene al leñero exterior, sigue con la chimenea interior diseñada en espejo y le da forma a la cocina, imprime el total black en esta agradable área social, condimentada con muebles de diseño de los años ´50.

Fiel a su estilo, el arquitecto argentino cuidó hasta el último detalle: para la cocina, mesada negra, placas de yeso para exteriores pintadas de negro, muebles y estantes laqueados y grifería negra también.

El total black continúa en los interiores. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Cómo unir el living con el comedor y la cocina

Living, comedor y cocina comparten un mismo espacio que se abre por completo al deck y al paisaje, y en el que da la nota una exquisita selección de muebles de autor: el sofá gris de West Elm; el sillón con apoyabrazos y las sillas, ambos con diseño de Jean Prouvé, la mesa de comedor y la mesita baja Plywood de los Eames (todo comprado en Design Within Reach).

La lámpara de techo es del diseñador Serge Mouillé y la de pie, es de Ikea. Otro dato para destacar: toda la casa tiene aberturas hechas a medida que se esconden totalmente dentro de los muros, liberando así las visuales.

Una exquisita selección de muebles compone el área social. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Un dormitorio de impronta oriental

El minimalista dormitorio ofrece una cama baja de porte muy oriental sobre los pisos de roble. La secundan unas mesas de luz de línea net (compradas en Crate and Barrel) y unos preciosos apliques de pared de porte nórdico, diseño de Arne Jacobsen.

El bonus track lo dan las aberturas que se esconden por completo en las paredes. Para el baño, piso de basalto, vanitory de roble y azulejos 10 x 10 cm blancos en las paredes. Una mampara fija de cristal protege el box de ducha.

El dormitorio, de porte minimalista. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).
Las modernas aberturas se pueden esconder completas dentro de los muros, liberando las visuales. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).
En el baño, piso de basalto. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

El deck, la estrella de los espacios exteriores

Un deck de PVC circunda por completo la casa. Esta gran pasarela resulta libre en los sectores que dan al jardín y suma una sutil baranda de vidrio en las zonas apenas más altas, a medida que la casa empieza a quedar suspendida.

La decisión de poner baranda de vidrio fue a pedido de los servicios de aprobación de viviendas de la zona y obedeció a un tema ignífugo. De todos modos, logran tal nivel de transparencia hacia el paisaje que el resultado es más que positivo.

El deck circunda por completo la casa, como una gran pasarela. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).
La infaltable ducha exterior, para tomar un baño después de una tarde de surf. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Claves de la arquitectura californiana

La huella de Richard Neutra y la arquitectura californiana de los años ´50 con su tradicional siding, reviven en esta casa de huéspedes, que cuenta con todo lo necesario para que los amigos e invitados de sus dueños pasen una grata estadía.

El color negro mate del exterior le confiere identidad propia y se integra al paisaje con total naturalidad. Todo en interacción con las galerías, el deck y la pileta revestida en venecitas de la vivienda principal que llega casi a sus pies.

Toda la casa está revestida con tablas tipo siding en color negro. (foto gentileza Daniela Mac Adden para estudio Muradas).

Más Semana Deco Para Ti: Video deco: una casa con vista a la laguna, por dentro y hacia afuera

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba