Deco

10 ideas para cocinas chicas, súper rendidoras y con estilo

Cuando se trata de armar y organizar ambientes con poco espacio, cada metro (¡centímetro!) cuadrado vale oro. Compartimos 10 recursos que te pueden ayudar a ganar funcionalidad sin resignar lo que te gusta y el estilo.
Las cocinas blancas son visualmente luminosas.

1. Una cocina con colores y materiales unificados

En espacios chicos, rige el menos es más. Por eso, una de las buenas medidas para hacer que el espacio parezca más amplio o que “no abrume”, es unificar colores y materiales.

Por ejemplo, usando la misma piedra para mesadas y alzadas o jugando con un solo color. El blanco absoluto suele ser la opción más recomendada, pero también vale jugar con la monocromía con cualquier otro color.

En todo caso, vale sumar detalles de madera como motivo de contraste.

Accesorios laterales y materiales uniforme: mesada y alzada en un mismo mármol.
Estantes abiertos, grandes aliados.
La vajilla se luce sobre los estantes abiertos.

2.Una cocina con estantes abiertos

Está claro que a mayor cantidad de alacenas, más espacio de guardado.

Pero si la cocina es chica, ¡bienvenidos son los estantes abiertos! Suman espacio de almacenaje, pero también son un punto focal decorativo.

Además, al ser abiertos, permiten ver en fondo de la pared y no recargan el espacio como las alacenas.

Tener todo a mano y la vista es una salida muy recomendable que, en todo caso, sólo exige una mayor limpieza. Por esto, estudiá bien las paredes para ver dónde podés sumar un estante.

Alacenas hasta el techo.
Ni un centímetro libre: la alacena llega hasta el cielorraso.

3. Una cocina con alacenas hasta el techo

Lo ideal en una cocina pequeña es hacer que las alacenas superiores lleguen hasta el techo, aprovechando cada centímetro.

De lo contrario, estarías desperdiciando espacio, y eso es lo que se trata de evitar con este recurso.

Accesorios para colgar del techo: en cocinas chicas, todo se aprovecha.

4. Una cocina con accesorios hasta el techo

Probá colgar del techo algún soporte que te ayude a guardar y organizar determinados accesorios, como las ollas.

Aprovechá las alturas y, definitivamente, ganarás espacio en la cocina.

También se puede sacar partido el lateral de los muebles, tanto los superiores como los inferiores.

5. Cómo aprovechar el lateral de los muebles de cocina

Como la clave es aprovechar cada centímetro, podés sumar unos estantes o ganchos para colgar utensilios en el exterior del lateral de los muebles de cocina, tanto alacenas como bajomesadas.

Otro hueco que se puede aprovechar es sobre la cocina, en el lugar que ocuparía un extractor o campana.

Islas con ruedas, un must de las cocinas chicas.

6. Islas móviles: el comodín de la organización de la cocina

Una isla con ruedas te permite correrla fácilmente a un lado o ubicarla contra una pared cuando no está en uso.

Su rol central vuelve a la hora de usarla como desayunador, barra o mesa auxiliar de trabajo. Un comodín móvil, 100% útil.

Frentes transparentes para ampliar visualmente el espacio.

7. La importancia de los frentes de muebles con transparencias en la cocina

Materiales ligeros, como el vidrio y el plástico transparente, no recargan el espacio y resultan visualmente más ligeros. Si te gusta cómo queda este tipo de acabado, probá reemplazar algún frente de madera por uno de vidrio o policarbonato.

Madera laqueada: blanco o negro, el brillo ayuda a hacer más luminoso el espacio.

8. El brillo de la laca que ilumina la cocina

Los acabados en blanco brillante reflejan mayor porcentaje de luz, haciendo que la cocina sea más luminosa y visualmente más grande.

Aunque elijas muebles negros, si tienen brillo reflejarán más la luz.

Mesas plegables, que se cierran cuando no están en uso.

9. Mesas plegables: máxima funcionalidad en la cocina

Si tenés alguna pared libre, una mesa plegable puede ser muy útil como mesa auxiliar. Es un recurso cómodo, práctico y flexible, que se puede cerrar y guardar cuando no está en uso.

Amamos las barras.
Cocinas mini pero de concepto abierto: las mejores.

10. Abrir paredes para sumar barras en la cocina

Por último, y ya pensando en una alternativa que incluya construcción, nada más efectivo que derribar paredes o tabiques que separan a la cocina del living para proponer un concepto abierto, usando una barra a modo de separación.

Así se gana visualmente pero también resultan muy funcional como espacio multiuso: guardado, cocción apoyo o simplemente, como mesa.

Fotos: gentileza Pinterest.

Seguí leyendo: https://www.parati.com.ar/los-mejores-accesorios-para-duplicar-el-espacio-en-la-alacena/

Notas relacionadas