11 tratamientos naturales para aliviar las molestias provocadas por las quemaduras del sol en la piel – Para Ti
 

11 tratamientos naturales para aliviar las molestias provocadas por las quemaduras del sol en la piel

Homemade facial masks with natural ingredients, on color wooden background
Si a pesar de haber usado protector solar te bronceaste en exceso, tené en cuenta estos tratamientos caseros que te brindarán alivio inmediato. 
Belleza
Belleza

A veces, hasta usando protector solar la piel se broncea de más. Y después, se siente tirante, arde y, en los peores casos, se ampolla y cae. Para evitar estas consecuencias, el mejor consejo es usar protector solar siempre, antes de exponerse al sol en cualquier ocasión y no sólo antes de ir a la playa o la pileta.

El protector solar de debe reponer cada dos horas o después de mojarse. Ahora bien, si a pesar de haber protegido tu piel, te bronceás de más, podés usar alguno de los siguientes tratamientos naturales que te brindarán alivio inmediato en la zona. Tomá nota.

  1. Refrescá la piel que ha estado expuesta al sol de esta manera: humedecé una tela en agua helada y colocá sobre la quemadura. Repetí a intervalos cada vez que la tela se caliente. Aplicá varias veces al día de 10 a 15 minutos cada vez.
  2. Mezclá una taza de leche descremada en 4 tazas de agua y agregá unos cuantos cubitos de hielo. Aplicá compresas durante 15 a 20 minutos, repitiendo cada 2 a 4 horas.
  3. Humedecé una tela en agua de hammamelis y aplicá seguido para lograr alivio temporal.
  4. Incorporá una taza de vinagre blanco en la bañera con agua fría o fresca y tomá un baño de inmersión.
  5. Espolvoreá abundante bicarbonato de sodio en el agua tibia de la bañera. Sumergite y al salir, no uses toalla, dejá que la solución se seque sola en la piel. Evitá las sales de baño y recurrí a un jabón suave, luego enjuagá muy bien.
  6. Agregá suficiente agua a un poco de maizena de modo que puedas formar una pasta y aplicá directamente sobre las quemaduras de sol.
  7. Rebanadas de pepino, papa cruda o manzana, dan frescura y colaboran para reducir la inflamación. Aplicalas directamente sobre la piel.
  8. Herví hojas de lechuga en agua, colá y dejá enfriar en la heladera. Sumergí copos de algodón y con mucha suavidad aplicá por la piel irritada o exprimilos sobre ella.
  9. Para los párpados quemados o irritados, aplicá saquitos de té remojados en agua fría, para aliviar y desinflamar.
  10. El yogur brinda frescura y alivio a la vez; aplicá en todas las zonas quemadas por el sol.
  11. Consultá al médico si por la quemadura solar sentís escalofríos, tenés fiebre, picazón intensa o manchas púrpuras.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig