Bajo los cielos del mundo: Barcelona, España y el Día de los enamorados o San Valentín catalán – Para Ti
 

Bajo los cielos del mundo: Barcelona, España y el Día de los enamorados o San Valentín catalán

Cada vez que planifico un viaje estoy llena de ilusiones y expectativas sobre lo que voy a encontrar en ese nuevo sendero elegido. No soy viajera de shopping y si hay algo que disfruto de los caminos es interactuar y dejarme sorprender por la gente del lugar, conocer su idiosincrasia, sus costumbres, leyendas, todos esos pequeños detalles que enriquecen y siempre encuentro fuera de lo planificado. Y como las emociones son las que quedan grabadas en nuestra mente, concluyo cada uno de mis viajes mirando al cielo y agradeciendo la oportunidad de haber conocido otro destino que formará parte de una nueva historia Bajo los Cielos del Mundo.
Lifestyle
Lifestyle

Una de las razones por las que siempre me gusta visitar Barcelona es por su clima festivo. Sus coloridas celebraciones callejeras te pueden sorprender por cualquier rincón de la ciudad en el que te encuentres. En esta ocasión pude participar de lo que considero una de sus celebraciones mas bonitas: “El día del libro y de la rosa”, donde se celebra el amor y la literatura, por lo que muchos lo llaman el San Valentín catalán.

El mismo transcurre durante el mes de abril en conmemoración a Sant Jordi y es la fecha señalada para celebrar el amor en Cataluña, donde los enamorados tienen por costumbre regalarse libros y rosas rojas. La tradición ha fortalecido la costumbre de hacer regalos no sólo entre los que están enamorados, sino también entre padres, hijos y amigos.

Una multitud de personas se reúnen para pasear y cumplir con la tradición: ellos regalan una rosa y ellas les dan un libro a cambio.

Lo que convirtió a Sant Jordi en el célebre representante del amor en tierras catalanas, fue una leyenda que tiene mas de dos mil años, escrita dentro del libro la Leyenda Dorada por el fraile Dominico Jacopo da Varazze.

Este auténtico “best seller” medieval, narra la proeza de un caballero que salvó a una princesa de un sanguinario dragón que vivía en la montaña y aterrorizaba a la población con su ira. Para calmarlo, los pobladores de la zona decidieron sacrificar y ofrecer diariamente a uno de sus habitantes que era elegido al azar.

Cuenta la leyenda que cuando una princesa fue elegida para la ofrenda, el caballero Sant Jordi acudió a rescatarla y se enfrentó al dragón, matándolo. De las gotas de sangre que la bestia derramaba en el suelo, brotó un rosal con rosas rojas y el caballero le entregó la flor más hermosa a la princesa. La leyenda de Sant Jordi es tan antigua y tan cautivadora que existen infinidad de versiones. 

Para celebrar el amor, y conmemorar este día, se obsequia una sola rosa y no un ramo, ya que la unidad simboliza la exclusividad de los sentimientos del enamorado hacia su pareja, y el color rojo intenso, representa el amor apasionado.

Los  negocios se engalanan y los barceloneses conservan la costumbre de regalar una rosa a su amada o a sus amigas, compañeras y familiares.

Ese día coincide también con el Día Internacional del Libro, por eso el público aprovecha para conocer las novedades literarias y a sus autores, quienes bien predispuestos interactúan muy amablemente con quienes se les acercan. Es una ocasión única para conversar con grandes escritores, ya que ellos firman sus libros al pie de la calle.

Así, entre flores, dragones y princesas, hace algunos años atrás se logró fundir en una única celebración el amor romántico y el amor por la lectura, por lo que las mujeres regalan a su pareja un libro elegido con mucho esmero.

Es un día en el que los lectores aprovechan para conocer las novedades en libros y también para conversar con sus autores preferidos. 

Ese día el clima nos acompañó para aprovechar esta celebración, por lo que pudimos apreciar en la calle los libros sobre las mesas que parecían tomar un poco de aire fresco lejos de los estantes de las librerías. Se pueden encontrar libros de todos los tipos, siendo también una oportunidad única para que los más pequeñitos que aún no saben leer comiencen a familiarizarse con este maravilloso mundo.

Hasta los mas pequeñitos han recibido su libro.

Las calles se inundan de algarabía y de gente paseando desde muy temprano, que disfruta de las exposiciones y espectáculos que se organizan en toda la ciudad. En esa ocasión nos sumamos a todos los barceloneses, y recorrimos los infinitos puestos callejeros de venta de rosas y de librerías montadas a la intemperie especialmente para la ocasión. El evento se desarrolla principalmente en las Ramblas y el Paseo de Gracia, cómo así también en los lugares más frecuentados de cada barrio. 

El famoso paseo que conduce hasta el Puerto se llena de paradas de libros y de flores desde la primera hora de la mañana.

Finalizando el San Valentín catalán, regresamos a nuestros hogares llevándonos un libro, un montón de recuerdos bonitos y una rosa para regalar a nuestros seres queridos, ya que como dice un proverbio árabe “Las manos que regalan la rosa también quedan perfumadas”.

Todo lugar es valido para la lectura. 


 

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig