Cómo elegir la madera para un proyecto de obra y decoración – Para Ti
 

Cómo elegir la madera para un proyecto de obra y decoración

Las especies de maderas se diferencian por su peso, sus poros, vetas, color y resistencia. Aquí, algunas pautas para saber reconocerlas y todas las recomendaciones para acertar en su elección.
Deco
Deco

Las especies de madera se diferencian por su peso, sus poros, las vetas, el color y tonalidades y su resistencia. Conocer mejor sus características es clave para elegirlas y usarlas apropiadamente en nuestros proyectos.

Madera de lapacho para la mesa con bancos, el revestimiento de la pared y los maceteros. (Pinterest).

Entre las cientos de especies de árboles, sólo un pequeño porcentaje se utiliza para decoración, ya sea en modo de revestimiento o para la fabricación de muebles.

Entre ellas, se diferencian por su peso (lo que determina sus usos) su ductilidad y también su resistencia y vida útil.

La densidad de las maderas se calcula por kg/m3 y varía según esté verde o seca.

Entre las maderas pesadas, las más usadas en decoración son Viraró, Virapitá, Lapacho e Incienso.

Las maderas más duras (en general se extraen de árboles que pierden sus hojas en otoño) suelen tener los poros más cerrados, algo que puede verse en un corte transversal (testa).

El tamaño de esos poros va a determinar el veteado y la textura. Están las de veteado suave (poros más pequeños), como el cerezo y el arce, y las de veteado con líneas vasculares (poros más grandes) como el roble, el fresno o el álamo.

Una delicadeza en madera de haya. (Pinterest).

Las maderas blandas provienen de las coníferas, árboles de hojas perennes: sólo el 25 por ciento se utiliza para carpintería. Todas presentan un veteado delicado (poros pequeños).

Entre las más comunes se encuentran el pino, el abeto y el cedro. También están muy de moda el Kiri, el Paraíso y el clásico Cedro,

Entre las más blandas, se destacan el Pino, el Cedro, Kiri, el Paraíso y la madera de Marupá.

Deck y cumbrera de lapacho, con su tono rojizo (Pinterest).

Es común creer que para exterior van las maderas más duras y en interiores se debe optar por las más blandas. Sin embargo, a la hora de encarar un proyecto en madera, te conviene poner el foco en la protección posterior (con barnices y lacas) y encarar la elección por el tono de la madera y su apariencia.

La madera de Kiri se destaca por su delicado color blanco. (Pinterest).

Tonos, apariencia y aroma de las maderas

Existen distintos colores de maderas. Los tonos de marrón varían considerablemente en cada caso. Entre las más usadas en decoración están:

  • Oscuros Marrones: Lapacho / Incienso.
  • Claros Marrones :Guaya, Pinotea.
  • Oscuros Rojizos: Virapitá / Cancharana, Cedro.
  • Claros de tonos blancos: Kiri, Fresno, Haya.
  • Claros de tonos más amarillos: Guatambú, Grapia, Marupá, Ayús, Pino.
  • Claros de tonos rosados: Lenga.
La haya y el fresno se usan mucho en cuartos infantiles. (Pinterest).

En cuanto a los aromas (algo que salta a la luz cuando se las lija) las más perfumadas son el Lapacho, el Cedro, la Cerejeira, el Guatambú, el Incienso, el Roble o el Olivo.

La importancia del veteado de la madera

El veteado es la característica más conocida de la madera. Y tiene que ver con la fibra de las células de la madera. La densidad del diseño de la veta determinará la dureza de la madera.

Es importante respetar la dirección de la vetas a la hora de lijar. Regla de carpintero: siempre tenés hacerlo en el mismo sentido de la veta. De lo contrario el resultado no será perfecto.

Madera de Teka para esta mesa cuadrada de un comedor exterior. (Estudio Clariá & Clariá, Pinterest).

Claves para un proyecto en madera

1.Elegí la madera que más te guste por color, apariencia o perfume. No hay reglas absolutas en cuanto a cuál es la mejor, aunque sí es importante donde se la obtiene, qué queremos hacer y según todo ello qué es lo que más nos gusta.

2. Es muy importante saber cómo trabajar la madera, entender sus tensiones internas. La forma en que se construye es crucial para que funcione bien y se luzca.

3.Tené en cuenta la protección. La madera siempre va a necesitar protección, ya sea en interior o exterior, para que tenga una vida larga y dure más.

“La madera está presente en nuestras vidas, en mayor o menor medida. Una silla, un mueble heredado, un deck, una galería. Si te preguntás ¿cuánta madera hay en tu vida?, seguramente la respuesta te sorprenda", afirma Cecilia Ferrario, Gerente Regional de América del Sur para Cetol (www.cetol.com.ar).

Lo importante es garantizar su protección para que dure más y elegir la correcta para que nuestro proyecto sea tal cual lo soñamos”

Otro moderno diseño en madera de Kiro. (Pinterest).

Más información: parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig